¿Por qué invertir en Employer Branding?

Actualmente, el reclutamiento se ha convertido en una verdadera carrera por atraer y retener al talento. Cada empresa despliega sus mejores argumentos para atraer a los mejores candidatos e incluso asistimos a la pujanza del término inbound recruiting, la estrategia de atracción de clientes del marketing aplicada a la selección de personal.

Relacionados:

El Employer Branding se ha convertido en una verdadera palanca para reclutar personal, al nivel del salario, las posibilidades de desarrollo o la visión de la empresa. Así, parece que invertir en Employer Branding es una de las decisiones más acertadas que puede tomar tu compañía.

¿Por qué querría alguien trabajar para tu empresa? Eso es el Employer Brand, la imagen de marca de tu empresa de cara a un público muy concreto: tus trabajadores, los actuales y los que estás buscando.

¿Qué pensamiento viene a la cabeza de un trabajador cuando escucha el nombre de tu empresa? La mayoría de empresas invierten muchísimos recursos en construir una buena marca de cara a su mercado, a sus clientes, pero se olvidan de poner el foco en hacer marca de cara a sus propios empleados. Pero se equivocan, cuidando a tus empleados conseguirás que trabajen mejor y más contentos, lo que repercutirá directamente en el trato hacia tus clientes y, por lo tanto, en su fidelización. Una buena forma de cuidarles es tener el cuenta los beneficios sociales de los trabajadores, algo con lo que Up Spain te puede ayudar.

invertir-employer-branding

A continuación te vamos a dar varios motivos por los que invertir en Employer Branding:

1. Reducir el coste de contratación y atraer los mejores talentos:

Cuando hablamos de Employer Branding, hablamos de reducir el coste de contratación incluso hasta el 50%. ¿Por qué? Porque la mitad del trabajo ya está hecho. Es decir, cuando una empresa tiene una buena marca, un buen Employer Branding, consigue atraer a los trabajadores que mejor se ajustan a la cultura de la compañía. Los trabajadores del sector ya conocen su visión, sus posibilidades de desarrollo, su manera de trabajar, etc. Cuando los candidatos lleguen a tu compañía, llegarán sabiendo quién es y que quieren trabajar ahí. Gracias al Employer Branding  tus procesos de selección no serán interminables y además atraerán a los mejores candidatos para tu sector.

2. Reducir la rotación:

Cuando los candidatos pasan a ser trabajadores de tu compañía, el Employer Branding actúa como una herramienta de retención. Efectivamente, cuando un trabajador se siente bien en su trabajo y en su entorno laboral, se siente mucho menos tentado de abandonar su empresa para conocer nuevas oportunidades. Una empresa que invierte en Employer Branding cuenta con una tasa de renovación personal un 28% más baja que aquellas que no lo hacen. En cambio una empresa en la que sus empleados permanecen poco tiempo transmite una imagen negativa hacia su talento potencial.

3. Convertir a tus trabajadores en embajadores de tu marca:

Los empleados de tu compañía pueden convertirse en tus mejores embajadores. Si ellos están contentos, prescribirán siempre tus productos o servicios, los consumirán y hablarán a todos sus conocidos sobre las virtudes de trabajar en esa empresa, ayudándote incluso a descubrir nuevo talento.

Un entorno laboral mediado por una comunicación continua y con proyectos de integración ayudará a que el talento se sienta cómodo. Además, este tipo de medidas favorece la diversidad de las plantillas, un factor clave a la hora de desarrollar el potencial de una empresa.

4. Consecuencias de una mala estrategia de employer branding

El hecho de no tener una estrategia de employer branding clara o que no sea eficaz contribuye negativamente a los resultados de una empresa. Las pérdidas pueden ser grandes a causa de una alta tasa de rotación, que multiplica los costes de los procesos de selección, gestión de altas y de bajas, etc. Además, dificulta la tarea de encontrar el talento más adecuado, lo que afecta en la calidad de los procesos productivos.

Las consecuencias van más allá del plano económico. Un mal plan de employer branding puede influir negativamente en la imagen interna y externa de la empresa. Esta mala reputación podría afectar a la marca a todos los niveles, lo que contribuye a una mayor desconfianza tanto de los clientes como de los inversores.

Hoy en día, la información se propaga de forma rápida y masiva. Esto provoca que los candidatos tengan cada vez más aspectos a valorar a la hora de aceptar una oferta de una empresa o de otra. Por tanto, la imagen que proyectan las empresas es esencial a para captar talento. Con el fin de mejorar esta reputación y obtener con ello beneficios económicos, se hace imprescindible la inversión en una buena estrategia de employer branding.

empleabilidad

El employer branding y la experiencia del trabajador

Los empleados y futuros candidatos son los protagonistas del Employer Branding. Por ello su opinión y sus experiencias deben tenerse muy en cuenta al desarrollar una estrategia de Employer Branding. La empresa deberá conocer el grado de satisfacción de sus trabajadores, qué valoran de la empresa, que les puede aportar la compañía para que se sientan más satisfechos, etcétera.

La satisfacción y experiencia de los empleados está estrechamente relacionada con el Employer Branding porque si ellos están contentos generar una buena marca empleadora será fácil.

