Up Spain

El calor, un enemigo a la hora de trabajar

Estamos en una época donde el calor puede resultar un problema para aquellos trabajadores que desarrollan su actividad al aire libre como pueden ser agricultores, pescadores, jardineros y profesionales del sector de la construcción. Este verano se está caracterizando por las olas de calor que se han producido y esto ha hecho que las autoridades tomen cartas en el asunto y alerten sobre los riesgos a los que se exponen este tipo de empleados.

Y no solo hablamos de incomodidad si no de agobio ya que estos trabajos que hemos citado suponen un esfuerzo físico y la alta exposición a las temperaturas elevadas dispara el riesgo de una posible deshidratación. Y es que la temperatura es uno de los factores medioambientales clave que afecta o puede afectar al desempeño laboral, pudiendo provocar un descenso de la productividad. Para rendir plenamente, la temperatura corporal debe ser de 37°, de modo que, si aumenta, el cuerpo reaccionará para eliminar ese exceso de calor. Si una persona se expone al sol durante un periodo prolongado, el aumento de la temperatura puede llegar a causarle graves problemas físicos.

Algunos de los síntomas que se pueden dar si se está expuesto a altas temperaturas:

  • Sed intensa y sequedad en la boca
  • Agotamiento, cansancio y debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Mareos o desmayos
  • Debilidad muscular o calambres
  • Náuseas y vómitos
  • Temperatura superior a 37,5 °C
  • Aumento de los latidos cardiacos

La forma más rápida de bajar la temperatura es descansar en un lugar fresco y sombreado, beber mucha agua fría o bebidas isotónicas. Es muy importante no ingerir bebidas alcohólicas, ya que empeoraría la situación. Si los síntomas persisten o se agravan, se debe acudir de inmediato a un centro asistencial.

Cualquier persona puede sufrir consecuencias graves por una exposición continuada al calor o directamente al sol, pero las personas con enfermedades crónicas (afecciones cardíacas, renales o neurológicas), con tez muy blanca o aquellos con problemas de alcohol o drogas, son los grupos de riesgo que deben tener especial cuidado durante los meses de verano.

Prevención

Para prevenir un golpe de calor es importante evitar:

  • Líquidos con cafeína o con azúcar en exceso
  • Líquidos muy calientes
  • Comidas pesadas
  • Ambientes sofocantes

Fuente: www.rrhhpress.com

Foto: www.optimfred.com

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online