Candidate Journey

Maximizando la captación de talento: Estrategias para cuidar el Candidate Journey

El Candidate Journey es un término que pone en valor la importancia de la gestión del talento. La planificación de un proceso de selección efectivo es decisiva para optar por el perfil idóneo. En la actualidad, el mercado laboral destaca por su competitividad. Y, también, por la elevada preparación de los candidatos. ¡Descubre cómo atraer a profesionales motivados y comprometidos para afrontar nuevos retos!

Qué es el viaje del candidato

El concepto Candidate Journey hace referencia a la experiencia del proceso de selección, analizado y percibido desde el punto de vista del profesional. Ten en cuenta que existen muchos factores que influyen en la imagen que un candidato tiene de un proyecto. Este puede fijarse en las publicaciones que la entidad comparte en redes sociales. Su punto de vista sobre la entidad también puede incluir otras valoraciones sobre la información de la oferta de empleo, el trato recibido en la entrevista de trabajo o las opciones de desarrollo profesional.

Cómo optimizar la gestión del talento humano en un proceso de selección

Como puedes ver, es esencial que la empresa cuide del candidato. En otras palabras, la entidad no debe centrarse únicamente en su perspectiva corporativa. Es recomendable que tengas empatía con el profesional que busca empleo o nuevas oportunidades. ¿Qué factores son decisivos para planificar un buen proceso de selección? Si eres directivo, gerente, autónomo o empresario, es importante que conozcas todas las claves sobre la gestión del talento humano.

1. Acciones de employer branding para crear una imagen sólida

Es fundamental que la empresa en la que trabajas atraiga el talento de perfiles cualificados si hay un puesto vacante. Cuando una entidad tiene una imagen sólida son muchas las personas que envían su autocandidatura. Sencillamente, se ponen en contacto con una compañía en la que les interesa crecer y aprender. Existen diferentes acciones que influyen positivamente en la imagen de marca: presencia en redes sociales, publicación de una revista corporativa, planificación de eventos, etc.

2. Personalizar la comunicación para mejorar la gestión del talento humano

Por lo general, cuando se programa un proceso de selección, varios candidatos participan en la experiencia. Y cada aspirante al puesto sabe que compite con otros profesionales cualificados. Pero no olvides que cada persona debe recibir una atención cercana. Por ello, la personalización debe reflejarse en la comunicación oral y escrita. Por ejemplo, es esencial que la entidad muestre su disposición a responder cualquier duda. Además, es aconsejable que el candidato esté informado sobre su evolución en el proceso. Por este motivo, la interacción debe ser frecuente. Por último, hay un dato que muestra un buen nivel de atención al detalle: es recomendable que cada correo electrónico comience con el nombre del destinatario.

Es habitual que la empresa solicite varias formas de contacto a los participantes en el proceso. Pues bien, también debe informar a cada aspirante sobre los canales que puede emplear para contactar con la entidad. Por ejemplo, tal vez una persona necesite explicar que le ha surgido un imprevisto antes de una entrevista. A lo mejor decide abandonar el proceso, porque ha recibido otra oportunidad profesional. Ten en cuenta que el diálogo y la transparencia deben alimentarse en ambas direcciones.

3. Planificación de entrevistas efectivas en los procesos de selección

La dinámica de las entrevistas de trabajo está muy integrada en la mayoría de las empresas. No obstante, el nivel de eficacia de la prueba depende de una óptima planificación. Así, lo adecuado es que la entidad elabore un análisis con las competencias clave que debe reunir el candidato. Por otra parte, las preguntas del entrevistador deben poner el acento en la experiencia, la formación y las expectativas personales. Hay un hecho que no deberías ignorar. Un proceso de selección puede llegar a su término sin lograr su propósito. Y es una posibilidad que conviene contemplar desde el principio. Es decir, una entrevista de trabajo y todas las pruebas del proceso se alinean con un objetivo. En consecuencia, debes analizar la meta.

4. Hay que aportar retroalimentación constructiva a todos los candidatos

De todos los participantes intervinientes en el proceso de selección, solo uno será el elegido. Sin embargo, la empresa puede potenciar el talento de los participantes por medio de una retroalimentación constructiva. El cierre de la entrevista es muy importante. En ese instante, el entrevistador puede agradecer la participación y la implicación del candidato. Del mismo modo, es aconsejable que el entrevistador mantenga un tono amable incluso cuando plantea preguntas difíciles. Incluso, puede tomar la iniciativa para facilitar la conversación en torno a cuestiones que son relevantes para el entrevistado. Por ejemplo, el salario y otros incentivos del puesto de empleo.

5. Cómo atraer y retener a los mejores profesionales a través de la cultura empresarial

Las condiciones del puesto deben ser atractivas. La entidad puede contar con un plan de beneficios sociales para el reconocimiento laboral de los empleados. Además, es recomendable ofrecer otras facilidades como el teletrabajo. Por regla general, los profesionales agradecen disponer de flexibilidad para trabajar desde casa algún día a la semana. Es esencial valorar el talento desde una doble perspectiva. El esfuerzo, la implicación y la dedicación del profesional deben reflejarse de manera objetiva en el sueldo mensual. Pero este también debe sentirse plasmado a nivel emocional con mensajes de refuerzo positivo.

Además, la compañía puede compartir los valores de la cultura empresarial por medio de la página web, la prensa escrita, el blog o las redes sociales. Aunque la cultura de la organización también se manifiesta por medio de acciones valiosas como la colaboración con causas solidarias, la planificación de eventos o la inversión en cursos de formación para los empleados.

Como ves, el término Candidate Journey tiene una gran relevancia en la actualidad. La experiencia del candidato durante un proceso de selección también es importante para la empresa. Ten en cuenta que su valoración final puede impactar en otras personas. Por ejemplo, cuando un profesional tiene una imagen positiva de la entidad, transmite su admiración por el proyecto. Aunque no desempeña el rol de embajador de la marca, su opinión influye directamente en su entorno cercano.

Nueva llamada a la acción

Puede que también te interese...