Up Spain

Reclutamiento interno ¿Qué es y cuáles son sus beneficios?

¿Has oído hablar del reclutamiento interno? Actualmente esta forma de reclutar talentos es muy utilizada por los departamentos de recursos humanos de las empresas por las grandes ventajas que tiene frente al reclutamiento externo. 

A lo largo del artículo te explicamos exactamente en qué consiste, cuáles son las diferencias más destacadas entre el reclutamiento interno y externo, los beneficios y hacemos especial hincapié en las fuentes de este tipo de reclutamiento.

¡No te lo pierdas!

Relacionados:

Inbound Recruiting: ¿Qué es y cómo implementarlo?

¿Qué es el reclutamiento interno y cómo funciona?

El reclutamiento interno es un proceso de selección de trabajadores que, como su propio nombre indica, se lleva a cabo de forma interna en la empresa, es decir: es un tipo de reclutamiento que toma como aspirantes al nuevo puesto de trabajo a empleados de la empresa, reubicando a dichos talentos, promoviendo un ascenso o bien ofreciendo un movimiento horizontal. 

Los movimientos verticales se dan en las empresas cuando los trabajadores ocupan un puesto superior, mientras que los movimientos horizontales se dan cuando los trabajadores son trascendidos. 

Diferencias entre el reclutamiento interno y externo

El reclutamiento externo puede ser más costoso en términos de tiempo y dinero frente al reclutamiento interno. Este es el motivo por el que muchas empresas prefieren usar el reclutamiento interno como respuesta a sus necesidades de personal. El proceso es más rápido, reduce los costes externos y los mandos ya están familiarizados con los empleados, haciendo más fácil la tarea de encontrar la persona que mejor se ajusta a cada vacante.

Asimismo, el reclutamiento interno también es una excelente herramienta de reconocimiento, ayudando a los empleados a sentirse apreciados por su esfuerzo y desempeño.

Beneficios del reclutamiento interno

A continuación, detallamos los principales beneficios del reclutamiento de personal interno:

Reduce costes: la reducción de los costes es uno de los principales beneficios. Al buscar  trabajadores dentro de la propia empresa hay un ahorro económico importante en contratación de empresas de outsourcing, en la publicación de anuncios, etcétera.

Reduce tiempos de reclutamiento: también reduce considerablemente los tiempos de reclutamiento empezando, por ejemplo,  por reducir los tiempos en pruebas de evaluación. Esto se debe a que los trabajadores ya son conocidos para la empresa y no necesitan realizar pruebas evaluación para conocer sus aptitudes y destrezas. 

Es una herramienta de reconocimiento: es una forma de reconocer el trabajo de los empleados que ya se encuentran en la empresa. Utilizando el reclutamiento interno puedes retener talentos otorgando un reconocimiento a aquellos trabajadores que se lo merece, dándoles la oportunidad de ocupar un rol de más jerarquía en la empresa. 

La empresa ya conoce tanto las fortalezas como las debilidades de los candidatos: es otra de las grandes ventajas de este tipo de reclutamiento y es que, la empresa ya es conocedora de todas las habilidades y debilidades del trabajador.

 

Desventajas del reclutar internamente

– El número de potenciales candidatos es limitado

– El talento fresco tiene ideas frescas que podrías estar perdiéndote en un proceso de reclutamiento interno

– Los conflictos entre empleados pueden crecer por celos o desavenencias

– El hecho de promocionar a un empleado deja una vacante libre en su antiguo puesto, necesitarás hacer un proceso de reclutamiento externo para este puesto, costándote tanto como si hubieras hecho el proceso de forma externa desde el principio

 

Principales fuentes de reclutamiento interno

A continuación, detallamos cuáles son las principales fuentes de reclutamiento interno:

  • Base de talento: esta fuente de reclutamiento interno consiste en escoger a un trabajador de entre todos los que previamente demostraron interés en trabajar en la compañía y en el puesto de trabajo. ¿Cómo escoger? Aplicando los filtros correspondientes a esa lista de candidatos.
  • Programa de referidos: es la fuente basada en la comunicación directa con los empleados que actualmente trabajan en la empresa. Se trata de comunicar a los trabajadores que se busca  a uno de los trabajadores para cubrir un determinado puesto de trabajo. Una buena forma de comunicar esta información es, por ejemplo, en las redes sociales de la empresa.
  • Los enlaces sindicales: los enlaces sindicales son, sin duda, otro de los medios de reclutamiento más conocido. Y es que, estas fuentes puede transmitir las ofertas de trabajo y, además, crear un gran vínculo con los empleados.
  • La recontratación: la recontratación es otro de los tipos de reclutamiento interno. En determinadas ocasiones, las empresas prescinden de algunos trabajadores porque ya no los necesitan. No obstante, si se crean nuevos puestos de trabajo puede darse el caso de que la compañía requiera otra vez empleados y vuelva a contratar a esos porque ya conoce las aptitudes y habilidades.
  • Los becarios: los becarios son otra opción de contratación. Crecen en la compañía y ésta ya conoce su eficiencia, habilidades y aptitudes. Muchas empresas tan solo contratan a algunos de los becarios que pasan por ella. 

¿Cómo se realiza el proceso de reclutamiento interno?

Si has optado por el reclutamiento interno porque piensas que es la mejor opción para tu empresa, el siguiente paso es decidir cuáles son las opciones entre tus empleados y elegir el método o las técnicas de reclutamiento interno a seguir para cubrir la vacante. Los métodos de reclutamiento interno incluyen las siguientes prácticas:

–  Anuncios internos: anuncios internos en la empresa, por ejemplo, anuncios en tablones, en la intranet de la empresa, etcétera.

Promoción de un perfil junior hacia un rol superior: promocionar el perfil de los trabajadores más junior para que sean estos los que puedan acceder a los puestos de trabajo superiores jerárquicamente.  

Contratar a personas de departamentos diferentes para desempeñar tareas que encajen con su perfil en otro departamento: otro de los métodos es la contratación de candidatos internos que, actualmente, trabajan en un departamento diferente pero que sí encajan con el perfil.

El reclutamiento interno destaca por las grandes ventajas que aporta a la empresa, no obstante, es necesario que tengas en cuenta que el número de potenciales candidatos es limitado y que el talento fresco tienen ideas frescas y en determinadas ocasiones podrías estar perdiéndote por el camino talentos nuevos con nuevas ideas.

Además, el hecho de promocionar a un empleado deja una vacante libre en su antiguo puesto de trabajo, por ello será necesario que realices un proceso de reclutamiento externo para cubrir dicho puesto.

Todo esto nos hace ver que la mejor opción para una empresa siempre es combinar ambos tipos de reclutamiento, el interno y el externo.

{{cta(’36ed22a5-5445-4bfe-bb09-8e5e05ff0478′)}}

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online