Up Spain

¿Necesitas recuperar la concentración tras las vacaciones?

¿Te acabas de incorporar de las vacaciones y sientes que tu concentración no está en sus cotas más altas? Tranquilidad, la falta de concentración, la apatía, o una sensación de cansancio excesivo son síntomas habituales de la vuelta a la realidad. Así que, para que este período de adaptación te resulte lo más liviano posible y recuperes cuanto antes la normalidad, y tu concentración, te vamos a dar una sencilla solución: la alimentación.

recuperar-concentracion-tras-vacaciones

Una correcta alimentación nos favorece en muchos aspectos de nuestro día a día, el síndrome postvacacional es otro de ellos.

¿Cuáles son los mejores alimentos para tu cerebro? ¿Qué debes incluir en tu dieta si quieres recuperar tu concentración? ¡Añade estos productos a tu lista de la compra!

Pescado azul, por su aporte de Omega-3

La mielina es algo así como un sobre compuesto de material lipoproteico que sirve para proteger las fibras nerviosas de nuestro cerebro. Su misión es favorecer la transmisión rápida y eficiente de los impulsos nerviosos a lo largo de las neuronas. Para cumplir su función, necesita grasas saludables que puedes proporcionarle a través de la alimentación. Por eso, deberías favorecer la ingesta de ácidos grasos Omega-3. Una alimentación pobre en Omega-3 podría debilitar las membranas protectoras de las neuronas, desestabilizando la química del cerebro. Además, una alimentación rica en grasas saturadas podría reducir nuestras capacidades intelectuales. El Omega-3 de origen marino es mucho más recomendable para la salud del cerebro que el de origen vegetal.

Consume de 2 a 4 veces a la semana pescados como el atún, el salmón, la sardina, la caballa o la trucha.

Frutos rojos, por sus antioxidantes

Los antioxidantes juegan un importante papel preventivo. Evitan la formación de radicales libres, garantizando un cerebro sano.

Los frutos rojos son los grandes antioxidantes de la alimentación. Arándanos (azules y rojos), moras, frambuesas y fresas deberían ser habituales en nuestra dieta.

La col, el brócoli y la coliflor también son una gran fuente de antioxidantes así que te recomendamos que consumas este tipo de verduras semanalmente.

Carne roja, por su aporte de hierro

El hierro transporta oxígeno a nuestras células, permitiendo que estas hagan su trabajo correctamente.

La carne roja es la mejor fuente de hierro fácilmente asimilable para combatir la debilidad y la fatiga que afectan nuestras capacidades intelectuales.

Cereales, por su glucosa

El cerebro utiliza en torno a 120 gramos de glucosa al día para funcionar. Como no está capacitado para tener reservas de glucosa, es necesario que se la suministremos regularmente. Los azúcares de absorción lenta, como la pasta, el arroz y otras féculas, son preferibles a los azúcares de absorción rápida como los proporcionados por los zumos de frutas o los dulces. ¿Por qué? Porque los azúcares de absorción lenta son liberados progresivamente en la sangre, realizando un aporte constante de glucosa por el buen funcionamiento de diversos órganos, entre ellos el cerebro. Te recomendamos el consumo regular de cereales integrales.

Incluye este tipo de alimentos en tu dieta y verás cómo tu concentración y el funcionamiento de tu cerebro mejorar. Recuerda realizar un desayuno completo, reducir el aporte calórico en las comidas e hidratarte bien.

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online