Llegan las (temidas) cenas de Navidad… ¿qué no hacer?

Tiempo de cenas de Navidad. Así de claro. Preparados todos para el mes que está a punto de comenzar y las fiestas que en nada llegan. Y en la oficina no iba a ser de otra manera. Vamos a tomar este tema con algo de humor y contar aquí algunos de los consejos para NO llevarse ningún mal rato durante el tiempo que estés con tus compañeros, y recuerde, también con los superiores.

– Elegir asistir solo si hay barra libre: Seguro que la cena te ha salido por ‘un pico’ y que te han puesto croquetas congeladas y jamón de bodega para picar. Pero no caigamos en la tentación de amortizar el precio en bebida. Los resultados pueden ser muy peligrosos.

– Experimentar con el look: Los must de temporada pueden esperar a debutar en ambientes más amigables. Un hurra por los clásicos. Además, cuanto más cómodo se vaya más sencilla será la huida.

– Hablar de temas “sensibles”: es decir aquellos temas de carácter ético-morales que surgen muy fácilmente en torno a chupitos de crema de orujo: renta básica, corrupción, la Infanta, la crisis, la pena de muerte, el debate sobre la energía nuclear, la vida después de la muerte… Siempre es mejor guardarnos nuestras reflexiones para la gente que nos quiere incondicionalmente

– Sentarse enfrente del jefe: Si hay un momento en el que hay que comportarse como un verdadero estratega es a la hora de elegir sitio en la mesa. Objetivos secundarios: evitar al brasas de la oficina y a la compañera que acaba de ser abuela. Misión principal: evitar al jefe en las cercanías, pero sobre todo en el frente a frente

– Hablar de nuestra vida personal: No es el momento de confesar a todos los asistentes la guerra abierta que mantienes con tu cuñado por la herencia de los abuelos, lo mal estudiante que es tu hijo o que las cosas con nuestra media naranja ya no son lo que eran.

Estos son tan solo algunos consejos en clave de humor para que las cenas o comidas de Navidad de la empresa vayan sin sobresaltos. ¿Nos cuentas tus historias?

Fuente: elmundo.es

Foto: marinalpa.com

Puede que también te interese...