Balance general de cuentas de una empresa. Qué es y cómo crearla

La economía de una empresa es vital para poder analizar y estudiar su viabilidad y futuro a corto y largo plazo.

Centrarse solo en el crecimiento productivo o rendimiento puede dejar muy desasistida la parte financiera y económica de la empresa.

A través de un balance general de cuentas es posible tener una visión clara del estado de la empresa, siendo clave para poder realizar una mejor gestión y toma de decisiones para el futuro de la misma.

RELACIONADOS:

El escenario financiero de una empresa muestra lo qué es la empresa y la viabilidad y futuro de la misma, lo que es una buena carta de presentación para cualquier necesidad o emprendimiento asociada a ella.

Vamos a ver lo que es un Balance general de cuentas y cómo se puede hacer, para tener una idea clara de lo que significa todo ello ¿Te atreves a seguir leyendo?

Qué es el balance general de una empresa

El Balance general de una empresa tiene que ver con el ámbito económico de la misma. De forma sencilla lo podemos definir como la muestra de un estado de los activos, pasivos y capital contable de una empresa en un momento específico.

Por lo general, el balance general de cuenta suele hacerse al final del año, para tener una idea total del año. Pero para una mejor gestión y control del estado financiero de la empresa, puede hacerse de carácter mensual o trimestral.

Todo esto dependerá del tipo de empresa y de las necesidades que se asuman en un periodo de tiempo determinado.

¿Por qué es importante hacer un balance general de cuentas?

Como hemos comentado con anterioridad, un balance general es un estado financiero importante que brinda una instantánea de la salud financiera de una empresa en un momento determinado.

Además nos ofrece importantes datos de información sobre conceptos tan importantes como los siguientes:

  • Liquidez. Al comparar los activos corrientes de una empresa con los pasivos corrientes, se obtendrá una imagen clara de la liquidez de la empresa o de la cantidad de efectivo que se tiene disponible. Siempre es deseable desea poseer un colchón entre los activos y pasivos corrientes para cubrir las obligaciones financieras a corto plazo, con activos siempre mayores que pasivos.
  • Eficiencia. Al analizar y comparar el estado financiero mediante un balance es posible conocer la efectividad en el uso de los activos, por ejemplo, para la generación de ingresos.
  • Apalancamiento. Otra de las grandes ventajas que posee realizar el balance general de cuentas es que facilita la comprensión de cuánto apalancamiento tiene la empresa, lo que indicará cuánto riesgo financiero se está enfrentando para un tiempo determinado.

Por lo tanto, a través de un Balance general es posible ofrecer una perspectiva de la empresa, para mostrar a socios e inversionistas. Siempre y cuando se tenga en cuenta que muestra la condición financiera en ese momento, pues la economía y el ámbito financiero pueden cambiar  con el paso del tiempo.

Cómo estructurar el balance general del negocio

La creación de un balance general necesita seguir una estructura para entender bien lo que se está haciendo. 

Vamos a intentar plasmar esta estructura de una manera sencilla para que se entienda mejor.

Activos

Los activos son  todos aquellos elementos de valor que posee una empresa. Se suelen ordena de mayor menor liquidez:

  • Circulantes. Son los activos denominados derechos, son créditos que pueden ser convertidos en efectivo, en un plazo menor de un año o al cierre del ejercicio contable: inventarios, cajas, bancos, etc…
  • Fijos. Son el tipo de activo vinculado a los bienes en propiedad de la empresa, pudiendo ser tangibles o intangibles.  Son imprescindibles para el funcionamiento del negocio y no se van a convertir en efectivo a corto plazo: Transporte, maquinaria, equipos de trabajo, mobiliario, equipos de oficina, etc…
  • Diferidos. No se relacionan con los activos, pueden ser conceptos vinculados al gasto o los costes: arrendamientos, seguros o intereses sobre obligaciones.

Pasivos

Los pasivos hacen referencia a las deudas que puede tener la empresa en relación a cualquier concepto o evento financiero.

Todas estas deudas se clasifican según el plazo que se tiene para liquidarlas, así pues tenemos:

  • Circulantes. Son aquellas deudas que tienen un plazo de liquidación mucho más corto (menos de un año) que el resto de las otras deudas: impuestos por pagar, anticipos a clientes, obligaciones bancarias, etc…
  • Largo plazo. En este caso se engloban todas aquellas deudas cuyo plazo de liquidación es más de un año: créditos bancarios y similares obligaciones.
  • Diferido. Referencia a  deudas que estarían asociadas a resultados de ejercicios futuros.

Capital

También llamado patrimonio, todos los recursos con lo que han colaborado socios o propietarios. 

Por último dejar claro un cálculo que puede ayudar a entender muchas cosas:

Total de Activos= Total de Pasivos + Capital

Cómo hacer el balance 

Como siempre decimos, no hay nada mejor que un ejemplo para entender ciertos conceptos. En este caso, un balance general de cuentas se entiende mucho mejor teniendo en cuenta los siguientes datos:

Entre los activos diferenciar los:

  • Activos corrientes. Existencias, deudores, Hacienda pública, seguridad social…
  • Activos no corrientes. Materiales, intangibles, financiero a largo plazo, inmobiliario…

Activo Total= Activo no corriente + activo corriente

Pasivos. Ya comentados anteriormente, todo lo relativo a las deudas que posea la empresa. En definitiva todas las obligaciones tanto a corto como a largo plazo.

Patrimonio.  Todos los recursos propios y aportaciones ofrecidas por inversores o propietarios de  la empresa.

Ejemplo de Balance General

 

ACTIVO

PASIVO

PATRIMONIO

Activo corriente

Proveedores…. 200€

Capital…. 15.000€

Caja ………. 1000€

Hipotecas …. 10.000€

Total Patrimonio= 15.000€

Bancos……800€

Total Pasivo= 10.200€

Pasivo + Patrimonio= 25.200€

Deudores….2000€

Materiales.....1500€

Activo no Corriente

Oficina …15.000€

Inversiones …4.000€

Total Activos= 24.300€

 

Los Balances pueden ser mucho más complejos, pues depende del tamaño de la empresa y de las operaciones financieras asociadas a ellas. Por ello, siempre es aconsejable desarrollar Balances generales en espacios cortos de tiempo, para una mayor capacidad de desarrollo del mismo y control.

Por ello te dejamos con una plantilla descargable para crear el balance anual de gastos e ingresos de una empresa:

Contáctanos!


Comparte este artículo