Up Spain

No hacer nada para mejorar tu productividad

Sí, sí, como lees. No hacer nada. ¿Cómo puede ser que no hacer nada mejore la productividad? Normalmente, no consideramos “hacer nada” como una actividad pero lo cierto es que estudios demuestran que tomarte tu tiempo para no hacer nada y soñar despierto puede incrementar tu productividad hasta 10 veces. Ahí es nada.

Parece que todos estamos obsesionados por optimizar al máximo el tiempo de descanso y convertirlo en productividad. Por ejemplo, seguro que más de una vez has estado trabajando o haciendo llamadas de trabajo en tus trayectos a la oficina. Pero, ¿cuántas veces buscamos queriendo un tiempo vacío? ¿Cuántas veces consideramos no hacer nada como un camino hacia la mejora de nuestra productividad?

cómo mejorar la productividad

Rara vez incluimos “no hacer nada” en las listas de hábitos que nos conducirán al éxito. Pensamos que dormir 3-4 horas, chequear los e-mails en el ascensor o buscar un restaurante con el WiFi más rápido para estar constantemente conectados nos hace más productivos.

La productividad se mide por resultados tangibles. Cuanto más optimicemos nuestro tiempo, más cosas conseguiremos hacer. Pero, ¿qué pasa si en el intento de ser más productivos lo que provocamos es una saturación excesiva de nuestro cerebro consiguiendo el efecto contrario?

Según acumulamos más y más tareas en nuestro día, nuestra habilidad para ejecutar estas tareas de manera eficiente decae. Nos estamos perdiendo un preciado elemento clave para potenciar nuestro cerebro: el silencio.

La exposición a un silencio prolongado puede ayudar a nuestro cerebro a producir nuevas células en el hipocampo, la región del cerebro relacionada con la memoria. Imagina lo que el silencio podría hacer por tu creatividad y tu capacidad para concebir nuevas ideas.

La gestión del tiempo y la eficiencia son esenciales para el éxito. Pero también necesitamos incorporar otras herramientas para empujar nuestra productividad y nuestra creatividad. Por eso, el tiempo de descanso es esencial para los procesos mentales. Cuando estamos descansando, nuestros cerebros no hacen nada sino estar ociosos. Permitir que nuestra mente deambule, sin ningún pensamiento en concreto, nos ayudará a mejorar nuestra salud mental y nuestras capacidades cognitivas.

El tiempo de descanso y disfrutar del silencio más absoluto no son herramientas en contra de tu productividad. Muy al contrario, son dos fórmulas clave para potenciar tu productividad, creatividad y mejorar tu memoria.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online