Conciliación familiar y laboral, ¿es posible?

María tiene 37 años y dos hijos. Vive en Barcelona desde que se incorporó a trabajar en la empresa donde le ofrecieron un nuevo empleo con una subida de sueldo. Enrique, su marido, trabaja en una empresa privada y con jornada laboral partida. Estamos ante uno de los casos más típicos de trabajadores con problemas para conciliar su vida laboral y personal. Y es que según una encuesta que se ha conocido recientemente, casi un tercio de la población activa española afirma tener este tipo de problemática.

Conciliación laboral y familiar

 

El caso de María y Enrique no es el único. En su círculo de amigos, varias parejas están en el mismo lugar. ¿A quién afecta más la falta de conciliación? Mayormente a los trabajadores de entre 35 y 49 años, con estudios superiores y que viven en grandes ciudades. De la misma manera podemos encontrar a los trabajadores por cuenta ajena, con horarios partidos y a los que trabajan más de 40 horas semanales.

A todo esto a María le toca sumar que es mujer y sus dos niños no tienen más de 15 años. Y es que la mayoría reconoce que son ellas las que más lo sufren. Cerca de la mitad de las mujeres cree que existe un desequilibrio en el reparto de las tareas familiares y que ser madre afecta negativamente a la trayectoria laboral.

Cuando llegaron a trabajar a Barcelona, María tuvo que rechazar dos puestos de trabajo y su ascenso laboral llegó con retraso y problemas y es que hasta el 39% de las mujeres afirman que ha tenido que renunciar a algún puesto de trabajo o algún ascenso laboral por tener hijos.

Son muchas empresas las que conocen y viven esta realidad. Por ello ponen a disposición de sus empleados productos que ayuden a las familias cuyos horarios no coinciden con los de sus hijos. Este tipo de compañías valoran que sus trabajadores estén motivados. Chèque Déjeneur (desde enero de 2015, la filial española del grupo Up) ofrece EducaInfantil, el Cheque Guardería. Se trata de unos vales que las empresas entregan a sus empleados para que estos puedan utilizar en el pago de la guardería de sus hijos. María y Enrique se benefician de ellos.

Foto: nortizleon.blogspot.com


Comparte este artículo