Metodologías Agile. Qué son y qué tipos existen

La productividad es uno de los indicadores clave para conocer, de un modo real, el rendimiento de una empresa. Por eso queremos hablaros de las Metodologías Agile, ya que son fundamentales para la productividad empresarial.

Rendimiento y productividad dependen de diferentes factores, especialmente de todos aquellos que influyen en la acción de los procesos.

Relacionados: 

Poseer una metodología de trabajo eficiente es la base para mejorar y optimizar el rendimiento y productividad de una empresa.

La Metodología Agile es tendencia dentro de las formas y modos de plantear y planificar el trabajo en las empresas. Veamos qué son las Metodologías Agiles y porqué son una parte importante en la gestión y desarrollo de las tareas de trabajo.

Qué son las Metodologías Agile

La metodología ágil es una forma de gestionar un proyecto dividiéndolo en varias fases. Implica una colaboración constante con las partes interesadas y una mejora continua en cada fase.

Se centra en la planificación adaptativa, la auto organización y los plazos de entrega. Es una metodología flexible, rápida y tiene como objetivo la mejora continua de la calidad.

Principios fundamentales de esta metodología

Agile se basa en 12 principios clave que definen perfectamente lo que es este tipo de metodología.

Los principios son los siguientes:

  • Satisfacción del cliente mediante la entrega rápida.
  • Aceptar los cambios en los requisitos. Los procesos ágiles aprovechan el cambio para la ventaja competitiva del cliente.
  • Fechas prefijadas de finalización de tareas.
  • Las partes interesadas deben trabajar juntos a diario durante todo el proyecto.
  • Construir los proyectos en torno a personas motivadas y ofrecerles confianza.
  • El método más eficiente y eficaz para transmitir información a un equipo de desarrollo es la conversación cara a cara.
  • El uso del software es la principal medida de progreso.
  • Los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenible.
  • Atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño.
  • Buscar la simplicidad en las tareas, alejándose de la complejidad.
  • Integrar equipos auto organizados.
  • Buscar la reflexión sobre cómo ser más eficaz.

 

Origen de la metodología

La Metodología Agile parte del sector del desarrollo de software. En la primavera del año 2000, cuando un grupo de 17 desarrolladores de software, entre los que se encontraban Martin Fowler, Jim Highsmith, Jon Kern, Jeff Sutherland, Ken Schwaber y Bob Martin, se reunieron para discutir cómo podían acelerar los tiempos de desarrollo para sacar el nuevo software al mercado más rápidamente.

A partir de este momento, salieron a la luz conceptos como la velocidad de comercialización, la retroalimentación rápida y la mejora continua como señas de identidad de la metodología ágil.

 

Tipos de Metodologías Agile

En la actualidad, es posible encontrar diferentes tipos de Metodología Agiles. Las más comunes son las siguientes:

Scrum

Es la Metodología Agile más utilizada. Scrum se caracteriza por ciclos o etapas de desarrollo, conocidos como “sprints”, y por la maximización del tiempo de desarrollo de un producto.

Destaca la idea de celebrar, todos los días, pequeñas reuniones de 15 minutos, el scrum diario, que tienen la función de sincronizar las actividades y encontrar la mejor manera de planificar mejor el trabajo.

Kanban

La palabra Kanban es de origen japonés y su significado está ligado a un concepto de tiempo. El método Kanban se plasma en una tabla (tablero Kanban), dividido en columnas, que muestra cada flujo de la producción.

A medida que se avanza en el proyecto, la información de la tabla va cambiando. El método Kanban requiere comunicación y transparencia para que los miembros de un equipo sepan exactamente en qué fase se encuentra del proyecto.

Lean Development

Es una metodología que proviene directamente de Lean Manufacturing, creada por Toyota. Entran a escena tres conceptos:

  • Objetivos. El objetivo final es ofrecer el mayor valor al cliente. Una vez que se define ese valor, todos pueden empezar a trabajar juntos hacia ese objetivo.
  • Personas. La metodología Lean es posible con un enfoque que combine actitudes, objetivos e ideas para que la empresa sea lo más eficiente posible.
  • Procesos. Cada proceso debe tener un propósito y estar vinculado al flujo de trabajo.

Beneficios de utilizar las Metodologías Agiles en las empresas

La aplicación de la Metodología Agile aportar grandes beneficios que optimizan la producción y el rendimiento de una empresa. Entre otras ventajas, podemos destacar las siguientes:

  • Mayor calidad en los productos.
  • Fortalece la satisfacción del cliente.
  • Mejor control sobre los proyectos.
  • Mejora la planificación y previsión a corto plazo.
  • Reduce el riesgo, al trabajar con pequeños sprints.
  • Mayor flexibilidad y adaptabilidad a los cambios.
  • La metodología Agile fomenta la mejora continua.

Herramientas y softwares para poder utilizarlas

La tecnología es parte activa para desarrollar las Metodología Agile.

Existen una gran oferta de software y herramientas que permiten facilitar la gestión de la metodología Agile en el trabajo.

A modo de ejemplo podemos nombrar: Jira, Kanbanize, Planbox, Zoho Projects… son algunas de las aplicaciones que se usan para materializar la metodología Agile en las empresas.

La Metodología Agile comienza a ser una parte importante en la gestión del trabajo y organización de las tareas, una forma de mejorar la productividad y el rendimiento final de cada proceso de negocio.

Contáctanos!


Comparte este artículo