Smart Working. Clave en la nueva era del teletrabajo

Hace tiempo que la transformación digital en las empresas es una tendencia. Sin tecnología es imposible desarrollar una mejora continua y poder ofrecer una verdadera ventaja competitiva frente a la competencia

Contáctanos!

Con la llegada de la pandemia nos ha tocado saber adaptarnos a nivel personal, social y laboral. Las empresas han tenido que adaptarse y  modificar su estructura, procesos, equipos y sus propios espacios para lograr un sistema de trabajo más ágil y flexible. 

RELACIONADOS:

Como compañía se de tener la capacidad de responder a las tendencias actuales, aprovechando las oportunidades que ofrece la tecnología y potenciando la creatividad y el bienestar del equipo.

De ahí ha salido el concepto de Smart Working, una nueva forma de entender el trabajo y el entorno laboral. Te contamos más sobre ello. 

¿Qué es el Smart Working?

Smart Working  es un nuevo modelo de trabajo que potencia la flexibilidad y la creatividad, así como el bienestar. Busca crear valor e innovación a partir de la colaboración inteligente entre personas y tecnologías.

El Smart Working implica un cambio en la cultura laboral para brindar el marco necesario para generar procesos inteligentes y ágiles que favorezcan la efectividad de la organización, y su capacidad de adaptación al cambio.

Características del Smart Working

Smart Working se centra en cuatro conceptos que adquieren una nueva dimensión: espacio, tiempo, tecnología y personas.

EL gran objetivo del Smart Working aborda el trabajo que se deshace de la inflexibilidad y los patrones predeterminados en favor de centrarse en lo relevante: ideas, proyectos y personas.

Las características base del modelo de trabajo Smart Working se basa en los siguientes conceptos:

Tecnología

La tecnología ha revolucionado los espacios de trabajo, creando formas más eficientes de colaborar; optimización de procesos y agilización de proyectos.

Aporta la flexibilidad necesaria para poder abordar los cambios de la estructura en una organización.

Comunicación

La tecnología no solo permite mejorar el trabajo de los empleados, además favorece una mejor y más fluida comunicación, valor clave para un mayor rendimiento.

Libertad

La libertad y la flexibilidad es una de las grandes características del Smart Working. Este hecho, repercute de un modo positivo en el empleado mejorando su bienestar y rendimiento.

Cabe destacar la capacidad de conciliar gracias a esta flexibilidad horaria, uno de los grandes retos en las empresas para los próximos años.

Menor Gasto

Una buena integración de la metodología de trabajo Smart Working  incide en un menor gasto para las empresas. Por ejemplo, en alquiler de oficinas, dietas, transporte, etc… Todos estos conceptos se minimizan disminuyendo el gasto de un modo considerable.

 

Por último, debemos de mencionar la importancia del teletrabajo como piedra angular de la metodología Smart Working. En este último año de pandemia se ha visto que el teletrabajo no solo funciona, sino que puede mejora el rendimiento de los empleados si se ejecuta adecuadamente.

Cómo afecta al teletrabajo el Smart Working

El teletrabajo, o trabajo a distancia, es la práctica de trabajar desde fuera de un espacio de trabajo tradicional.

El teletrabajo no es nuevo, pero la crisis del coronavirus, que ha confinado a millones de trabajadores en sus hogares, ha hecho que muchas personas lo descubran por primera vez, con éxito.

El teletrabajo se está convirtiendo en una pieza básica en la metodología de trabajo de las empresas. Para el método Smart Working, el teletrabajo es vital, pues aporta parte de la filosofía de este método, como una mayor autonomía, libertad y flexibilidad. Permite trabajar cuándo, dónde y cómo quieran, centrándose en el cliente y usuario y trabajando de forma transversal.

Ventajas para las empresas

Las ventajas para la empresa son de enorme importancia:

Ahorro de costes 

Cuanto más trabajo remoto realice la empresa, menor espacio de oficina se necesitará. El teletrabajo permite a la empresa mantener solo a unos pocos empleados esenciales en la oficina.

Ahorro de alquiler que servirá para ser invertido en otro necesario concepto para la empresa.

Mejora la Productividad

Se ha confirmado que los empleados que trabajan a distancia son más efectivos en casa que cuando trabajan en la oficina.

Es cierto que los aspectos sociales del trabajo son importantes para los empleados, pero hay momentos en que estas actividades restan valor a su trabajo.

Mayor retención de empleados

Una de las ventajas más importantes del teletrabajo es que permite conservar a los empleados, ya que les permite conciliar mejor su vida personal con la laboral, lo que ayuda a la empresa a retener y atraer talento.

Mejora la marca de empresa

Tener una cultura de trabajo remota mostrará la imagen de una empresa moderna y flexible. Tanto clientes como trabajadores sentirán que están ante una empresa comprometida y de futuro.

 

Conclusiones

Proponer una cultura y filosofía de trabajo Smart Working implica mostrar un camino bien analizado, basado en:

  • Establecer las expectativas claras, sobre las reglas del Smart Working y el teletrabajo.
  • Sólida Comunicación.
  • Acceso a la tecnología necesaria para poder desarrollar el trabajo.

Los empleados son el pilar fundamental de una organización. Uno de los objetivos principales de las empresas, es hacerlos sentir cómodos y cuidarlos. Smart Working  ofrece el contexto ideal para poder desarrollar una metodología de trabajo ágil y flexible, para muchos el futuro en la organización empresarial.

Contáctanos!


Comparte este artículo