Cómo conseguir trabajadores altamente comprometidos con tu empresa

El engagement es un término del que, sin duda, habrás oído hablar en los últimos tiempos. Pero ¿qué es el engagement? Pues no es nada más, ni nada menos, que el compromiso. Sí, el compromiso que tienen tus clientes con tu marca, el compromiso que adquieres tú con tus empleados o el compromiso que tus trabajadores asumen con tu empresa.

¿Están los trabajadores de tu empresa comprometidos con la causa? ¿Defienden sus colores como si se tratara de su propia empresa?

compromiso-empleados

Se ha demostrado que contar con un equipo de profesionales comprometidos y entusiastas a la hora de desempeñar su trabajo, tiene un altísimo impacto directo en los beneficios de la empresa. Entonces ¿por qué no trabajar en aras de conseguir unos empleados comprometidos?

Un trabajador comprometido no es sólo aquel que está contento en la empresa para la que trabaja; es aquel que habla de manera muy positiva de la organización, que está alineado con sus objetivos y que siempre intentará realizar esfuerzos orientados a contribuir a su éxito.

¿Quién no querría contar con trabajadores así en su equipo? Para conseguirlo, el compromiso debe ser bidireccional y la empresa también debe estar comprometida con sus empleados. Te proponemos algunas medidas para que consigas mantener un equilibrio adecuado de compromiso empleado-empresa-empleado:

1. Establecer políticas de conciliación entre la vida laboral y personal del empleado.

2. Poner a disposición del trabajador los medios necesarios para que desempeñe sus tareas de manera satisfactoria.

3. Fijar una política retributiva competitiva y flexible en función de las necesidades personales.

4. Reconocer sus éxitos, de forma privada o pública.

5. Incentivar la formación y los planes de carrera.

6. Organizar programas de acogida para implicar a los nuevos trabajadores con los valores de la empresa.

7. Diseñar sistemas de beneficios sociales como cheque restaurante, cheques guardería o cheque transporte.

8. Involucrar al trabajador en la misión de la compañía.

 

Cuando un empleado sienta que forma parte de la compañía y lo interiorice, conectará emocionalmente con la empresa desarrollando un fuerte sentido de pertenencia que, sin duda, tendrá un impacto muy positivo en su éxito.


Comparte este artículo