Ergonomía para el bienestar de los empleados

Todos hemos oído hablar de la ergonomía en el trabajo. Este término se ha puesto especialmente de moda desde que las empresas han comprendido que implantar estrategias para mejorar el bienestar de sus empleados mejora notablemente su “Employer Brand” o, lo que es lo mismo, la percepción que los trabajadores tienen de su marca.

Todos hemos oído hablar de este término pero, ¿sabes qué significa y qué beneficios tiene sobre los empleados?

La palabra ergonomía tiene su origen en las palabras griegas “ergos” (trabajo) y “nomos” (leyes). Para la Real Academia Española la ergonomía es el “Estudio de la adaptación de las máquinas, muebles y utensilios a la persona que los emplea habitualmente, para lograr una mayor comodidad y eficacia”.

ergonomia-bienestar-empleados

¿Cómo afecta la ergonomía a las condiciones de trabajo, la felicidad de sus empleados y, por lo tanto, a su productividad?

Un buen entorno laboral tiene un impacto positivo sobre la salud de los trabajadores. Durante años, la preocupación por disponer de un entorno laboral adecuado para los trabajadores ha sido relegada a los últimos puestos, tras la generación de beneficios o la reducción de costes. Sin embargo, están estrechamente relacionados. Actualmente, ofrecer un entorno laboral favorable para los empleados está tomando especial relevancia para las empresas. ¿Por qué? Porque un entorno laboral de calidad mejora la productividad y el bienestar de los trabajadores y, por lo tanto, ayuda a generar mayores beneficios y reduce costes.

Disponer de locales espaciosos, bien iluminados y perfectamente equipados permite a los empleados trabajar en buenas condiciones. La ergonomía ayuda a producir más en menos tiempo.

Trasformar el lugar de trabajo en un espacio de vida agradable, este debería ser el reto de todas las compañías y para ello deberían poner a ergonomía en el centro de sus preocupaciones.

Además de la ergonomía, respetar las normas de higiene y seguridad en el trabajo, la creación de espacios accesibles para personas de movilidad reducida, la formación continua o los beneficios sociales son otros factores muy importantes para favorecer el bienestar de los empleados.

Otro punto muy a tener en cuenta es el factor psicológico. Un buen entorno laboral contribuye a reducir el estrés de los empleados. Y en este punto, no solo nos referimos a la ergonomía, sino también a la capacidad que deben tener los mandos de una empresa para generar un buen ambiente laboral y obtener lo mejor de cada uno de sus trabajadores. La escucha activa, la empatía o la asignación de tareas acordes a las capacidades de cada uno favorecerán la motivación de sus trabajadores, así como el espíritu de equipo o la iniciativa.

Las empresas deben velar por la buena salud de sus empleados, implantando medidas para prevenir riesgos y formando/informando a todos sus trabajadores. El departamento de Recursos Humanos juega un papel muy importante en este tema ya que deberá formar a los trabajadores, vigilar que las normas de cumplan y transmitir mensajes fomentando una cultura de vida sana.


Comparte este artículo