Mejora la productividad de tu empresa con Up SPAIN

Se puede decir sin ningún temor a la equivocación que la productividad es uno de los términos más utilizados y trabajados en la gestión de una empresa. Los valores positivos o negativos de esta característica en tu compañía marcarán el rendimiento, las necesidades y las mejoras a realizar.

baja-productividad

En este post queremos explicarte todo acerca de la eficiencia y cómo implementarla en tu empresa de forma que consigas empleados productivos.

¿Qué es la productividad en una empresa?

La productividad mide y cuantifica la eficiencia/rendimiento del proceso de producción de una empresa.

La productividad maneja dos factores básicos:

  • Inputs. Estos son todos aquellos factores que intervienen en una producción: horas de trabajo, capital y recursos naturales
  • Outputs. Son los servicios  productos resultados de dicho proceso de producción.

La productividad afecta a prácticamente cualquier aspecto de una determinada área departamental, por tanto su cálculo puede ser de diferente naturaleza. Por ejemplo, la productividad puede calcularse midiendo la cantidad de unidades producidas en relación con las horas de trabajo de los empleados.

Causas de la baja productividad en las empresas


Antes de planificar estrategias para mejorar la productividad de una empresa, es necesario conocer qué causas son las que están originando el bajo rendimiento en el proceso productivo.

Son muchos los factores y escenarios que afectan directamente al estado natural de la productividad. Cuando una empresa es consciente de sufrir baja productividad debe poner cierta atención a los siguientes puntos:

  • Problemas de gestión y organización. En un alto porcentaje de las ocasiones, el problema de la baja productividad dirige la mirada hacia el nivel alto de la empresa y no al bajo. Prácticas de gestión y estrategias y/o metodologías de trabajo ineficaces afectan directamente al trabajo de empleados, incapaces de desarrollar su máximo potencial.
  • Desactualización. Una empresa desactualizada y obsoleta está condenada  dentro de un contexto empresarial de alta competitividad. Cuando una empresa utiliza métodos anticuados disminuye su productividad. La transformación digital, como veremos más adelante, es uno de los factores que ayudan a mejorar la productividad.
  • Empleados. Cuando hablamos de empleados como causa de baja productividad, nos referimos a aquellos insatisfechos o con otra clase de problemas personales. Este tipo de empleados son improductivos  y sin una solución eficaz pueden ser un escollo importante para potenciar un alta productividad. Tedio, poca motivación y desarrollo profesional, cansancio, stress…. Son algunas de las razones de baja productividad en los empleados.

Estrategias para una mejor productividad en la empresa


La alta competitividad que existe en el escenario empresarial no da lugar a dudas o esperas: es necesario aumentar la productividad para ofrecer un elemento diferenciador clave para competir de manera dinámica y fuerte.

Las empresas que pueden obtener la mayor productividad y los mejores resultados de cada empleado utilizando los menores recursos posibles, son los que tienen más probabilidades de tener éxito a largo plazo.

Las estrategias para mejorar la productividad en la empresa se basan en los siguientes puntos:

  • Transformación digital. En la actualidad, las empresas no pueden cerrar los ojos a las nuevas tecnologías digitales. Los softwares o aplicaciones de gestión empresariales (por ejemplo, software de negociación electrónica, etc…) son un instrumento clave en la mejora de la productividad: la automatización de tareas, menor tiempo de acceso a datos son claros ejemplos del dinamismo que aportan las tecnologías. Los flujos  de trabajo son más dinámicos permitiendo a los empleados a enfocarse en diferentes tareas.
  • Sistema de organización y evaluación del trabajo. Las metodologías de trabajo influyen de manera importante en la productividad. Aplicar un sistema de organización y evaluación de trabajo permite tener un control sobre el rendimiento de las tareas. Por ejemplo, el sistema SCRUM, aplica reuniones semanales para conocer los detalles de las tareas, de este modo  es posible identificar las necesidades tanto de empleados como de las tareas a realizar.
  • Empleados “felices”. Determinados estudios universitarios de productividad y rendimiento en la empresa, afirman que una plantilla de empleados “felices” es mucho más productiva de la que no lo es. La “felicidad” de un empleado en una empresa viene dada por la mejora de sus condiciones. La transformación digital ayuda en este término, posibilitando cursos de capacitación y formación para las nuevas metodologías de trabajo empleadas, un valor añadido para el perfil profesional de los empleados. En este punto también entraría los beneficios sociales utilizados por las empresas para motivar a los empleados y conseguir su felicidad. Es importante generar un entorno de trabajo dinámico y flexible, dentro de las posibilidades, capaz de fidelizar al empleado.
  • Como habíamos dicho en el punto anterior, los beneficios sociales  fomentan un mayor desempeño entre los empleados entre otras cosas. Se ha demostrado una relación directa entre motivación laboral y el desempeño. La felicidad de los trabajadores es un aspecto estratégico imprescindible para las empresas y es por ello que vamos a contarte cómo Up SPAIN puede ayudarte a conseguirlo con los distintos beneficios sociales que ofrece a la empresas:

Up Cheque Gourmet

El Cheque Gourmet es uno de los beneficios sociales más valorados por los empleados. También es uno de los más extendidos al suponer una importante ventaja económica para las empresas y los empleados. Para las empresas, este servicio es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, el Cheque Gourmet queda exento de IRPF hasta 11€ por día laborable, lo que supone un ahorro anual de unos 600€. Este beneficio social puede implantarlo cualquier empresa, a partir de un empleado, sin importe mínimo, logrando un aumento del compromiso de sus trabajadores y de su productividad. Según el estudio AEEVCOS, los vales de comida tienen un impacto de 619 millones de euros en el sector de la restauración, generando 15.000 empleos directos.

Up Cheque Transporte

La tarjeta Cheque Transporte se está ofreciendo debido a su gran utilidad y comodidad para el empleado, es prepago y se puede utilizar para la adquisición de títulos de transporte público colectivo de viajeros (autobús tranvía, tren y metro) válidos en España, con el fin de abonar los trayectos entre residencia y lugar de trabajo, de una manera muy sencilla y a un precio inferior al de las tarifas oficiales. Para las empresas, este servicio es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, el Up Cheque Transporte queda exento de IRPF hasta un importe máximo de 136,36€ x 11 meses = 1500€ por trabajador al año. Al igual que el Cheque Gourmet se puede implantar este beneficio social en cualquier empresa, a partir de un empleado y sin importe mínimo. Además, con el cheque transporte también estarás cuidando el medioambiente.

Up Educainfantil

El cheque guardería consiste, básicamente, en el pago de la guardería por parte de la empresa. En Up SPAIN lo llamamos Up Educainfantil y es el mayor beneficio social que las empresas pueden ofrecer a los padres y madres trabajadores con hijos en el primer ciclo de educación infantil, es decir, de 0 a 3 años, ya que permite a aquellos empleados obtener un ahorro fiscal de hasta 3 mensualidades al año en el pago de su Centro de Educación Infantil. Para las empresas, este servicio es 100% deducible del Impuesto de Sociedades. Para los empleados, el cheque guardería queda íntegramente exento de IRPF. En Up SPAIN apostamos por el fomento de la conciliación de la vida familiar y laboral, gracias a la implantación de este beneficio social, logrando de esta forma la satisfacción de los empleados.

Existen otros beneficios sociales que ayudan a motivar y fomentar la productividad de los empleados. Si necesitas más información acerca de estos pulsa aquí.

La baja productividad es un estado que existe y se puede dar. Identificar las causas y ofrecer las soluciones específicas para ello son la base de una buena estrategia para mejorar la productividad en la empresa.


Comparte este artículo