Up Spain
eventos empresariales

6 ideas de eventos empresariales para impresionar a tus clientes

Los eventos empresariales son excelentes herramientas para captar y fidelizar clientes. Hablamos de fórmulas de comunicación que generan experiencias y, por ello, se graban en el corazón y en la memoria.

Es posible llevar a cabo una gran variedad de alternativas, lo que te permite adecuar el enfoque a cada objetivo. Así, muestras a tus clientes y su entorno tu negocio y sus principales atractivos.

Ahora bien, ¿sabes cuáles son los eventos de empresa más efectivos?

Grandes ventajas de los eventos empresariales

Antes de concretar cuáles son las mejores alternativas de actos corporativos, conviene analizar sus beneficios.

Cuando tienes claro qué te aportan, te resulta más fácil decidir cuál es la opción más conveniente:

  • Reputación corporativa. Hacer ruido social o mediático, despertar el interés y convocar a muchas personas te proyecta como marca por encima de la media.
  • Fidelidad del público. Si consigues crear vínculos emocionales con tu público, este se siente más cercano y conectado a ti.
  • Motivación de la plantilla. El compromiso y la implicación de tus profesionales te ayuda a retener y a aprovechar el talento. Ellos se sienten más felices al trabajar en una organización tan mediática.
  • Cohesión empresarial. La cultura corporativa y el trabajo en equipo fomentan un mejor ambiente laboral y una productividad superior.
  • Diferenciación frente a la competencia. En igualdad de condiciones, las marcas más notorias, mediáticas y memorables son las preferidas. Se convierte, así, en una ventaja corporativa para ti.
  • Valores reconocidos. La sociedad se siente expuesta a estos actos de empresa y reconoce los rasgos que te diferencian como marca. Incluso los no consumidores se familiarizan con tu imagen.
  • Posicionamiento rápido. Al lanzar nuevos productos al mercado arrancas con ventaja: de algún modo, ya eres conocido, por lo que te cuesta menos.
  • Relaciones y contactos. Sin duda, te resulta más sencillo establecer alianzas, acuerdos y colaboraciones a todos los niveles.

¿Cuáles son los mejores eventos empresariales a tu disposición?

La polivalencia es una de las virtudes de estos actos corporativos. Existe una amplia cantidad de opciones y, por ello, siempre puedes adecuar cada planteamiento a tus necesidades y propósitos.

Convenciones y seminarios

La difusión de conocimiento entre el público objetivo o su entorno es una estrategia eficaz. En primer lugar, respaldar este tiempo de simposios y eventos divulgativos proporciona una imagen de élite y punta de lanza tecnológica.

Además, al formar a los mercados impulsas la valoración de tus productos. Si apuestas por la calidad y la innovación, cuanto más formados estén los clientes, más opciones tendrás de ser el elegido.

En todo caso, estas convenciones aportan una imagen destacada, comprometida y centrada en el servicio en el sector. La huella que dejas en los asistentes suele ser muy positiva.

Ferias y exposiciones

La muestras de productos, servicios y tecnologías son eventos sectoriales muy fructíferos. La presencia en estas ferias se traduce en un gran número de contactos, tanto entre los potenciales clientes como entre proveedores y colaboradores.

Debes elegir muy bien a cuál y cómo acudes. Diseñar una estrategia de comunicación apropiada, montar el stand y asignar los recursos humanos al evento exige planificación y recursos. Si lo haces correctamente, y aciertas en dónde estar presente, puedes abrir muchas puertas en sectores específicos.

Presentaciones y lanzamientos de productos

Convertir en noticia la aparición de un nuevo producto de nuestro catálogo multiplica la notoriedad y su difusión pública. A menudo, permitir probar ciertos servicios es la mejor manera de poner el foco en ellos.

Así, puedes organizar estas puestas de largo comerciales en infinidad de lugares. Desde centros comerciales a escenarios icónicos de las distintas ciudades. También las jornadas profesionales, los eventos deportivos o las ferias sectoriales son buenas alternativas.

Inaugurar un centro con degustaciones y muestras gratuitas es el mejor ejemplo de este formato. Así, ¿acabas de abrir un gimnasio o un centro de estética? Una entrada gratis restringida con clases o maquillajes gratuitos dará mucho que hablar y te generará nuevos clientes.

Congresos y workshops

Se llaman workshops a la convocatoria de grupos de personas que aportan sus conocimientos y experiencias sobre productos o sectores. El objetivo es sumar opiniones, percepciones, vivencias, conocimientos, soluciones y preguntas sobre el tema elegido. Se dirige a pocas personas y tiene un carácter eminentemente práctico.

Los congresos mantienen un enfoque similar, temático, y suelen incluir una mayor cantidad de sesiones y asistentes. Conferencias, mesas redondas y diferentes seminarios completan estas jornadas que suelen prolongarse durante varios días.

Ruedas de prensa y convocatorias de comunicadores

Ciertamente, las ruedas de prensa convencionales son cada vez menos frecuentes: los medios de comunicación online aseguran máxima inmediatez al difundir noticias.

Sin embargo, llevarse bien con los medios sigue siendo imprescindible. Por eso abundan los encuentros con los periodistas, los influencers y otras figuras mediáticas para lograr adhesiones.

Son actos públicos o privados que se organizan con mimo. En el primer caso, persigues un impacto social muy notable a través de los propios invitados. En el segundo, son acciones de relaciones públicas discretas en las que, a veces mediante comidas íntimas con pocos asistentes, se logran grandes acuerdos.

Fiestas y festivales

¿A quién no le gusta pasarlo bien? Cuando estas experiencias positivas se asocian a marcas específicas, conseguimos una comunicación muy influyente.

Existen empresas especialmente adecuadas para esta clase de eventos, sobre todo, las que se dirigen al público joven. Bebidas, ropa, material deportivo y viajes son algunos de los conceptos que mejor funcionan.

Si quieres que tu público, tus empleados o la sociedad en su conjunto te recuerden positivamente, haz que se lo pasen bien. Esa es la clave.

Cuando consigues, además, que mucha más gente sepa lo bien que lo han pasado, el evento termina haciéndose viral. Hoy, con las redes sociales, estos actos consiguen un efecto comunicacional adicional muy valioso y multiplicador.

Como has visto, hay gran cantidad de eventos empresariales eficaces a los que puedes recurrir. Planificar con tiempo y pensamiento estratégico qué, cómo, a quién y cuándo hacer el tuyo es imprescindible para el éxito. Harás tu marca más conocida, valorada y popular si trabajas bien estos recursos.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online