Tipos de organigramas empresariales

Pocas, o prácticamente ninguna empresa, no posee un organigrama de su estructura organizativa, por sencillo o pequeño que sea.

Son  recursos muy valorados por las partes interesadas, pues muestran de una forma clara y transparente información válida, relevante y funcional. Especialmente en el caso de los empleados, los cuales saben a quién informar, a quién contactar cuando hay un problema que deba resolverse o una cuestión que debe responderse. Esto es especialmente importante en grandes organizaciones donde hay muchos departamentos.

A día de hoy, los organigramas ya no son una herramienta específica de los departamentos de Recursos Humanos. Un óptimo organigrama puede ser una ventaja competitiva para la mejora de la marca y filosofía de la empresa.

RELACIONADOS:

En definitiva, un organigrama es un diagrama que muestra la estructura jerárquica de una empresa, comenzando en el nivel más alto de la jerarquía y conduciendo a la base de una compañía, así como las relaciones y rangos relativos de sus empleados y puestos.

Realmente, tienen un valor funcional muy alto capaz de facilitar, de una forma más natural e intuitiva, la presentación de datos o indicadores clave de rendimiento.

De este modo, es fácil deducir que no existe una forma estricta de modelos de organigramas, de hecho, es posible encontrar un gran número de estructuras de organigramas diseñadas para dar una mayor visibilidad a una gran variedad de datos e información.

En función de aquellos datos que se desean mostrar es posible disfrutar de modelos de organigramas desarrollados para ese fin.

En el artículo de hoy, vamos a dejar bien claro  los tipos de organigramas empresariales más conocidos y utilizados. Quizás encuentres el que mejor se adapte a tus necesidades ¡Vamos allá!

Organigramas por su ámbito

El ámbito de las empresas puede poseer diferentes definiciones. En este caso un organigrama basado en su ámbito muestra o se detiene en mostrar los diferentes entornos de la empresa.

Así pues, es posible encontrar dos modelos diferentes:

Generales

Un organigrama de ámbito general, muestra detalles más genéricos de la organización de una empresa. Siempre a un nivel jerárquico general sin meterse en muchos más detalles o relaciones internas. 

Muestra una fotografía precisa de la organización de una empresa una visión sencilla y eficaz.

Específicos

En este caso se centran en mostrar un área más específica de la empresa, ya no vincula una visión tan general.  De un modo muy sencillo se muestra una parte o un determinado área de la empresa. Interesante modelo para aquellos departamentos más complejos o de mayor volumen.

tipos-de-organiframas-para-empresasOrganigramas por naturaleza

La naturaleza de una empresa define su marca y funcionalidad. Todas las empresas poseen una naturaleza que la define  y diferencia. A través de la naturaleza de una empresa es posible trabajar con tres tipos de organigramas:

Microadministrativos

Los organigramas microadministrativos son aquellos que representan y dibujan la estructura organizativa y funcional de una única empresa o  institución. 

Gracias a este tipo de organigrama es posible identificar las diferentes unidades empresariales de una compañía así como determinar las cadenas de mando de las mismas.

Macroadministrativos

En este caso, y a diferencia del anterior organigrama, el macroadministrativo representa varias empresas y organizaciones.

Esto es mucho más fácil de entender si giramos la mirada al entorno de las empresas públicas y sus diferentes vinculaciones funcionales entre diferentes entidades.

Un organigrama Macroadministrativo puede volverse una tarea compleja y, en ocasiones, difícil de entender y seguir por el lector del mismo.

Mesoadministrativos

Se trata de uno de los organigramas más extenso que se pueden ver en una empresa. Representa todas las compañías o sociedades que forman parte de la actividad revelando las características estructurales de un determinado sector.

Es posible conocer el volumen de la actividad de dicho sector, y todos aquellos elementos y agentes que forman parte de dicho sector.

Organigramas según su objetivo

Esta categoría define aquellos organigramas que se diseñan en función del objetivo o finalidad del mismo. Si bien todos tienden a mostrar una serie de datos e información efectiva para poder sacar conclusiones prácticas, esta información puede ser desarrollada en base a cuatro modelos:

Informativos

Los organigramas informativos son aquellos realizados para que puedan ser leídos para todo el público en general, no son específicos para un tipo de entorno o empleados específicos.

