5 maneras de ayudar a tus empleados a ser más proactivos

Sin duda, un empleado proactivo tiene un gran valor para la empresa. Son empleados altamente motivados capaces de resolver problemas con soluciones innovadoras ¿Quién no querría tener empleados así en sus plantillas?

Cuando los trabajadores sienten que se confía en ellos y que se les apoya, no solo mejoran los resultados sino que además aumenta el compromiso y mejora la productividad.

empleados-proactivos

¿Quieres apoyar a tus empleados para que sean más proactivos? He aquí 5 consejos que te ayudarán a conseguirlo:

1. Crea una cultura de confianza. Debes comunicar que la iniciativa y la autonomía son muy valiosas para la empresa. Una buena manera de hacerlo es preguntando a los empleados e invitándoles a que hagan propuestas de mejora y aporten ideas. Implicar a los trabajadores en la toma de decisiones es un gran paso para  que ellos sientan que la empresa confíe en ellos y comiencen a implicarse en un mayor grado.

2. Propón “concursos” a la mejor idea. Plantea un reto a tus empleados ¿Quién aportará la mejor solución? Piensa en un tema que necesite ser resuelto (aumentar ventas, reducir gasto de electricidad, etc.) y, en lugar de intentar encontrar soluciones en una tormenta de ideas a puerta cerrada, abre un buzón de sugerencias para que todos puedan aportar sus propuestas. Selecciona y comunica las cinco mejores e implementa la más destacada. Sin duda, los participantes adquirirán un mayor nivel de compromiso con la empresa al ver que sus opiniones son tomadas en cuenta y esto les hará más proactivos.

3. Favorece los horarios flexibles y el teletrabajo. No a todos les conviene el mismo horario de trabajo y hay gente que resulta más productiva trabajando desde casa. La flexibilidad horaria hará que los trabajadores perciban la confianza que la empresa tiene en ellos y les hará ser más proactivos al sentirse cómodos en un ambiente laboral flexible y que tiene en cuenta sus necesidades.

4. Implementa una política de soluciones. Anima a tus empleados a que solo presenten un problema cuando hayan encontrado una posible solución.

5. Fomenta comportamientos saludables. Los empleados que practican una vida sana son más productivos, comprometidos y proactivos.


Comparte este artículo