Inteligencia artificial

El papel de la inteligencia artificial en la gestión de beneficios sociales

Teniendo en cuenta las características del mundo laboral actual, la innovación en una empresa resulta clave para mejorar la productividad y mantener a los empleados satisfechos. Así, una de las áreas en las que la inteligencia artificial (IA) se está aplicando con más frecuencia es la gestión de beneficios sociales. La IA está transformando la manera en que las empresas administran y ofrecen estos beneficios, optimizando los procesos y mejorando la experiencia de los trabajadores.

Chatbots de atención al cliente

Los chatbots de atención al cliente impulsados por IA han revolucionado la forma en que las empresas interactúan con sus empleados en lo que respecta a los beneficios sociales. Estos componentes, accesibles a través de aplicaciones de mensajería o plataformas internas, brindan respuestas rápidas y precisas a las consultas y solicitudes de los empleados.

Imagina que tienes una pregunta sobre el plan de beneficios de tu empresa. En lugar de tener que buscar información o esperar largas respuestas por correo electrónico, puedes, simplemente, enviar un mensaje a un chatbot impulsado por IA. La solución te responderá de inmediato y te proporcionará detalles sobre los diferentes beneficios, los requisitos de elegibilidad y cualquier documentación necesaria para solicitarlos. Esta interacción rápida y eficiente ahorra tiempo tanto a los empleados como a los departamentos de Recursos Humanos, incrementando la productividad en una empresa.

Seguimiento personalizado

Además de brindar respuestas rápidas y precisas, los chatbots pueden realizar seguimientos personalizados a los empleados. Por ejemplo, después de una interacción inicial, el chatbot puede recordar y hacer un seguimiento de las consultas anteriores y ofrecer información adicional o actualizaciones relevantes. Esto crea una experiencia más fluida y personalizada, ya que no tienen que repetir la misma información cada vez que se comunican con la organización.

Aprendizaje continuo

Otra ventaja de los chatbots de atención al cliente con IA es su capacidad para aprender y mejorar con el tiempo. A medida que interactúan con los empleados, pueden recopilar datos sobre las preguntas más frecuentes, los problemas recurrentes y sus preferencias. Esta información se utiliza para mejorar las respuestas y proporcionar soluciones más efectivas en el futuro.

Autogestión

Permiten acceder a información y realizar acciones sin necesidad de intervención humana. Sin ir más lejos, pueden ayudar a los trabajadores a solicitar cambios en sus beneficios, realizar seguimientos de reclamaciones o acceder a formularios y recursos relevantes. Esto agiliza los procesos y brinda a los empleados más autonomía y control sobre sus beneficios.

Asistentes virtuales para la elección de beneficios

Por otro lado, los asistentes virtuales, también conocidos como “consejeros de beneficios”, ayudan a los empleados a seleccionar los beneficios más adecuados para sus necesidades individuales.

Míralo de este modo: piensa que ha llegado el momento de elegir tus beneficios anuales, pero no estás seguro de cuáles son los más oportunos para ti y tu situación personal. Es entonces cuando un asistente virtual puede marcar la diferencia. A través de una serie de preguntas interactivas, el asistente recopilará información sobre tus necesidades y preferencias y luego generará recomendaciones personalizadas.

Estas recomendaciones se generan con el soporte de algoritmos de IA que analizan datos significativos, como tus circunstancias familiares, historial médico y preferencias de estilo de vida. Al utilizar esta tecnología, los integrantes de la plantilla pueden tomar decisiones más informadas y maximizar el valor de los beneficios que se les ofrecen.

Asimismo, los asistentes virtuales pueden proporcionar información detallada sobre cada beneficio, incluyendo cobertura, costes y opciones adicionales. Y pueden simular diferentes escenarios para ayudarte a comprender cómo podrían afectar tus elecciones a corto y largo plazo. Por ejemplo, podrían mostrarte cómo sería tu presupuesto mensual si optaras por un plan de salud con una mayor parte deducible o se acumularían tus ahorros si participases en un plan de jubilación.

Al automatizar el proceso de selección de beneficios, se reducen los errores y las consultas repetitivas, permitiendo a los equipos de Recursos Humanos enfocarse en tareas estratégicas y de mayor valor.

Análisis de datos para identificar tendencias y necesidades

El análisis de datos soportado por IA es otra herramienta poderosa. La IA puede procesar grandes volúmenes de datos rápidamente e identificar patrones y tendencias que pueden pasar desapercibidos para los humanos.

Mediante algoritmos, las empresas pueden analizar datos demográficos, comportamientos de uso de beneficios, tasas de participación y satisfacción de los empleados. De esta forma, tienen la capacidad de identificar áreas de mejora en la oferta de beneficios y adaptarlos según las necesidades cambiantes de los trabajadores. Por ejemplo, si se observa que hay una baja participación en un determinado beneficio, se pueden realizar ajustes o implementar estrategias de comunicación más efectivas para aumentar la conciencia y la participación.

El análisis de datos también puede ser utilizado para monitorizar y medir la efectividad del plan de beneficios sociales a lo largo del tiempo.

Capacidad predictiva

En otro orden de cosas, el análisis de datos con IA ayuda a predecir las necesidades futuras de los empleados en cuanto a beneficios sociales se refiere. Un posible escenario es el siguiente: tras analizar las tendencias de salud y bienestar, se puede anticipar la demanda de programas de bienestar, como actividades físicas o asesoramiento nutricional. Esto permite a las organizaciones adelantarse a sus necesidades y adaptar, en consecuencia, su plan de beneficios.

Optimización de costes

Además, el análisis de datos impulsado por IA puede contribuir a optimizar los costes asociados a los beneficios sociales. Al evaluar la eficacia y el impacto de cada beneficio, las empresas pueden identificar aquellos que generan un mayor retorno de inversión y aquellos que podrían requerir ajustes o eliminación.

Resumiendo, la inteligencia artificial está demostrando una aplicabilidad sobresaliente en la optimización de la gestión de compensaciones y beneficios sociales. Los chatbots de atención al cliente, los asistentes virtuales y el análisis de datos son solo algunas de las soluciones basadas en IA que están mejorando la experiencia de los empleados y aumentando la eficiencia en la administración de beneficios. Al aprovechar estas tecnologías, las empresas pueden ofrecer sugerencias más personalizadas, mejorar la comunicación y maximizar el valor de los programas de beneficios.

Puede que también te interese...