6 consejos para llevar a cabo una buena gestión del tiempo

El tiempo, ese bien tan preciado y tan escaso cuando no se gestiona adecuadamente. Administrar bien las horas de nuestra jornada laboral es clave para ser más productivos y aumentar nuestra satisfacción. Sin embargo, a lo largo del día encontramos numerosos ladrones de tiempo que, en numerosas ocasiones, nos impiden cumplir con la agenda programada.

gestion-del-tiempo

¿Cómo gestionar el tiempo de forma adecuada? A continuación encontrarás algunas pautas para exprimir cada minuto de tu jornada laboral al máximo y poder cumplir con tus objetivos:

1. Focalízate y prioriza. Se trata de hacer lo más importante y hacerlo bien. Haz una lista de tareas y proyectos y clasifícalos según algunos criterios. Puedes diferenciar entre acción urgente e importante, urgente y no importante, no urgente e importante o ni urgente ni importante.

2. Limita el tiempo de cada tarea y fíjate unos plazos. Las primeras horas del día son perfectas para llevar a cabo las tareas más desagradables ya que, si no, las irás procrastinado y acabarán por convertirse en tareas urgentes.

3. Concéntrate al 100% en cada actividad y limita las interrupciones. El teléfono o el e-mail son grandes ladrones de tiempo, reserva momentos del día para revisar el e-mail y así evitar distracciones durante el resto del día.

4. Fíjate una agenda flexible. No ajustes demasiado tus tiempos ya que hay que tener en cuenta que siempre son necesarios espacios para los imprevistos y los retrasos. Hay que ser realistas a la hora de distribuir el tiempo.

5. Cambia de tarea. Hay trabajos que existen una mayor concentración, otras más tediosas y otras que nos agradan más. Cambia de las actividades en función del momento del día, no somos igual de productivos a todas horas.

6. Ordena el espacio, tanto el espacio físico como los archivos y documentos en el ordenador. Ser más ordenado te ayudará a encontrar más fácilmente lo que buscas. Elimina lo innecesario y clasifica todo lo demás para ser más ágil a la hora de desempeñar tu trabajo.

La pérdida de productividad genera un importante impacto económico en las empresas y por eso es de vital importancia aplicar metodologías, procedimientos y herramientas que ayuden a mejorar la gestión del tiempo de nuestro día a día.


Comparte este artículo