Técnicas para combatir el estrés laboral

Dicen que hoy es el “Blue Monday”, el día más triste del año. Ni caso, la fórmula que así lo establece nació fruto de una campaña publicitaria de una compañía aérea británica para animar a la gente a viajar y sacudirse la tristeza de encima. Así que, tranquilidad. Hoy es un lunes cualquiera y de ti depende que sea diferente y mejor.

Por nuestra parte, vamos a darte algunas técnicas para que, en caso de que el lunes se tuerza y sea un blue Monday de verdad, puedas combatir fácilmente el estrés laboral.

Para trabajar en calma y con las capacidades físicas y mentales a pleno rendimiento, la relajación es una de las soluciones más eficaces contra el estrés laboral.

ténicas para combatir el estrés laboral

¿Cuáles son algunos de los beneficios de practicar técnicas de relajación contra el estrés laboral?

Los ejercicios de relajación son muy recomendables para aportarnos el descanso físico óptimo y permitirnos reducir el estrés, tanto físico como emocional. Las técnicas de relajación te liberan de la ansiedad, regulan el ritmo cardíaco y te conducen a un bienestar total que impactará directamente en ti salud, en tu concentración, en tu productividad y en tu desempeño.

Puedes practicar diferentes técnicas de relajación, tan solo tienes que encontrar la que mejor te va o combinar varias para llegar a un estado de equilibrio óptimo.

La meditación es la técnica de relajación anti estrés por excelencia. Este método tiene la particularidad de actuar igual de bien sobre el plano mental y sobre el plano físico, permitiéndonos dejar a un lado nuestros pensamientos negativos y regular nuestras angustias diarias.

Más allá de un simple ejercicio de relajación, la meditación es casi un arte. Permite evitar enfermedades mentales y cardiovasculares. Actúa también sobre la capacidad para gestionar las emociones negativas y nos ayuda a centrarnos en nosotros mismos para encontrar la fuerza necesaria para combatir las situaciones de estrés laboral.

Igualmente, la sofrología constituye uno de los métodos más eficaces para relajarnos. Esta práctica combina ejercicios de meditación y yoga para reducir la sensación de estrés, de angustia y de tensión para llevarnos a un estado de bienestar mental y físico duradero.

Escuchar música relajante es una gran medida para combatir el estrés laboral. La música nos llena de felicidad y bienestar interior. Tiene beneficios sobre el ritmo cardíaco y el sistema inmunitario porque la música relajante mejora la respiración.

Escuchar música dulce o sonidos reconocidos de la naturaleza, por ejemplo, permite optimizar la eficacia de otras técnicas de relajación.

Si te gustan las manualidades, estás de suerte. Practicar actividades manuales y creativas también contribuye a la lucha contra el estrés laboral. Este tipo de actividades nos permiten dedicar tiempo a nosotros mismos, a hacer algo que nos gusta en la calma más absoluta. La jardinería, la pintura, la cerámica o colorear las famosas mandalas que tan en boga están desde hace un tiempo. Cualquiera de estas actividades te permitirá desconectar y dejar las prisas a un lado durante unas horas.

Sea cual sea la técnica que elijas, o si combinas varias, tomar medidas para combatir el estrés laboral te aportará una mejor salud, más energía y bienestar para acometer los proyectos laborales y realizarlos sin dejarte invadir por inquietudes y pensamientos negativos.

 

 

Fuente: Blog “Bien être au travail”


Comparte este artículo