El ROI en el employer branding

Medir el retorno de tu inversión en Employer Branding puede parecer complicado y algo un poco difuso, pero te vamos a dar las claves para que consigas medir si tus esfuerzos y tu estrategia están realmente teniendo un retorno de la inversión.

Empezaremos por los errores. Saber lo que no hay que hacer es tan importante (o más) que saber lo que tienes que hacer. Estos son algunos de los errores de deberías evitar a la hora de medir el ROI de tu Employer Branding:

  1. Centrarte en métricas que no son importantes. Es vital definir bien los KPIs para saber qué indicadores te ofrecerán el rendimiento real de tu estrategia. ¿Es importante medir el número de visualizaciones de un vídeo? Para el responsable de Marketing on-line sí, para ti que te encargas del Employer Branding, no.
  2. Mirar sin analizar. Tener un montón de cifras frente a ti está muy bien, pero si te limitas a mirarlas sin analizarlas y sin entender por qué sucede lo que sucede, no vas a conseguir nada.
  3. No establecer relaciones. Debes establecer relaciones entre los esfuerzos que estás realizando y el comportamiento de los candidatos o las cifras económicas que está obteniendo la empresa. ¿Cómo está afectando tu estrategia a aspectos tan importantes para la compañía? Estrechamente vinculado con el punto anterior, analiza y establece vínculos entre tus acciones y los cambios en los aspectos clave del negocio.

Y, ¿cuáles son las métricas más importantes para poder calcular el ROI de tu Employer Branding?

  • Atracción de talento cualificado. Los candidatos que se inscriben a tus ofertas, ¿están cualificados para el puesto que ofreces?
  • Canales. ¿A través de qué canales recibes las candidaturas? Una empresa que trabaja bien su Employer Branding recibe las candidaturas a través de sus propios canales, como puede ser su portal de empleo o sus redes sociales. ¿Por qué? Porque si has diseñado una buena estrategia de Inbound Recruiting, será tu marca la que atraiga al mejor talento y no tendrás que salir a buscarlo. Serán los propios candidatos los que entren a tu web para solicitar formar parte de tu equipo. Esto, a su vez, tiene un impacto directo en los costes de contratación. Mídelos y compáralos.
  • Duración del proceso de selección. Una buena estrategia de Employer Branding acortará tus tiempos de selección de candidatos. ¿Por qué? Porque estarás atrayendo al talento cualificado y esto hará que los procesos se aceleren. Si tus tiempos de contratación se han reducido, estás por el buen camino.
  • Retención. Atraer al talento adecuado, cualificado para el puesto y que encaja con la cultura corporativa se traduce directamente en un mayor compromiso del trabajador y, por lo tanto, en un descenso en la rotación del personal. Retener talento es uno de los objetivos del Employer Branding y, si estás implementando la estrategia adecuada, deberías ver cómo se reduce el ratio de rotación de tu empresa.

employer-branding-beneficios

 

Los beneficios del employer branding

A continuación, detallamos las principales ventajas del employer branding:

  • Abre  las puertas a talentos

Abre las puertas a nuevos talentos, personas de otras culturas capaces de crear ambientes abiertos, acogedores y colaborativos.  Los equipos multidisciplinares y multiculturales en las empresas son una característica que las nuevas generaciones valoran mucho en las empresas.

  • Cuida la imagen de la empresa

Cuida la imagen de la empresa para transmitir los valores y la cultura corporativa. Esto se puede conseguir a través de la página web, donde los valores y la filosofía de la compañía pueden mostrarse tanto a empleados como a candidatos, y también a través de las redes sociales.

  • Ayuda a los trabajadores a conocer la cultura corporativa

Con el employer branding se desarrolla una estrategia en la que se pueden plasmar ideas de que tengan como pilares fundamentales la transparencia y la autenticidad. De esta forma los trabajadores conocen bien la filosofía y la cultura corporativa.

 

Estadísticas que demuestran la importancia del employer branding

Las buenas prácticas de employer branding son sumamente importantes. Según datos de LinkedIn, el 84% de los trabajadores considerarían dejar su trabajo actual si les ofrecieran un puesto en otra empresa con una excelente reputación corporativa. Además, el coste de reclutar personal se reduce hasta en un 43% en empresas cuya marca como empresa está reforzada.

¿Sabías que el 95% de los trabajadores se informan en Internet sobre la empresa a la que quieren postular? Si la reputación de tu empresa en Internet es negativa, el porcentaje de personas que postularán a tu vacante es muy bajo (rondará en torno a un 10%).

Aprovecha todas las herramientas que te brinda el mundo digital (web, email, blog, redes sociales, etc.) para construir un Employer Branding fuerte y atractivo capaz de seducir al mejor talento.

Ahora que ya sabes la relación entre el employer branding y la gestión del talento, ¿a qué esperas?  Si quieres reclutar talento y mantener a los trabajadores de tu empresa empieza a mejorar el employer branding cuanto antes. Puedes hacerlo a través de beneficios sociales para tus empleados como el cheque gourmet

Si quieres tener más información sobre esta forma de aumentar la calidad de tu empresa contacta con nosotros.

Contáctanos!


Comparte este artículo