Dinámicas para trabajar la puntualidad en las empresas

¿Puede haber un defecto más molesto que la impuntualidad? Probablemente sí, pero si  hablamos de entornos de trabajo donde la convivencia y colaboración con otras personas es muy alta, podemos decir que la impuntualidad no traerá nada bueno.


La cuestión a veces no está muy clara ¿el impuntual nace o se hace?  Realmente es una cualidad que se adquiere mediante el proceso de educación y aprendizaje de cada persona.

Es una virtud que debemos de saber integrar a nuestra personalidad y rutina diaria, desde los primeros días del colegio hasta el trabajo, la puntualidad marcará de un modo importante en la imagen de cómo nos ven.

Es en el contexto laboral donde la impuntualidad marcará la diferencia entre unos profesionales y otros, pues la puntualidad es un valor muy apreciado por los demás y abre muchas más puertas de lo que puedes creer.

Para las empresas la impuntualidad es un factor que incide directamente en sus resultados, según encuestas recientes alrededor del 5% de los trabajadores llegan tarde todos los días, esto supone un desequilibrio funcional y organizativo importante.

¿Eres impuntual? ¿Trabajas con gente impuntual?  De un modo u otro, sigue leyendo y conocerás las ventajas de tener tu tiempo bien controlado y gestionado.

Importancia de la puntualidad en el trabajo

Las empresas buscan siempre a los mejores profesionales, aquellos trabajadores que aúnen las mejores habilidades tanto técnicas como personales.

La puntualidad es un factor básico para el buen funcionamiento organizativo y productivo de las compañías, por lo tanto es una cualidad muy deseada la cual no ofrece ningún tipo de negociación.

Aunque parezca de sentido común, muchos empleados no son puntuales afectando a la buena marcha y ambiente en el trabajo y a la reputación de una empresa.

Entre otras cuestiones, una de las obligaciones de todo trabajador es respetar los horarios de trabajo y ser puntual. Esto alinea a toda la empresa al mismo nivel, ya no solo al entrar al trabajo sino también al llegar a reuniones o citas de trabajo.

La puntualidad siempre da una buena impresión y profesionalidad, por lo tanto la puntualidad  es uno de los rasgos más importantes que dibujan la marca y filosofía de una empresa.

No hace falta mencionar que la impuntualidad no está permitida bajo ningún concepto siendo un motivo muy negativo, difícil de justificar sobre todo si se repite en el tiempo y formas.

puntualidad en las empresas

Beneficios de la puntualidad en el trabajo

Como has podido comprobar, la puntualidad es una de las habilidades top para cualquier profesional.

No importa lo inteligente, capaz o competente que seas,  si sueles llegar tarde al trabajo corres el riesgo de socavar tu reputación profesional a pasos agigantados.

Recuerda, que cuando un empleado se ausenta o llega tarde, el trabajo y el servicio se interrumpen y se coloca una carga adicional sobre los compañeros además de dar irregularidad a los procesos de producción.

Ser puntual, solo puede darte beneficios y ventajas para tu carrera profesional. Toma nota de los beneficios de la puntualidad en el trabajo:

  • Profesionalidad

La mayoría de los profesionales, ya sean empleados o directivos, tienen una cosa en común: hacen de la puntualidad una prioridad. 

Este hábito ayuda a destacarse como una persona digna de confianza, alguien en quien se puede confiar en cualquier faceta de un trabajo. Llegar a tiempo ayuda a garantizar que estás haciendo todo lo posible para que todo funcione sin problemas.

  • Respeto

Ganarse el respeto dentro de una empresa puede llevar mucho tiempo y trabajo. Siendo puntuales minimizamos este cambio de manera abierta.

La puntualidad habla del respeto de una persona por los demás. Respetando a los demás, podemos conseguir grandes cosas en el ámbito laboral.

El tiempo de un profesional es igual que el de los demás, nadie está por encima de este concepto.

  • Mejora la productividad

Como hemos dicho anteriormente, un empleado que llega tarde puede tener una influencia negativa en los que llegan a tiempo, específicamente en aquellos que tienen que cubrir este desajuste.

Ser puntual garantiza que la buena máquina engrasada que se le supone a todo un departamento siga funcionando correctamente, sin fisuras de ningún tipo en la productividad en el trabajo

De este modo se favorecen los intereses y necesidades de todo el equipo de trabajo y en definitiva de la empresa.

  • Promoción en el trabajo

No es una ley escrita pero puede decirse que la puntualidad es un valor obligatorio para poder mejorar  en las condiciones de los puestos de trabajo.

La puntualidad  puede ayudarte a avanzar profesionalmente, es menos probable que los gerentes asciendan a los empleados que siempre llegan tarde.

La puntualidad es un rasgo que deja muy claro que las intenciones y objetivos del profesional están centrados en su equipo de trabajo y responsabilidad dentro de la empresa. 

La puntualidad demuestra  respeto por los compañeros de trabajo, clientes, etc… y refuerza las habilidades de gestión del tiempo.

Actividades para fomentar la puntualidad  en el trabajo 

No todo podía ser tan bonito, tanto si eres gerente o empleado podrás descubrir, sin mucho secreto, que no todo el mundo es puntual.

A veces son 5 minutos otros 10 minutos… con el paso del tiempo y la repetición de la impuntualidad puede ser un verdadero factor de mal ambiente de trabajo.

La puntualidad es un factor personal que ya viene de “fábrica”, en muchos casos es un valor residual de las personas que han asumido en sus rutinas diarias y es muy complejo de eliminar de un día para otro.

Las empresas siempre pueden realizar ciertas acciones o actividades que favorezcan la estimulación de la puntualidad en sus trabajadores. Veamos algunas ideas que pueden dar buenos resultados

Entrevista de trabajo

Resaltar en una entrevista de trabajo la puntualidad como un rasgo clave y diferenciador en la rutina de trabajo de una empresa puede ser de ayuda.

El aspirante puede interiorizar lo que necesita y desea el gerente y saber si puede cumplir con las expectativas de esta cualidad.

Cuidar de la felicidad de los empleados

Los empleados felices son los que mejor trabajan y rinden, esto es una gran realidad. La falta de compromiso o hastío en un trabajo puede ser el factor clave que origina  la impuntualidad.

Es deber de la empresa ofrecer las mejores condiciones de trabajo posibles, para que los empleados estén motivados y contentos, de este modo tanto el absentismo como la impuntualidad disminuirán de manera drástica.

Seguimiento de incidencias

Cuando la impuntualidad se convierte en un hecho recurrente, es una buena idea manejar un seguimiento de incidencias para conocer  cuál es la causa de la impuntualidad.

En muchas ocasiones son situaciones familiares puntuales que habladas y comprendidas se pueden entender y buscar una solución.

Incentivos por puntualidad

Los incentivos siempre funcionan. Crear un sistema de incentivos basados en la puntualidad puede ser todo un éxito.

La puntualidad es una pieza básica en el perfil profesional de cualquier trabajador, no se entiende la buena marcha de una empresa sin una organización y producción puntual y sin problemas de tiempo. Hazte la pregunta ¿Eres puntual?

Contáctanos!


Comparte este artículo