Retribución flexible: ¿Qué es y qué ventajas tiene?

Cada día vemos cómo más compañías utilizan las retribuciones flexibles como herramienta para contentar y motivar a sus trabajadores. Y es que, es indudable que los planes de retribuciones flexibles son capaces de mejorar la calidad de vida de los empleados, y que esa calidad de vida repercute directamente en la productividad y en la disminución del absentismo laboral. 

Relacionados:

Realizar una buena selección de servicios y productos para incluir en un plan de retribución flexible es importante para incentivar y mejorar la vida de los trabajadores, y aumentar su poder adquisitivo. Por ello, es relevante que conozcas las ventajas, los tipos, cómo ofrecer un plan de retribución flexible y la legislación vigente, entre otras cosas.

¡Sigue leyendo y descubre todos los detalles sobre este tipo de remuneración, capaz de revolucionar el estado de ánimo de los trabajadores de cualquier empresa!

¿Qué es la retribución flexible o en especie?

La retribución flexible, también conocida como retribución en especie, es una opción salarial que permite que parte de la nómina se pague en especies o en productos. Dicho de otro modo, es la oferta de un producto o de un servicio a los trabajadores de una empresa, normalmente, por un coste inferior al precio de mercado, y que sustituye parte del sueldo monetario.

Con la retribución flexible se obtienen importantes reducciones fiscales, por lo que el trabajador ve cómo su sueldo se incrementa sin que ello le suponga un coste a la empresa.

Antes de explicarte los tipos y las ventajas de estas retribuciones es importante que conozcas la diferencia entre beneficio social y retribución flexible.

Mientras que los beneficios sociales son servicios que se ofrecen a los empleados a parte del sueldo, las retribuciones flexibles dan la oportunidad a cada empleado de decidir qué parte quieren recibir como sueldo monetario y qué parte quieren recibir en especies. 

A pesar de que son conceptos diferentes, ambas remuneraciones tienen más o menos las mismas ventajas.

Ventajas que ofrece la retribución flexible

A continuación, detallamos las principales ventajas de la retribución flexible:

1. Favorecen la conciliación laboral:  la retribución flexible ayuda a los empleados a gestionar su tiempo, contribuyendo así a mejorar la conciliación entre el trabajo y la familia.

2. Retienen talentos: la retribución flexible ayuda a formar plantillas más satisfechas, reteniendo los talentos y atrayendo a nuevos empleados. Esto se debe a que esta retribución facilita la vida de los trabajadores, aportandoles mayor tranquilidad y felicidad.

3. Mejoran la imagen de la empresa: la retribución en especies mejora la imagen de la empresa, y ayuda a que esta se diferencia de su competencia.

4. Gozan de ventajas fiscales:  las retribuciones en especies están libres de cargas fiscales lo que supone un considerable ahorro para los empleados y les ayuda a aumentar su poder adquisitivo.

Tipos de retribución flexible y ejemplos

En este apartado detallamos algunos ejemplos de retribución flexible. 

Tickets para comida:

Mejoran la calidad de vida del trabajador haciendo que este no tenga que cocinar en su casa. Además, estos cheques restaurante están exentos de retención de IRPF.  La empresa puede ofrecer tickets con dinero, o descuento en algunos restaurantes o comedores. 

Seguro médico para trabajadores:

Puede ofrecerse un seguro médico para los trabajadores y sus cónyuges o hijos como parte del salario. Los empleados no tendrán que tributar por dicho seguro, ahorrándose así dinero mensualmente. 

Guardería:

Los cheques guardería son una buena retribución flexible para todos los empleados con hijos. No solo mejora la conciliación laboral, también la productividad y reduce el absentismo laboral. Además, se puede deducir del Impuesto de Sociedades.

Gimnasio:

Para mejorar el estado físico y mental de los trabajadores muchas empresas ofrecen abonar la cuota de los gimnasios. La parte de la cuota puede deducirse del Impuesto de Sociedades. Además, es un tipo de retribución flexible perfecta para reducir el absentismo laboral, ya que, tal y como hemos mencionado, mejor la salud mental y física de los empleados, evitando bajas por enfermedad, estrés laboral, etcétera. 

Transporte:

La oferta de cheques de transporte es muy frecuente en las empresas que optan por las retribuciones flexibles. Esto se debe a que el transporte es uno de los mayores gastos que soportan los empleados. 

Cómo ofrecer un plan de retribución flexible para empleados

Ofrecer un plan de retribución flexible requiere de un análisis previo y de mucha comunicación, con el objetivo de que los servicios y productos que se oferten a los empleados sean beneficiosos para ellos y se utilicen adecuadamente. Para ello, sigue estas pautas:

1. Analizar

Analiza el tipo de trabajadores que tienes en tu empresa y todas las opciones de retribuciones en especies que puedes ofrecer. Así sabrás cuáles son las más indicadas para tus empleados. 

2. Planificar

Planifica cómo vas a comunicarlo, cómo vas a resolver las dudas que los empleados tengan, y cómo sacar el máximo beneficios a todas esas retribuciones.

3. Comunicar 

El tercer paso es comunicar todo lo que has planificado previamente. Comunicar el plan de retribución flexible de manera adecuada a los trabajadores es esencial para que estos conozcan todas las ventajas que tienen los servicios que ofertas, y cómo los empleados pueden beneficiarse de ellas.

4. Implementar

La implementación es el último paso. Para ello, hay que sentarse con cada uno de los trabajadores, ver qué servicios o productos le interesan y que parte de su salario se puede destinar a ellos. 

Legislación sobre retribución flexible o en especie

Ley sobre la retribución flexible en España es favorable para trabajadores y empresarios. 

Actualmente esta normativa se recoge en dos leyes:

  1. “Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio”, donde se recoge que las rentas en especie consisten en “la utilización de bienes, derechos o servicios de forma gratuita o a un precio inferior al que se da en el mercado”, entre otras cosas.

  2. Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y se modifica el Reglamento de Planes y Fondos de Pensiones, aprobado por Real Decreto 304/2004, de 20 de febrero”, normativa que explica que establece que los empleados solo pueden recibir un 30 % de su salario en especies y que ello no puede influir en otros beneficios que dicho trabajador reciba.

Para más información sobre los salarios en especie y retribuciones flexibles contacta con UP Spain.

Contáctanos!


Comparte este artículo