Principales lesiones en el teletrabajo y cómo prevenirlas

Lejos de ser una medida provisional asociada al confinamiento, el teletrabajo va camino de instaurarse como una de las formas más habituales de desarrollar nuestra labor profesional, bien sea de forma completa o híbrida.

Por este motivo, es importante que no descuides algunos de los aspectos que pueden influir en tu salud. Toma nota de los siguientes consejos y recuerda que más vale prevenir que curar.

post blog bienestar

Protege tus músculos

Si ya de por sí la mayoría de nosotros desempeñamos nuestro trabajo sentados delante del ordenador durante muchas horas, teletrabajar incrementa el riesgo de sufrir las consecuencias del sedentarismo.

Las molestias musculares están a la orden del día, por eso es importante que prestes especial atención a los músculos activándolos a menudo. Los estiramientos son la mejor manera de hacerlo y se consideran una manera muy efectiva de prevenir molestias y lesiones. Las zonas más delicadas que debes proteger son:

  • La espalda:es una de las partes del cuerpo que más sufren si descuidamos nuestra postura. Si no la estiramos como es debido, será más sencillo que nos salgan contracturas o que se nos sobrecargue. Es necesario liberar toda la tensión que se acumula en ella, especialmente en estos días de teletrabajo. Tener una silla ergonómica regulable con el respaldo ligeramente inclinado ayuda a prevenir molestias en la región lumbar.
  • El cuello: es habitual sentirlo agarrotado después de adoptar una mala postura teletrabajando. Por eso conviene estirarlo bien para evitar tortícolis u otras molestias.
  • Los brazos: están en continuo movimiento debido a las actividades diarias que realizamos. Los movimientos repetitivos mientras escribimos en el ordenador contribuyen a concentrar el esfuerzo en ellos por lo que es preciso estirarlos al terminar la tarea. Además, para que los brazos puedan apoyarse correctamente sobre la mesa de trabajo, deben formar un ángulo de 90 grados. Puede parecer una distancia pequeña, pero si trabajas dos centímetros por encima o por debajo de lo correcto estarás forzando más el brazo, por tanto necesitarás ajustar la altura tanto de la silla como de la mesa.
  • Las piernas: son las que más agradecerán los estiramientos. Eso sí, recuerda no forzar demasiado la postura mientras los realices.

.

Combate el estrés

Las técnicas de relajación son una gran herramienta para ayudarnos a mantener a raya el estrés derivado de la situación actual y la incertidumbre que sufrimos en muchos aspectos.

Estas técnicas son un método especialmente recomendado por psicólogos y expertos en salud ya que pueden ayudarte a regular la frecuencia cardíaca y despejar la mente. De esta manera incrementarás la concentración, la productividad y el rendimiento.

  • La meditación: probablemente sea la técnica más normalizada entre la sociedad. Practicarla te ayuda a entrenar aspectos que mejoran la salud y ayudan a alcanzar un estado de tranquilidad. La meditación afecta al cuerpo y a la mente, y potencia los pensamientos positivos, algo muy necesario hoy en día.
  • El masaje: ofrece una relajación profunda, que alivia los síntomas de la ansiedad y el estrés. Cuando una persona está muy estresada, los músculos se suelen tensar con más facilidad. Ese es el principal objetivo del masaje, relajar las zonas más tensionadas para calmar el malestar físico. 
  • La música: escuchar música es un sencillo gesto que te ayudará a alcanzar un estado de relajación. El estilo dependerá de cada uno, pero la clásica y la basada en acordes suaves suele ser la más indicada para aliviar el estrés.

 

Cuida tu boca

Cuando trabajamos desde casa tendemos a relajar ciertos aspectos relacionados con nuestra imagen personal. Sin embargo, hay algunos especialmente relacionados importantes como es el cuidado de la salud bucodental.

Estas son las recomendaciones básicas para mantener una boca a prueba de caries y otras molestias.

  • Cepilla bien los dientes después de las comidas con movimientos circulares, suaves pero firmes. Usa hilo dental para asegurar una limpieza completa y reducir el riesgo de infección y placa bacteriana. No te olvides de la lengua ya que en ella pueden encontrarse bacterias dañinas tanto para las encías como para el esmalte dental.
  • Tras el cepillado realiza un enjuague con un producto específico para combatir gérmenes, placa y gingivitis.
  • Acude con regularidad al dentista a fin de evitar sorpresas desagradables y molestias inesperadas.
  • No te muerdas las uñas: este hábito conlleva un riesgo para tu salud ya que la boca es la vía de acceso más rápido a nuestro organismo para muchas bacterias.
  • No fumes: aumento de placa, mal aliento, dientes amarillos, inflamación de las encías… Estos son algunos de los efectos del tabaco en tu salud bucodental. Plantéatelo en serio, apuesta por tu salud.

 

Presta atención a la vista

El duro ajetreo del día a día supone un reto para todo el cuerpo. Pero sin duda, uno de los órganos más castigados son los ojos. Si eres de los que pasas horas frente al ordenador los habrás notado más secos y cansados. Esto se debe al hecho de que parpadeas menos mientras realizas esta actividad.

La exposición a la luz azul de las pantallas en general durante largos períodos de tiempo y no llevar una adecuada higiene visual son algunos de los factores que ponen en riesgo tu visión. ¿Sabes cómo descansar la vista mientras teletrabajas?

  • Evita trabajar frente a una fuente de luz directa como puede ser una ventana o cristalera. Evita también los reflejos de las luces del techo, ya que tener demasiada luz puede provocar jaquecas y migrañas.
  • Recuerda pestañear con cierta frecuencia para favorecer la lubricación natural de los ojos.
  • Realiza pausas cada cierto tiempo.
  • Sitúa la pantalla del ordenador frente a los ojos y a unos 50 centímetros de ellos, quedando el centro ligeramente por debajo.
  • Revisa también la configuración de la pantalla. Procura que ni el brillo ni el contraste se encuentren en valores muy elevados, porque forzarían a tu vista a trabajar demasiado. Adopta estas medidas en el resto de tusdispositivos electrónicos. Acostúmbrate a utilizar pantallas protectoras en ellos puesto que pueden ser muy perjudiciales para la salud visual.

 

El teletrabajo tiene muchos aspectos positivos que pueden resultar beneficiosos a muchos niveles. Si además, cuidas ciertos puntos relacionados con la salud lograrás aprovecharlo al máximo.

BANNER RETRI


Comparte este artículo