La felicidad en el trabajo, ¿utopía o el futuro de la empresa?

Volviendo a colocar el factor humano en el centro de sus estrategias, algunas empresas han adoptado un modelo de gestión más próximo a las aspiraciones de sus trabajadores. Implementar acciones orientadas a fomentar el bienestar en el trabajo es una de las claves para la retención del talento.

felicidad-trabajo-aumenta-productividad

El dictado de numerosas compañías es el “siempre más y más rápido”. Sin embargo, otras empresas parecen estar buscando un aire nuevo teniendo en cuenta no solo la rentabilidad a toda costa, sino el buen ambiente y el bienestar en el seno de la empresa. ¿A cambio? Trabajadores más tranquilos, más felices y sí, mucho más productivos.

Pero, ¿qué es exactamente la felicidad en el trabajo? Probablemente la respuesta a esta pregunta  variará en función de cada persona, pero lo que sí parece claro es que se podría definir como una mezcla de placer, éxito y aspiración.

Parece algo muy intangible pero, la felicidad en el trabajo se puede medir. Desde los años 90, el instituto Great Place to Work desarrolla una metodología y diferentes estudios para establecer una clasificación de las mejores empresas para trabajar. Sus investigaciones se basan en los datos ofrecidos por millones de trabajadores a lo largo de 50 países, representando alrededor de unas 6000 empresas de todos los sectores y tamaños. Estos estudios arrojan datos muy reveladores como por ejemplo que las empresas que aparecen en esa clasificación como las mejores en las que trabajar rinden el doble que el resto de las empresas del mercado.

Sin duda, parece un buen motivo por el que preocuparse por la felicidad de los empleados, ¿verdad?

Las compañías más innovadoras en esta materia lo tienen claro y es en el seno de estas organizaciones donde nace la figura del “Chief happiness officer”, cuya responsabilidad no es otra (y no es poca) que velar por la felicidad de los trabajadores. Las tareas de este perfil de reciente creación pasan por vigilar que ciertos aspectos como la escucha continua, la flexibilidad, el respeto por los valores personales, la tolerancia o la transparencia se cumplan.

La felicidad en el trabajo contribuye a una mejor comunicación, los empleados están menos estresados y, por lo tanto, son más productivos. Un trabajador feliz se ausenta menos que aquel que no lo es, es más leal y hasta un 50% más creativo. ¿Quién no querría un trabajador así en su equipo?

Además de estos aspectos de los que te hemos hablado, los beneficios sociales tales como cheque gourmet, cheque guardería o cheque transporte son excelentes herramientas para facilitar la vida diaria a tus trabajadores y reforzar su sensación de bienestar.

 

 

Fuente: https://slowr.co


Comparte este artículo