Up Spain
gamificación para alcanzar objetivos laborales

Sistemas de gamificación para cumplir objetivos laborales

Una fuerza laboral feliz y satisfecha impacta significativamente en los ingresos comerciales. Pues bien, una forma creativa de cumplir los objetivos laborales es mejorar la moral de los empleados mediante la introducción de alguna forma de gamificación en la empresa. Se trata de encontrar formas dinámicas de entusiasmar y motivar a tus empleados a que aprovechen al máximo sus habilidades laborales, lo que puede aumentar su productividad.

¿Qué es la gamificación?

La gamificación, dentro del ámbito empresarial, es un conjunto de iniciativas que transforman los procesos de trabajo en actividades divertidas mediante la introducción de elementos propios de los juegos. Esta perspectiva puede aplicarse tanto a nivel interno como externo.

La mecánica del juego ayuda a generar datos reveladores de las interacciones de los participantes que se pueden utilizar de manera efectiva durante las campañas comerciales o en el planteamiento de objetivos de rendimiento. La introducción de sistemas de recompensas, la promoción de competiciones saludables, el mantenimiento de tablas de clasificación y la organización de actividades lúdicas son algunas iniciativas recurrentes.

¿Cómo puedes aplicar la gamificación en tu empresa?

La gamificación de los empleados se ha convertido en tendencia en el sector empresarial. Sin embargo, para lograr el éxito, debes tener en cuenta algunos puntos básicos.

Plantea mecánicas de juego con un propósito

No implementes la gamificación solo para subirte al tren. Siempre debes tener un propósito en mente. Por ejemplo, si deseas mejorar el rendimiento de tu equipo, pon en marcha una dinámica por puntos que recompense al equipo de ventas con la mayor cantidad de ventas del día. Aprovecha la naturaleza competitiva de los vendedores alimentando su ambición mediante recompensas para ellos.

Identifica los objetivos de negocio

Procura convertir la gamificación en una solución a un problema corporativo. Cuando identifiques una oportunidad de aprovechar la gamificación, lo siguiente que has de hacer es una declaración de objetivos comerciales claramente definidos y un análisis crítico de la dinámica como solución.

Ten objetivos e hitos establecidos y claros para tu negocio y mida el potencial de la gamificación y los resultados de cada actividad.

Planifica continuamente

Finalmente, revisa con frecuencia tus objetivos y planes de acción para asegurarte de que estás en el camino correcto.

Puede que tu plan de gamificación esté funcionando, pero lo que funciona ahora puede no funcionar dentro de un mes. Procura que tu equipo esté comprometido y que la estrategia que implementaste siga funcionando y no dudes en hacer las adaptaciones necesarias.

¿En qué beneficia su implementación en el rendimiento de tu empresa?

Vamos a ver cómo los sistemas de gamificación permiten que tu plantilla cumpla sus objetivos laborales de forma dinámica y eficiente.

Optimización de procesos

Establecer tablas de clasificación dentro del programa ayudará a resaltar las fortalezas y debilidades de los empleados y de la empresa en su conjunto. Así, la gamificación les brinda una retroalimentación inmediata y la oportunidad de trabajar en sus debilidades y en las de nivel organizativo. De este modo, no solo se logra una mejora de las habilidades laborales individuales, sino que permite optimizar los procesos de la organización.

Si tus empleados detectan oportunidades de mejora en las actividades que realizan, ellos mismos se ocuparán de promover cambios que les ayuden a ser más productivos.

Incremento de las ventas

Al emplear la gamificación en el lugar de trabajo, la necesidad humana natural de competir se pone en marcha. A la gente le encanta competir, sea en lo que sea.

La gamificación necesita un plan o narrativa para que los empleados la sigan. De esta forma, cada competidor tendrá obstáculos que superar y una tabla de clasificación a la que mirar para ver quién está por delante. Cada empleado tiene un papel que desempeñar en la narrativa y una o varias ventajas competitivas de las que se sirve, como una gran motivación. Como resultado de esta sana competencia, las ventas se incrementan y sirven de métrica clasificatoria.

La gamificación incrementa el compromiso

El compromiso, en ocasiones, surge como resultado de una mayor competitividad o de la posibilidad de acceder a incentivos. Si hay un reto al que enfrentarse, un oponente al que batir o una recompensa que disfrutar, resulta más motivador acudir al lugar de trabajo.

Mejora el aprendizaje

Al igual que cuando se emplea en el aula, la gamificación permite un mejor ambiente de aprendizaje y una forma de aumentar el conocimiento de un proyecto específico. A través de un programa de juegos, se puede dirigir la narrativa para favorecer que los trabajadores aprendan más sobre la iniciativa en la que participan.

¿Qué sistemas de gamificación pueden ser útiles?

Existen muchas formas de gamificación que permiten que tu plantilla cumpla sus objetivos laborales de forma dinámica y eficiente.

Tablas de clasificación

Antes de implementar una tabla de clasificación, decide cómo tus empleados ganarán puntos. ¿Los obtendrán con cada venta o en función de otro criterio, como el aprendizaje?

Sea como sea el objetivo debe ser alcanzable. De lo contrario, tendrás trabajadores frustrados.

  • Haz que la puntuación más alta sea un objetivo alcanzable.
  • Muéstrales la tabla de clasificación antes de que jueguen.
  • Organiza competiciones amistosas.

Retroalimentación instantánea

Los juegos son divertidos porque, generalmente, entendemos si estamos ganando o no. Podemos visualizar a través de algún medio nuestro progreso hacia una meta medible. Y sabemos exactamente cuál es ese objetivo.

  • Plantea a los jugadores un objetivo claro.
  • Incluye una barra de progreso si es posible.
  • Muéstrales los puntos que ganan o pierden.

Hitos

En las empresas se tiende a centrarse en el panorama general. Los juegos hacen lo contrario: recompensan los pequeños logros.

Aunque tus objetivos sean pequeños, divídelos en pequeños hitos. Luego, recompensa a tus empleados por cada uno. Pronto, los pequeños pasos se traducirán en grandes logros.

  • Crea un plan para que vean el panorama general.
  • Elige recompensas significativas para ellos.
  • Sigue el progreso de los jugadores.

En definitiva, la gamificación promueve el cumplimiento de los objetivos laborales dentro de un entorno más lúdico y competitivo. Esta clase de incentivos laborales es, hoy en día, una vía más para incrementar la motivación en las empresas.

En UP Spain incorporamos disponemos de plataformas internas para empresas que integran sistemas de gamificación, como Up Work&Roll o Up Sports. Descubre lo que podemos hacer para mejorar la productividad en tu empresa.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online