Como resolver con eficacia conflictos entre compañeros de trabajo

Detectar un problema entre empleados enfrentados es tan importante como tener una solución clara. La organización Internacional del Trabajo recomienda resolver este tipo de conflictos por vías informales, no obstante, existe un protocolo de actuación para saber cómo actuar ante este tipo de problemas.

resolver conflictos entre compañeros de trabajo

 

En la mayoría de los casos, las empresas no toman medidas ante estos asuntos, algo que puede deteriorar considerablemente el ambiente de trabajo e incluso los resultados de la actividad.

  1. Actúa en el momento que veas el problema

Si observas un conflicto en tu plantilla, no esperes a que se convierta en algo peor, un conflicto no resuelto puede atraer problemas mucho mayores que posteriormente serán más difíciles de solucionar.

  1. Ver el conflicto desde varios puntos de vista

Recuerda que un conflicto entre compañeros de trabajo no solo afecta a los mismos, sino que los trabajadores que se encuentren alrededor también se verán afectados por el estrés. Actúa antes de que los otros empleados se posicionen de parte de uno u otro, evita que tu plantilla se divida.

  1. Reúne a las partes afectadas

Reúnete con los antagonistas al mismo tiempo, nunca por separado y deja que expongan su problema sin ser interrumpidos. Recuérdales que el conflicto se puede resolver por medio de diálogo y negociación.

  1. Sé firme

No debes ser comprensivo ni esquivo con el conflicto, sin embargo, evita en todo momento un tono agresivo, solo escucha con empatía y objetividad, dejando claro que no te posicionarás en ninguna de las partes.

  1. Busca algo en común entre las partes enfrentadas

Detecta aspectos en los que los enfrentados pueden estar de acuerdo, esto puede ayudarte a crear un buen ambiente para la negociación. Posteriormente, hazles ver que la reunión se realiza para la solución de su conflicto.

  1. Ofrece tu solución

Demuestra a tus empleados lo sencillo que resultaría resolver el problema si cada uno pusiera algo de su parte.

  1. Centrarse en el problema

Es vital que el debate entre ambos se guie únicamente hacia el ámbito profesional, evita en todo momento las apelaciones hacia la vida personal que se puedan hacer entre ellos.

  1. La profesionalidad por encima de la personalidad

Recuerde a sus empleados que es normal que existan diferencias personales entre ellos, pero que eso no debe afectar en absoluto a su trabajo, el objetivo no es que uno tenga la razón por encima de otro, sino que el equipo de trabajo funcione correctamente.

  1. Llegar a acuerdos y dejar constancia por escrito

Lo ideal es llegar a un acuerdo entre ambos, pero si no es el caso, asegúrate de que cada parte deje su opinión y sugiera una solución. Recuerda que si una parte siente que ha ganado, la otra podría seguir a disgusto.

  1. Acordar una solución final

Una vez se estudian las posibles soluciones, deberás elegir la que mejor convenga a cada uno de los afectados y a tu organización. Dejarlo por escrito puede ayudarte a resolver conflictos futuros.

Y tú, ¿alguna vez has tenido que hacer frente a un conflicto entre compañeros de trabajo?

 

Fuente: reclutamiento.monster.es


Comparte este artículo