Se define de un modo general y práctico las conexiones jerárquicas y de comunicación,  siendo fácilmente comprensible.

Analíticos

Como su propio nombre indica, los organigramas analíticos tienden a analizar diferentes aspectos de una estructura organizativa.

Una visión analítica de ciertos datos permite facilitar una visión global de la información,  siendo sus principales destinatarios nichos de personas o profesionales especializado.

Formales

Son aquellos organigramas que representan un modelo funcional formal de una empresa. La gran característica es que su diseño y contenido cuenta con la aprobación “formal” de la empresa o sociedad representada.

Una buena forma de presentar hacia terceros las virtudes o detalles de una compañía.

Informales

La única diferencia con el tipo de organigrama anterior, es que este no cuenta con la aprobación de la empresa representada.

organigramas-empresas-tipos

Organigramas según su disposición gráfica

La disposición gráfica o visual es un factor clave para la mejor visualización y compresión de los organigramas.

Dependiendo del volumen y complejidad de la información, una disposición gráfica u otra pueden marcar la diferencia. Veamos los distintos tipos:

Horizontal 

No hay mucho secreto en este formato, se despliega el organigrama en formato apaisado, es decir, los datos de se representan de izquierda a derecha.

Jerárquicamente se disponen a modo de columnas y las relaciones o vinculaciones entre ellas en líneas horizontales.

Vertical

Es el formato más común y que identifica de una forma más natural la disposición de la información.

De arriba a abajo se dispone la estructura jerárquica, estando más arriba el de más nivel y abajo el de menos.

Su formato escalonado  permite una rápida lectura y comprensión de la información, siendo muy recomendable su uso en sectores administrativos.

Mixto

Con este organigrama combinamos el formato vertical y horizontal, disfrutando de las ventajas de ambos.

Ayuda a facilitar la lectura y comprensión de niveles jerárquicos. Cuanta más compleja sea  la estructura organizativa de una empresa, más eficaz será el organigrama de tipo mixto.

Circulares

Puede parecer drásticamente diferente de las otras estructuras organizativas resaltadas anteriormente. Los organigramas circulares se basan en la jerarquía, con empleados de nivel superior ocupando los anillos internos del círculo y empleados de nivel inferior que se sitúan en los anillos externos.

En un principio puede parecer complejo de entender, pero siguiendo las pautas descritas se definen muy bien las conexiones entre las jerarquías.

Por bloques

Otro organigrama muy valorada por la capacidad que poseen de incluir información, son los de bloques. Estos se disponen de igual modo que el organigrama vertical, para ser leído de arriba a abajo, pero en sus bloques es posible adicionar muchos más datos e información.

Es una buena alternativa para aquellas empresas con un buen número de áreas o subáreas en cada departamento o sucursales.

Organigramas dependiendo del contenido

En todos los organigramas se disponen cierta información, según el contenido que se desea representar  podemos encontrarnos con tres tipos de organigramas

Funcionales

Los organigramas funcionales son muy populares. En ellos se representan las diferentes funciones a realizar por los distintos departamentos o áreas representadas.

Suelen estar vinculados a organigramas de bloques capaces de amoldarse a un buen volumen de datos e información bien estructurada en su interior.

Integrales

Los organigramas integrales definen todas las unidades administrativas que posee una organización empresarial. Puede decidirse que cumplen el mismo cometido que los organigramas generales.

Muestran cada unidad y su jerarquía así como las interrelaciones entre las demás partes. También es posible visualizar de un modo muy gráfico las dependencias entre unidades lo que fortalece la comprensión del organigrama.

Organigrama de Plazas

Se trata de un tipo organigrama muy específico, en el cual se especifican las plazas vacantes o existentes para una determinada área funcional de la empresa.

Pudren incluir toda aquella información necesaria y relacionada con las plazas o vacantes representadas.

Conclusiones

Como has podido observar es importante saber identificar el mejor tipo de organigrama para cada cuestión.

El objetivo prioritario de un  organigrama es comunicar de manera efectiva los datos deseados, facilitando la lectura y comprensión, por ello  seleccionar un tipo de organigrama u otro puede marcar la diferencia.

Ahora que ya conoces los tipos de organigramas más comunes ¿con cuál te quedas?

Contáctanos!


Comparte este artículo