Up Spain

Cosas que debes saber sobre la experiencia de empleado

Es uno de los términos más en boga en el sector de los Recursos Humanos, la “experiencia de empleado”. Pero, ¿qué significa exactamente experiencia de empleado? Quizá resulta difícil definir algo tan abstracto, pero te vamos a dar 4 pautas que debes conocer para comprender mejor qué es ese término tan de moda en los Recursos Humanos de 2017.

que-es-experiencia-empleado

1. La experiencia de empleado no es una moda. Es decir, el término como tal está de moda pero su significado no debería serlo. No podemos reducir la experiencia de usuario a poner sofás en las oficinas o crear un espacio de ocio con una mesa de ping pong. Reducir la experiencia de empleado a este tipo de “modas” es empobrecer su significado, además de insuficiente a la hora de satisfacer el bienestar de los trabajadores.

2. La experiencia de empleado no es responsabilidad del departamento de Recursos Humanos únicamente. Al contrario, velar por que los empleados gocen de una experiencia satisfactoria que aumente su felicidad en la empresa es cosa de todos los que se encuentran en cargos de responsabilidad. Afecta a todo aquel que sea responsable de reclutar al personal, mantenerlo o prescindir de él. También afecta al encargado de la gestión del talento, del desarrollo profesional y de hacer la empresa más atractiva a ojos de los empleados. Todo aquel que tenga mando para mejorar la experiencia de los empleados deberá velar por ella.

3. La experiencia de empleado y el compromiso del empleado no son equiparables. A veces pensamos que hay soluciones milagrosas y llevamos a cabo acciones orientadas a aumentar el compromiso de los empleados que, en realidad, no tienen un gran retorno de la inversión en términos de experiencia de empleado. Los beneficios sociales son una gran herramienta para alimentar el nivel de compromiso de los empleados.

Sin embargo, la experiencia de empleado supone una fotografía mucho más amplia del papel que juegan los trabajadores en la empresa, situándolos en el centro de todas las decisiones.

4. La experiencia de empleado es una combinación de 3 factores que encontramos en toda organización: el lugar de trabajo, la tecnología y la cultura corporativa.

– Entorno. Es indispensable contar con un entorno de trabajo agradable. Oficinas cómodas, espacios bien iluminados con mobiliario ergonómico. Todo orientado a que los empleados estén cómodos durante toda su jornada de trabajo.

– Tecnología. Es necesario facilitar a los empleados de todas las herramientas que necesiten para llevar a cabo su trabajo de forma adecuada y ayudarles a aumentar su productividad. La transformación digital es ya una realidad a la que ninguna empresa puede (ni debe) escapar.

Cultura corporativa. Es necesario que todos los trabajadores conozcan los calores de la empresa, el estilo de liderazgo, el espíritu y, en definitiva, su cultura.

En definitiva, las empresas deben poner a sus colaboradores en el centro de sus pensamientos y de sus acciones para que estos quieran trabajar para ellas. Se trata de hacer que la experiencia de los trabajadores en sus lugares de trabajo sea tan buena que nunca quieran abandonar la compañía para la que trabajan, realizando cada día un trabajo altamente productivo. Todos ganan.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online