Up Spain

¿Padeces el síndrome boreout?

Te hemos hablado en varias ocasiones del síndrome burnout, un estrés crónico que te conduce a una situación de “quemazón” laboral que puede llegar a perjudicar tu salud. Pero hoy te vamos a dar las claves para que sepas identificar el síndrome boreout y si estás cayendo en sus redes.

Pasamos muchas horas diarias en nuestro puesto de trabajo, por eso es sumamente importante que disfrutemos con él porque, de lo contrario, nuestra salud mental y emocional podrá verse afectada más allá de las paredes de nuestra oficina.

Podríamos resumir el síndrome boreout en una palabra: aburrimiento. ¿Te aburres en tu trabajo? ¿No encuentras motivación de ningún tipo? Esta situación puede acarrearte consecuencias igual de perjudiciales para tu salud que el síndrome burnout.

sindrome-boreout

¿Cuáles son las causas del síndrome boreout?

Vamos a analizar algunas de las situaciones que pueden conducirte a sufrir este síndrome que ya afecta al 15% de los empleados:

Solo te mueve el sueldo. Si el dinero es lo único que cada día te hace levantarte de la cama, estás en serio peligro de padecer boreut. No sentirse realizado y no dedicarse a lo que a uno verdaderamente le apasiona y le motiva es una de las principales causas de este síndrome.

No tienes claro tu rol. Ser el chico o chica para todo es un factor de riesgo. No tener claras tus funciones y el rol que tienes dentro de la empresa puede conducirte a un estado de desmotivación sin retorno.

Tareas repetitivas. ¿Pasas toda tu jornada laboral realizando las mismas tareas una y otra vez? La monotonía es una fuente de alimentación para el boreout.

No tienes oportunidad de desarrollo. Si trabajas en una empresa cuyo modelo de liderazgo no permite el desarrollo profesional y la participación, es altamente probable que acabes sumiéndote en este tipo de síndrome.

Estas son las principales causas que conducen a una situación de boreout. Te vamos a dar otro dato, el 33% de los trabajadores afirma que su trabajo no les produce ningún desafío.

Pero, ¿cuáles son sus consecuencias? Este síndrome no solo desencadena consecuencias negativas a nivel psicológico sino también físico. Las empresas deberían ser conscientes de los daños que puede provocar para su productividad el hecho de que sus trabajadores padezcan este síndrome. Cansancio, falta de concentración, actitud negativa, bajo rendimiento laboral, aumento de los conflictos, problemas musculares… situaciones que solo conducen a un mayor absentismo.

La mejor manera de prevenir este tipo de situaciones es atajarlas desde la organización. ¿Cómo? Estas son algunas medidas que, como responsable de un equipo o de la empresa, puedes tomar para evitar el síndrome boreout:

– Mejorar la comunicación interna

– Mejorar el grado de autonomía de los trabajadores

– Definir claramente el rol y las funciones de cada puesto de trabajo

– Favorecer el desarrollo profesional y promoción de los trabajadores

– Mejorar los métodos de reclutamiento

– Implantar sistemas de beneficios sociales

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online