Up Spain

Descubre 5 alimentos japoneses que debemos incluir en nuestra dieta

Cada gastronomía tiene sus particularidades, sus gustos y sus recetas. Y, sobre todo, cada gastronomía tiene unos ingredientes clave que hace que no se parezca a ninguna otra. La cocina japonesa, tan de moda últimamente, es un excelente ejemplo y la famosa dieta “Okinawa” es considerada como una de las mejores del mundo. Esta excelente fama se debe a algunos de los alimentos que los japoneses consumen con frecuencia y que, nosotros, deberíamos introducir desde hoy en nuestra dieta ya que son muy beneficiosos para la salud.

alimentación-saludable

¿Cuáles son?

Arroz. El arroz es la base de la alimentación en Japón y los japoneses lo comen cada día. En España, el cereal más consumido es el trigo, característico de la dieta mediterránea. Sin embargo, uno de los inconvenientes del trigo es que contiene gluten. Además de las intolerancias y las alergias que el gluten puede producir, numerosas investigaciones están de acuerdo en que el gluten acelera el envejecimiento cutáneo. Reducir su consumo ayudaría a que la piel se regenere más rápidamente y mejor.

En Japón, el trigo es prácticamente inexistente. Generalmente, el trigo y todos los alimentos derivados como el pan o las galletas, tienen un espacio más bien reducido en sus menús. El arroz, que no contiene gluten, se digiere más fácilmente.  Es recomendable consumir arroz integral.

El té verde. El té es la bebida más popular de Asia y, por lo tanto, de Japón. Su consumo juega un papel importante en la longevidad de sus habitantes. Conocida como la “bebida de la inmortalidad”, contiene flavonoides antioxidantes. Protege el corazón, ayuda a prevenir accidentes vasculares en el cerebro, así como algunos tipos de cáncer como el de piel o pulmón. Además, ayuda a perder peso y mantener la línea. El té es un buen sustituto para el café pero, ojo, contiene teína y puede provocar efectos poco deseados como irritabilidad, nerviosismo o insomnio.

La soja. Cuando hablamos de cocina japonesa, pensamos irremediablemente en la soja. Esta planta de la familia de las leguminosas es omnipresente en las recetas japonesas en formas de lo más variadas. Podemos consumir la soja en ensalada, en salsa, en leche, en grano, etc. La soja contiene proteínas que pueden reemplazar las de la carne en las dietas vegetarianas. No tiene colesterol y aporta grasas saludables. Previene enfermedades cardíacas, lucha contra el envejecimiento cutáneo y ayuda a combatir los efectos negativos de la menopausia.

Las algas. En Japón hay una gran variedad de algas. En los supermercados podemos encontrar estanterías enteras dedicadas a las algas. La más conocida, sin duda, es la nori. El alga nori es utilizada en forma de hojas secas para hacer los makis. Las algas son ricas en proteínas y vitaminas (principalmente del grupo B). Asimismo, son ricas en minerales. Según estudios, algunas variedades de alga son buenas para combatir el cáncer. Gracias a sus antioxidantes, también son recomendables para prevenir enfermedades cardiovasculares.

El jengibre. Un clásico en la cocina japonesa. Sus beneficios se vinculan, principalmente, al aparato digestivo. Acelera la digestión, reduce las náuseas y favorece la circulación.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online