Comunicación interna y compromiso de los empleados

Una estrategia de comunicación interna bien definida y ejecutada es una ventaja a la hora de mejorar la conexión con los empleados, su compromiso y su motivación.

Pero para que esto suceda, la estrategia debe estar alineada con la visión de la empresa y apoyarse sobre un plan. Para ponerla en marcha, te recomendamos que te hagas unas preguntas previas:

- ¿Cuál es el objetivo de tu estrategia de comunicación interna?

- ¿Has detectado los puntos de mejora?

- ¿Cuáles son tus objetivos de comunicación, tus indicadores de desempeño?

- ¿Qué herramientas vas a usar? Chats internos, mails…

comunicacion-interna-compromiso-empleados

En comunicación interna, son muy importantes las herramientas que uses para que esta sea muy fluida. Hoy en día, existen multitud de plataformas que favorecen la comunicación instantánea entre diferentes equipos de trabajo como por ejemplo HipChat. La plataforma Google Drive en la nube también te permitirá agilizar la elaboración y revisión de los documentos por parte de todos los trabajadores implicados en un proyecto, pura agilidad. Utiliza todas las herramientas que puedas para potenciar la comunicación entre los empleados y verás cómo los resultados en cuanto a productividad y compromiso mejoran.

Sé visual. Una imagen vale más que mil palabras (eso dicen) y además es indiscutible que la imagen adecuada atrae la atención inmediatamente. Utiliza contenidos en video e imágenes, el 65% de las personas somos “aprendices visuales” y las imágenes conseguirán que retengamos mejor la información. Para el otro 35%, el poder de la imagen también es indiscutible. Las imágenes bien usadas tienen un impacto muy positivo en la comunicación interna.

Incluye datos. Siempre que vayas a dar feedback a tu equipo, incluye todos los datos que puedas. Nos encantan los datos, las estadísticas, los porcentajes… porque así entendemos mejor la situación y vemos de manera más gráfica la evolución de los diferentes temas. Incluye estadísticas sobre la situación actual y la pasada, tendencias, los objetivos y la manera en que se está evolucionando para conseguir esos objetivos. Cuando los empleados tienen claro un mapa de la situación, de lo que tienen que conseguir, de qué papel juegan dentro de la cadena y del punto en el que están, se comprometen mucho más con el proyecto, saben lo que tienen que hacer y mejora su productividad. La comunicación clara y el feedback son dos armas muy poderosas que juegan a favor del compromiso y la productividad de los empleados.

La comunicación interna debe ser bidireccional, fluyendo también de forma ascendente. Para eso es importante que establezcas canales de comunicación que todos los estratos de tu empresa puedan usar de forma fácil. Es importante que escuches a todos y cada uno de tus trabajadores, nunca sabes dónde puedes encontrar una gran idea ni de quién puede venir.

La comunicación es maravillosa, siempre y cuando esté bien gestionada. Es decir, evita la sobreinformación y envía el mensaje correcto a quien lo necesita. No llenes la bandeja de correo de todo el equipo con informaciones que solo atañen a unos cuantos.

La comunicación interna no es solo una herramienta de información. La comunicación interna debe involucrar, motivar e inspirar.

¿Estás preparado para inspirar a tu equipo?


Comparte este artículo