¿Cómo hablar en público? Aprende a controlar el miedo

Comunicar las ideas de un modo claro y presentarlas abiertamente hacia los demás es un componente esencial del éxito en varios ámbitos de la vida. 

Ser un buen orador puede ayudar a avanzar en la carrera profesional, hacer crecer el negocio y formar colaboraciones sólidas. También fortalece la capacidad de liderazgo ayudando a promover e incentivar ideas y optimizando la productividad y rendimiento.

RELACIONADOS:

Pero saber hablar y expresarse en público no es algo fácil, de hecho es un tremendo temor muy común en las personas.

¿Tienes miedo a hablar en público? Tranquilo, no estás solo. Sigue leyendo y descubrirás que es un temor muy normal pero que puede minimizarse con un poco de esfuerzo.

¿Por qué tenemos miedo a hablar en público?

Alrededor del 10% de la población disfruta hablando en público. Este grupo no siente miedo y se crece  frente a una gran multitud de personas que les escucha.

Frente a este 10% que ama hablar en público, existe otro 10% que se siente literalmente aterrorizado  con la idea de hablar en público.  Aproximadamente el 80% de las personas, se siente ansiosa, no duerme mucho la noche anterior, pero saben que van a sobrevivir. No lo pasan bien pero lo afrontan. Este pánico o miedo tiene un nombre: glosofobia.

La glosofobia define el miedo y la incomodidad de las personas para hablar en público. Algunas de ellas pueden sentir un ligero nerviosismo ante la sola idea de hablar en público, mientras que otras experimentan pánico y miedo.

Pero… ¿Por qué se tiene este gran temor a hablar en público?

El miedo a hablar en público no se relaciona tanto con la calidad de un discurso como con la forma en que el hablante se siente, piensa o actúa cuando habla en público.

Hay muchas razones por las cuales las personas tienen miedo cuando tienen que hablar en público. Veamos aquellas más comunes y estudiadas:

Factores psicológicos

Cuando nos enfrentamos a una amenaza, nuestros cuerpos se preparan para la batalla. Esta hiperactivación conduce a la experiencia emocional del miedo e interfiere en nuestra capacidad de actuar cómodamente frente al público.

Las personas que están predispuestas a sentirse ansiosas encuentran más difícil dominar su ansiedad y vencer su miedo a hablar en público y optarán por evitarla.

Realmente puede utilizarse el dicho de “es la pescadilla que se muerde la cola”. La sensibilidad a la ansiedad significa que, además de preocuparse por hablar en público, las personas están preocupadas por su ansiedad por hablar en público y cómo su ansiedad afectará su capacidad para desempeñarse en situaciones de comunicación.

Para solucionar este tipo de factores psicológicos hay que bucear más allá del miedo a hablar en público y recolocar sensaciones, miedos e inseguridades. Antes de afrontar el problema de hablar hacia los demás.

Planteamientos mentales

Factores derivados de los pensamientos o los juicios de valor que nos hacemos a nosotros mismos sobre la situación a afrontar. 

El miedo a menudo surge cuando las personas subestiman sus habilidades de comunicación frente a otros, viendo el evento como una amenaza potencial para su credibilidad, imagen y oportunidad de llegar a la audiencia.

Las opiniones negativas de uno mismo frente a este tipo de situaciones son el mayor muro al que se puede enfrentar la persona.

Donde ya la situación es difícil, son  nuestra corriente de pensamientos los que dificultan aún más dicha tarea.

Habilidades

Otro factor que contribuye al miedo a hablar en público está vinculado a las propias habilidades oratorias de la persona.

Si bien muchas personas se consideran naturalmente buenas oradoras, siempre hay espacio para el crecimiento. Las personas que trabajan en sus habilidades, en lugar de depender del talento natural, son los oradores que más destacan.

Obviamente no saber comunicar, falta de vocabulario o de preparación para hablar en público son factores que aumentan el miedo a afrontar un discurso hacia los demás.

hablar-en-publico

Técnicas para hablar en público

Aunque no se tengan habilidades innatas de comunicación, ¡se puede mejorar y aumentar nuestra seguridad! Algunas de las técnicas para ello son:

Ejercicios para hablar en público

A través de ciertas técnicas y ejercicios muy efectivos es posible mejorar nuestra actitud y modo de hablar en público ¡Toma nota!

  • Admitir el nerviosismo. Todo lo que se tiene que hacer es admitir que se está un poco nervioso hablando. Al hacer esto, la audiencia será más indulgente si el nerviosismo aparece más adelante.
  • Analiza y redefine la audiencia. La audiencia no es el enemigo a batir, ha de ser cómplice en la tarea. Conocer las necesidades de la audiencia y situarlas en primer lugar. Esto significa crear un discurso interesante e informativo que dará una mayor seguridad.
  • Utiliza lo mejor de ti. Para ser más efectivo, es necesario identificar nuestro estilo. Revisar nuestras fortalezas y debilidades como orador ayudará a diseñar un perfil más sólido.
  • Preparación y práctica. Con toda probabilidad el temor a  hablar en público está unido a la inseguridad de abordar el discurso y cómo pronunciarlo. La preparación del discurso, así como la práctica continua, hará que todo se quede en la cabeza con un esquema bien formado. Por ejemplo, revisar el discurso en video también es una forma de verificar si se tiene tendencia a hablar en tono monótono o aburrido.
  • Ser realista. En este sentido es necesario ajustar las expectativas ante el discurso en público. No podemos pensar que vamos a hacer una presentación de diez si estamos nerviosos o temerosos. Lo mejor es establecer el objetivo de desarrollar la tarea y finalizarla lo mejor posible. Tiempo habrá de enumerar errores y virtudes para mejorar.
  • Importancia del mensaje. Tener claro que se desea contar es básico para no dar rodeos sin divagar y perderse en palabras. Saber qué queremos decir a la audiencia, centrará el discurso, le dará coherencia y sentido. 

Sin duda alguna la práctica y la preparación antes de hablar en público, es la mejor arma para minimizar los efectos de la ansiedad y el nerviosismo, siendo fundamental para coger experiencias positivas y mejorar.

Dinámicas de grupo para perder el miedo a hablar en público

Las dinámicas de grupo son prácticas tan odiadas como efectivas para mejorar el miedo a hablar en público.

Ofrecen escenarios y prácticas para que sus participantes mejoren sus cualidades oratorias y sociales. Además son muy resolutivas para vencer la ansiedad, el miedo a hablar en público o la fobia social.

Están muy integradas en los procesos de selección de muchas empresas y son una parte muy importante en la elección de futuros candidatos.

Dinámicas de presentación, evaluación de grupo, juegos, ejercicios de creatividad…

El miedo a hablar en público es algo muy normal, una sensación común de un gran porcentaje de la población. Si bien  es algo que se puede sentir toda la vida, se puede mejorar para que en la práctica pueda dominarse y permita realizar actividades frente al público de manera profesional y con éxito.

Contáctanos!


Comparte este artículo