Up Spain

¿Apuesta tu empresa por el bienestar corporativo?

Atrás quedaron esos tiempos en los que para dirigir una empresa con éxito solo se tenían en cuenta los criterios económicos. Cuidar el capital humano y gestionarlo de la mejor manera posible es clave para el buen funcionamiento de la empresa. Si los trabajadores se sienten bien y en sintonía con el entorno en el que desarrollan su labor profesional, darán lo mejor de sí mismos repercutiendo positivamente en la empresa.

 

¿Qué es el bienestar corporativo?

También conocido como corporate wellness, el bienestar corporativo es una estrategia impulsada y desarrollada por los recursos humanos con el objetivo de que la empresa sea consciente de la responsabilidad que tiene en la vida de sus empleados.

Promover el deporte y favorecer la salud física, mental y emocional de los empleados que trabajan en ella contribuye a reducir la aparición de enfermedades que provocan absentismo y bajas laborales. Pero además, mejora la motivación y, por consiguiente, el rendimiento y la productividad.

 

No tan reciente

Contrariamente a lo que pudiera parecer, el bienestar corporativo no es una nueva moda. Los programas orientados a cuidar la salud de los empleados y fomentar la vida sana existen desde que empezaron a surgir las grandes compañías hacia finales del siglo XIX. Estos son los logros más significativos en la evolución de los programas de bienestar para empleados desde las cadenas de montaje de Henry Ford hasta nuestros días.

  • Henry Ford introduce la semana laboral de 40 horas en 1926.
  • Aunque nos parezcan relativamente actuales, los centros deportivos para empleados ya eran populares en las décadas de los 50 y 60.
  • Lo mismo sucede con el tabaco. En los años 70 las empresas ya fomentaban la participación de sus empleados en distintos programas para dejar de fumar.
  • Johnson & Johnson fue la primera empresa en asociar los programas de bienestar corporativo al aumento de la productividad de los empleados y, por consiguiente, a la rentabilidad de la empresa.

 

Muchos y productivos beneficios

Apostar por el modelo corporativo en el que se apuesta por el bienestar de los empleados cuenta con numerosos beneficios, tantos que puede considerarse como una inversión con retorno.

  • Autoestima. Al preocuparnos por su salud, los empleados se sienten más valorados incidiendo directamente en su autoestima, seguridad y confianza. De igual manera, tendrá consecuencias positivas en el resto de la plantilla.
  • Productividad. Los empleados que cuidan su salud se sienten más despejados mentalmente y mejor físicamente con lo que trabajan mejor.
  • Retener el talento. Las empresas con programas que demuestran interés por cuidar de la salud de sus empleados son el objetivo de los profesionales con talento. Asimismo evita la fuga de talento hacia otras compañías.
  • Imagen corporativa. Las empresas con programas que demuestran interés por cuidar de la salud de sus empleados obtienen mayor reconocimiento por sus consumidores y por el sector. Solo hay que recordar el ranking de mejores sitios para trabajar (y su impacto) que suele publicarse regularmente.
  • Engagement. Una empresa saludable genera empleados felices, motivados y dispuestos a cumplir con los objetivos estratégicos de la empresa.
  • Antiestrés. Los hábitos de vida saludables también mejoran el humor de las personas liberándolos del estrés y facilitando la solución de conflictos que pueden aparecen en el día a día.
  • Absentismo y bajas laborales. Cuidar la salud de los empleados contribuye a que padezcan menos enfermedades, con lo que el absentismo es menor.

 

Acciones que mejoran el bienestar corporativo

Son diversas y muy variadas las medidas que pueden adoptarse para mejorar el bienestar empresarial.

  • La primera regla a tener en cuenta para velar por el bienestar del equipo es aprender a escuchar. El departamento de Recursos Humanos de la empresa debe estar disponible para evaluar las peticiones de los trabajadores que así lo pidan, siendo flexible en función de las necesidades del conjunto.
  • Formación. Los planes de formación son una inversión a largo plazo tanto en la productividad de la empresa como en el bienestar de los empleados.
  • Beneficios sociales. Contar con un plan de beneficios sociales es otra de las herramientas para mejorar el bienestar de los empleados. Facilitar ayudas a los empleados relacionadas con la comida, el transporte o la educación infantil es una gran idea para retribuir su esfuerzo..
  • Feedback. Para comprobar si las medidas adoptadas en aras a mejorar el bienestar corporativo están siendo beneficiosas, es indispensable conocer la opinión de los trabajadores.

 

Hacia una empresa saludable

En esta vida no hay nada como predicar con el ejemplo. Si te preocupa la salud de los empleados, lo ideal es que te posiciones como empresa saludable, es decir, aquella cuya cultura corporativa defiende un estilo de vida saludable y así lo transmite a sus empleados. Se trata de promover la salud y el bienestar de manera activa y continua como puntos clave para una mayor efectividad laboral. Tener un estilo de vida saludable ayuda a los empleados a tomar decisiones complejas, estar más concentrados, menos estresados y desarrollar la creatividad en mayor medida.

Así, uno de los ejes clave de actuación dentro del bienestar corporativo es el relacionado con la nutrición y la dietética. Es altamente recomendable desarrollar programas relacionados con los buenos hábitos alimentarios. Una dieta equilibrada y saludable ayuda a prevenir la fatiga, las lesiones musculares o las enfermedades cardiovasculares, entre otras afecciones. En ese sentido, iniciativas como UpGourmet o Gourmet a domicilio van a ser muy positivas.

 

Un empleado feliz, descansado, en buena forma física y mental, ve multiplicada su capacidad. De hecho, es la mejor garantía para que la empresa en la que trabaja sea productiva. Apostar por el bienestar corporativo ayuda a las empresas a cuidar su capital clave: sus empleados.

 

post blog bienestar

 

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online