¿Tengo inteligencia emocional?

Primeramente, antes de comprobar si tenemos inteligencia emocional, deberemos saber qué es eso. La inteligencia emocional es la capacidad que poseemos para gestionar y trabajar tanto nuestras emociones como las de terceros. Incluso esta gestión puede ir orientada hacia la consecución de un objetivo.  Y sabiendo esto, cómo podemos comprobar si tenemos este tipo de inteligencia y claves para desarrollarla al máximo.  He aquí una serie de indicativos que nos pueden ayudar en esta tarea.

 

La inteligencia emocional

 

- Nombrar los sentimientos: detallar las sensaciones más allá de simples “estoy bien” o “estoy mal”. Eso ayudará a saber qué le ocurre a una persona, cómo se siente y aporta información valiosa para ayudarla.

- Observar ante todo: no solo vale escuchar. Nuestro lenguaje corporal habla y muchas veces con más claridad que nuestras palabras. Por eso, debe ser importante observar para tener de nuestra parte una herramienta útil, la consciencia emocional.

- Empatía: rasgo característico de las personas con inteligencia emocional. Conocer las emociones del otro y saber qué las han motivado, es decir, ponerse en el lugar del otro.

- Identificar lo que provoca determinados sentimientos: la inteligencia emocional comprende el saber analizar las relaciones de causa-efecto entre situaciones y sentimientos.

- Gestionar las emociones: con un ejemplo se verá más claro. Si recibimos una crítica constructiva y nos dejamos llevar por el enfado o por la frustración, debemos saber que no estamos haciendo una correcta gestión de las emociones y debemos trabajarlo más con preguntas como, ¿me puede ayudar a crecer o a mejorar?.

- Reconocer para aprender: otro de los rasgos que define la inteligencia emocional es el reconocimiento de los fallos, asumirlos y sobre todo, aprender de ellos.

La inteligencia emocional puede ser un factor importante a la hora de desempeñar un puesto de liderazgo, ya que trabajar con un equipo de personas conlleva conocerlas y saber qué les ocurre. Y como hemos comentado al inicio cuando hemos definido qué era inteligencia emocional, podemos utilizarla para la consecución de objetivos. Por lo que es una herramienta útil en el día a día del trabajo.

 

 

Fuente: Equipos y Talento

Foto: Avanza-Psicología


Comparte este artículo