5 consejos para combatir el estrés

¿Te sientes [email protected]? ¿Tienes la sensación de estar continuamente bajo presión? Hoy en día, vivimos híper conectados y el entorno es poco propicio para detenerse y descansar. Sin embargo, existen métodos eficaces para luchar contra el estrés y encontrar la serenidad.

estres

Si sigues estos 5 consejos, estarás mejor [email protected] para afrontar esas situaciones de estrés que tan a menudo se presentan durante la jornada laboral ¡Toma nota!

  1. Détox digital. Ordenadores, tablets o teléfonos móviles son dispositivos que usamos cada día de manera natural. Sin embargo, estos aparatos no son tan inofensivos como pueda parecer ya que emiten unas ondas electromagnéticas que pueden alterar nuestros sistemas endocrino e inmunológico, además de provocar dolores de cabeza y problemas de atención. Así, es muy importante que sepamos encontrar momentos de desconexión. Apagar el teléfono por la noche o limitar las horas delante del ordenador durante el fin de semana son pequeños gestos que, sin duda, nuestro cuerpo y nuestra mente agradecerán.
  2. Disfrutar del aire libre. Trabajar en una oficina, delante de un ordenador y bajo iluminación artificial no es el mejor ambiente para tomar aire fresco. Existe una estrecha vinculación entre estar al aire libre y el desarrollo físico, emocional y cognitivo. Por lo tanto, realizar actividades exteriores como andar en bici, pasear o salir a correr son muy recomendables para relajarnos, renovar el aire y disfrutar de la naturaleza.
  3. Respirar mejor. Cuando estamos estresados, a menudo tenemos la sensación de estar oprimidos, de no respirar bien. Sin embargo, existen métodos para retomar una respiración fluida, profunda y calmada. Cuando estés en esta situación, inspira durante 5 segundos y expira durante otros 5 segundos. Hazlo de la manera más natural posible, sin forzar la respiración. Esto te permitirá oxigenarte y regular tu frecuencia cardíaca. El yoga o la meditación son dos disciplinas muy recomendables para aprender a respirar y encontrar un momento de serenidad.
  4. Tener una dieta variada y equilibrada. El estómago es conocido como el “segundo cerebro” y el estrés puede tener consecuencias negativas en tu apetito y tu digestión. Una mala alimentación, desequilibrada y de poca calidad, provocarán que no te sientas bien, sin embargo, gracias a los alimentos adecuados, proporcionarás a tu cuerpo las herramientas necesarias para luchar contra el estrés. Las vitaminas y los minerales que encontramos en frutas y verduras son de gran ayuda para conseguir nuestro objetivo de reducir el estrés.
  5. Aprender a no hacer nada. El ritmo de vida que tenemos la mayoría de nosotros no es el más recomendable. Hacemos demasiadas cosas a la vez provocando que nuestro cuerpo y nuestra mente se fatiguen. Por lo tanto, debemos aprender a pararnos, tomar tiempo para nosotros, descansar y no pensar en nada.

Comparte este artículo