Las personas que ríen más son más productivas

Ya lo decía Charles Chaplin, un día sin una buena carcajada es un día perdido.

El estrés en tu lugar de trabajo es tan malo como tú permitas que sea. Mirar el lado divertido de las cosas te ayudará a aligerar la carga. Si afrontas las situaciones de estrés con una sonrisa, conseguirás rebajar tu nivel de ansiedad y, por lo tanto, aumentar tu productividad. Sonreír da una satisfacción emocional que provoca una sensación de relajación y está demostrado que el buen humor inhibe la producción de la hormona del estrés.

beneficios-buen-humor-trabajo-productividad-laboral

Es vital afrontar las jornadas de trabajo con buen humor, una gran sonrisa es un motor más que importante para trabajar más cómodo y mejor. Además, al reír y liberarte del estrés y la ansiedad, estarás impulsando tu creatividad. Y no solo eso, si eres capaz de reírte de ti mismo, perderás el miedo a los juicios que los demás puedan hacer de ti, siendo más libre para pensar de manera divergente y encontrar soluciones innovadoras y creativas.

La risa y el buen humor son contagiosos. Las personas que ríen juntas, crecen juntas. No hay nada mejor para crear un buen ambiente de trabajo que estimular la risa y el buen humor de los integrantes de un equipo. Un ambiente positivo aumenta la motivación y la pasión por el trabajo, dando lugar a unos resultados de mayor calidad.

Un momento de risas entre compañeros es perfecto para estimular la circulación, relajar los músculos  y mejorar la capacidad de concentración.

Además, la comunicación interpersonal es otra de las grandes beneficiadas de una buena sonrisa. Sonríe y tu mensaje tendrá un mayor impacto en tu interlocutor.

¿Quieres que tus trabajadores se sientan más comprometidos con la empresa? Genera un buen ambiente de trabajo en el que la risa y el buen humor formen parte de la cultura corporativa y conseguirás que los miembros de tu equipo tengan una mayor sensación de pertenencia. Una cultura corporativa basada en el humor y la felicidad en el trabajo no solo retiene a los trabajadores talentosos y aumenta su compromiso, sino que también atrae a los mejores. El humor y el buen ambiente laboral son excelentes cartas de presentación para generar un employer branding capaz de atraer al mejor talento.

“La potencia intelectual de un hombre se mide por la dosis de humor que es capaz de utilizar.” Nietzsche


Comparte este artículo