Rentabilidad Financiera (ROE). Qué es + Fórmula para calcularla

En este artículo queremos hablaros de la rentabilidad económica (ROE). La gestión óptima de una empresa pasa por el desarrollo y el análisis de información y datos, cálculo de indicadores, así como la interpretación de los mismos.

Sin estos indicadores  es muy complejo tener una idea clara y real de la verdadera situación económica y financiera de una empresa.

RELACIONADOS:

Gracias al cálculo y monitorización de los valores que salen en estos indicadores es mucho más fácil prever ciertas acciones y crear estrategias de negocio acordes a la actualidad empresarial del mercado.

Entre estos indicadores, la Rentabilidad Financiera ocupa un lugar muy importante pues dan una información clave de las compañías.

Veamos con un poco más de detalle  lo que significa el conocimiento y cálculo de la Rentabilidad Financiera para una empresa.

¿Qué es y para qué sirve la rentabilidad financiera?

La Rentabilidad Financiera se podría definir como aquellos beneficios obtenidos por la empresa mediante recursos propios o inversiones realizadas.

También se conoce por las siglas en inglés “Return on Equity” (ROE), o como rentabilidad sobre el capital, y lo que hace es relacionar los beneficios netos de una determinada operación con los recursos necesarios para obtenerla. 

El resultado obtenido de calcular la Rentabilidad Financiera muestra el beneficio obtenido por la empresa y la capacidad que le da para poder tener fondos.

Facilita la toma de decisiones sobre la viabilidad y necesidad de una determinada inversión dentro de los procesos de negocio.

Cómo calcularla

Un buen modo de entender claramente lo qué es y significa la Rentabilidad Financiera es  a través de la fórmula para su cálculo.

Así pues, vamos a mostrar la fórmula de la Rentabilidad financiera:

Rentabilidad Financiera= Beneficio Neto/Fondos Propios X 100

Como se puede apreciar, se utilizan dos indicadores que nos dan los datos necesarios para entender la Rentabilidad Financiera:

  • Beneficio Neto.  El Beneficio Neto se define como aquello que ha ganado la empresa deducidos  los intereses e impuestos que le correspondan.
  •  Fondos Propios.  Son parte del patrimonio neto de una entidad y los componen diferentes partidas: capital social, reservas, subvenciones y donaciones. También es necesario tener en cuenta que los fondos propios suponen un coste pues se debe retribuir a los accionistas sus dividendos.

El resultado de la Rentabilidad Financiera puede  analizarse en bruto o neto. Esto depende de si se cuenta las ganancias antes o después de impuestos, interés y demás.

También es posible encontrar determinado escenarios que pueden ser decisivos en los resultados del cálculo de la Rentabilidad Financiera:

  • Resultados de explotación. Al deducir los intereses de la deuda e impuestos indirectos.
  • Resultados previo deducción de amortizaciones y previsiones
  • Resultado de actividades ordinarias. Eliminado el efecto del impuesto sobre el impuesto de las sociedades así como de los resultados extraordinarios.

Valores óptimos de la rentabilidad Financiera

Como ya hemos comentado, el resultado del cálculo de la Rentabilidad Financiera da una información clave para los inversores.

Indica la capacidad de la empresa para generar beneficios  para los accionistas. El rendimiento del inversor del capital invertido.

Por lo tanto, gracias a la Rentabilidad Financiera, es posible tener la certeza real de la viabilidad de la inversión en una determinada empresa.

Se puede decir que al menos la Rentabilidad Financiera ha de ser positiva a las expectativas que tengan depositadas los propietarios en su negocio.

Cuanto más elevado sea el resultado del cálculo de la Rentabilidad Financiera mejor  para los objetivos de una empresa.

Diferencia con la rentabilidad económica

Una de las grandes dudas que surgen con el cálculo de la Rentabilidad Financiera es la confusión  que surge con otro importante indicador como la Rentabilidad Económica  ¿En qué se diferencian?

Veamos, las principales diferencias entre Rentabilidad Financiera y Rentabilidad Económica:

  • En la Rentabilidad Financiera se utilizan los fondos propios, en cambio en la Rentabilidad Económica se cuenta con los activos totales para conocer los beneficios obtenidos.
  • La Rentabilidad Financiera relaciona los beneficios una vez deducidos intereses, impuestos y gastos financieros. En la Rentabilidad Económica, en cambio, se relaciona el beneficio antes de intereses e impuestos.

Otro gran concepto que diferencia a ambos indicadores es el denominado Apalancamiento. Este término relaciona la financiación con recursos ajenos. La relación de valores entre Rentabilidad Financiera y Económica, marcan el valor del Apalancamiento.

Ejemplo del cálculo del ROE

Veamos un ejemplo claro y válido para entender cómo funciona y se calcula la Rentabilidad Financiera:

Vamos a partir de la base de una inversión de 20.000€, dicha inversión ha reportado unos beneficios de 1000€.

Rentabilidad Financiera= Beneficio Neto/Fondos Propios

1000/20.000 = 0,05% sería el porcentaje de la Rentabilidad Financiera de esta situación.

Es más, si al beneficio le restamos un 22% de impuestos (1000 x 22% = 780) 780/20.000= 0.039% de Rentabilidad  Financiera.

Cuanto más elevado sea el valor de la Rentabilidad Financiera, estaremos ante un contexto muy favorable para recomendar la inversión y proponer acciones prácticas en este sentido.

¿Qué acciones pueden aumentar la Rentabilidad Financiera?

La intención de cualquier empresa debe ser mejorar la rentabilidad financiera de cualquier inversión. Algunas formas de poder hacerlo son: 

  • Aumentar el margen y rotación.  Aumentado el valor de precios, generando mayores ventas. También reduciendo los activos.
  • Aumentar el apalancamiento. Generando mayor deuda  para aumentar activos y capitales.

Una forma de ahorrar gastos en tu empresa es a través de los beneficios sociales para los empleados, ya que éstos ofrecen ventajas como:

  • 100% deducible del Impuesto de Sociedades
  • Exento de IRPF

Si quieres saber más te lo contamos en: 

Beneficios sociales, sus ventajas para empleados y empresas

Contáctanos!


Comparte este artículo