Up Spain

La dependencia del trabajo conduce al burn-out

¿Dependencia del trabajo? Algo inimaginable para la mayoría de los trabajadores que esperan ansiosos la llegada del viernes. Pero sin embargo, existe. Personas muy motivadas e implicadas en su trabajo, el perfil perfecto para ser futuras víctimas del burn-out.

diccion-trabajo-provoca-sindrome-burnout

¿Cómo saber si eres un workaholic o adicto al trabajo?

En nuestra sociedad, la adicción al trabajo está relativamente extendida e , incluso, socialmente aceptada, aunque sus efectos tengan grave repercusión sobre la salud física y mental de quienes la padecen.

¿Cómo llegamos ahí? ¿En qué momento la motivación se convierte en una adicción al trabajo que nos conduce hacia el síndrome burn-out?

La adicción al trabajo consiste en una entrega excesiva al trabajo. Efectivamente, nuestro trabajo cobra sentido porque tenemos el trabajo que deseamos, o porque somos exitosos o porque nos sentimos útiles y reconocidos. Una vida profesional que produce placer es un factor de motivación y bienestar laboral. Pero ojo, cuando el trabajo se convierte en nuestra única fuente de satisfacción, las consecuencias físicas y psíquicas pueden ser muy pesadas.

Poco a poco, el trabajo se convierte en una droga que empuja a pasar cada vez más tiempo en el trabajo y consumir cada vez más energía en nuestra actividad profesional en detrimento de la vida familiar y social e incluso de nuestra salud.

La adicción al trabajo empuja a quienes la sufren a coger una mayor carga de trabajo de la que pueden gestionar y acaban desbordados, trabajando hasta altas horas de la noche, durante los fines de semana o en vacaciones.

Las personas adictas al trabajo no saben encontrar placer más allá de su horario laboral. El tiempo libre, los fines de semana y las vacaciones son fuentes de insatisfacción, mientras que el trabajo es una forma de reconocimiento y gratificación permanente que les permite tener una buena imagen de sí mismas. Lo malo es que no se dan cuenta y van entrando en una espiral que les absorbe irremediablemente arrastrándoles al síndrome burn-out.

Esta situación provoca cansancio, sueño de poca calidad y el consiguiente aumento del estrés. ¿El resultado? Peores resultados en el trabajo y descenso de la productividad. Algo insoportable para un adicto al trabajo. Y así empieza el camino hacia el burn-out.

¿Cómo salir de esta situación para evitar el burn-out? Para evitar la adicción al trabajo es importante ser más indulgente con uno mismo, saber cuidarse física y mentalmente y ser capaz de adoptar nuevos comportamientos y redefinir prioridades para encontrar un sentido a la vida más allá del horario laboral.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online