Mindfulness para aumentar la productividad laboral

El mindfulness está de moda, pero ¿qué es y cómo puede ayudarnos a mejorar nuestra productividad laboral? A diario, son muchos los estímulos que nos distraen de nuestras tareas mermando nuestra atención y nuestra concentración: mirar el móvil, el e-mail personal o consultar páginas web con fines particulares son solo algunas de las acciones frecuentes entre los trabajadores. Se calcula que, aproximadamente, este tipo de tareas nos roban una hora y media de nuestra jornada laboral cada día.

¿Cómo poner fin a estos ladrones de tiempo que tienen un impacto tan negativo en nuestro rendimiento? Es ahí donde el mindfulness empieza a cobrar importancia.

mindfulness

El mindfulness consiste en enseñar al cerebro a concentrarse en una sola función para dedicarle atención plena. Gracias a esta técnica, la productividad de los empleados puede aumentar hasta un 20 por ciento.

Esta especie de meditación, presente desde hace siglos entre los budistas, irrumpe con fuerza en Occidente y cada vez son más las empresas que incluyen este tipo de cursos para sus empleados. El bienestar físico de los empleados es algo que preocupa desde hace años a las empresas, sin embargo, el aumento de bajas por depresión, ansiedad o estrés está provocando que cada vez más compañías quieran cuidad la salud mental de sus trabajadores.

El mindfulness no tiene efectos inmediatos, es su práctica habitual y periódica la que nos ayudará a obtener resultados. Una vez adquiridas las pautas, los practicantes de este tipo de meditación comenzarán a notar sus beneficios a partir de la octava semana.

Esta técnica incrementa y mejora el razonamiento verbal y la memoria, aumentando así el rendimiento del trabajador. Asimismo, no solo disminuye el estrés sino que facilita la recuperación tras un período de estrés. También mejora la capacidad de escucha, favoreciendo así el trabajo en equipo. Además, entre otras virtudes, mejora el sueño, aumenta la concentración, la atención y la memoria.

Bancos, colegios, hospitales o incluso instituciones deportivas ya usan el mindfulness para mejorar la concentración y aumentar la productividad de sus empleados.


Comparte este artículo