Los grandes cuatro mitos sobre el liderazgo

El liderazgo genera una serie de creencias que nos llevan a errores bastante frecuentes. Existen según expertos mitos que hay que derrocar para tener una idea clara de lo qué es.

 

Mitos que se deben desterrar sobre el concepto del liderazgo Mitos que se deben desterrar sobre el concepto del liderazgo

1. El mito del emprendedor. No todo aquél que tiene una idea triunfadora es capaz de gestionar su explotación. Puede no tener capacidades para organizar el equipo y operar el negocio, y no necesariamente por haber sido él el que lo ha fundado conseguirá que los demás miembros lo vean como a un líder. Es posible que tenga que trabajar las habilidades de comunicación o ampliar su enfoque para incluir la motivación de las personas en las prioridades de la agenda.

2. El mito del directivo. Igual que en el punto anterior, haber ascendido en una compañía implica un buen desempeño personal, unas excelentes habilidades técnicas en el área en el que se trabaja, pero no necesariamente tener las aptitudes para liderar como subordinados a los que han sido compañeros. Son habilidades que hay que desarrollar adaptadas a cada posición y a cada situación.

3. El mito del pionero. No porque llegues primero y llegues solo, eres un líder, precisamente lo contrario. Las personas que son verdaderos límites gestionan sus proyectos de manera que lleguen acompañados a la meta, lo que además les permitirá llegar más rápido gracias a una misión y visión compartida. No hay espacio para el ego en el liderazgo.

4. El mito de la posición. Finalmente, uno de los mayores mitos sobre el liderazgo es que la posición ofrece el poder. De hecho, en todas las organizaciones hay personas en las posiciones más bajas que desprenden liderazgo y personas en las posiciones más altas que desprenden todo lo contrario. Hay que detectar los dos casos para aprender lo mejor de unos y desechar lo mejor de otros.

Fuente: equiposytalento.com

Foto: revista.sansanos.cl


Comparte este artículo