Base Liquidable. Qué es y cómo calcularla

La base liquidable es, sin duda alguna, un concepto que hay que entender y conocer para saber exactamente cuál será el monto final del pago de determinados impuestos.

Contáctanos!

El cálculo de los diferentes impuestos vinculados a las actividades comerciales requiere tener en cuenta determinados valores que ayudan a ofrecer los resultados necesarios para el cálculo de impuestos.

RELACIONADOS:

Veamos de un modo detallado qué es y en qué consiste la Base liquidable.

Qué es la base liquidable

En primer lugar, no se pude hablar de base liquidable sin tener en cuenta otro concepto: la base imponible.

La Base Imponible es el concepto y valor del denominado hecho imponible. El hecho imponible define la creación de una obligación tributaria. En otras palabras, la base imponible es el montante donde se aplicarán los diferentes porcentajes y gravámenes de los impuestos.

Más detalles en nuestro artículo:

Base Imponible. Qué es y cómo se calcula

Entonces ¿Qué es la Base Liquidable?

Atendiendo a artículo 54 de la Ley General Tributaria se define la Base Liquidable como:

“el resultado de aplicar en la base imponible las reducciones correspondientes a los rendimientos de su trabajo, la reducción por prolongación de la actividad laboral, por movilidad geográfica o por el cuidado de los hijos; se pueden practicar reducciones por edad y por ascendientes”.

En otras palabras, la base liquidable es el resultado de deducir el impuesto de la base imponible.

Es un concepto que no solo existe en las facturas, también aparece en escenarios del cálculo del IRPF.

Reducciones y deducciones

Como ya hemos comentado la base liquidable es el concepto que da como resultado la aplicación de diferentes tipos de reducciones y deducciones a la base imponible.

En el ámbito del cálculo del IRPF es mucho más valorable y cuantificable este término. A continuación, enumeramos una serie de conceptos comunes que entran dentro del apartado de reducciones y deducciones para el cálculo final de la base liquidable:

  • Reducciones por tributación conjunta biparental o monoparental.
  • Aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social constituidos a favor de personas con discapacidad o a patrimonios protegidos de las personas con discapacidad.
  • Cuotas de afiliación y aportaciones a partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores, con el límite máximo de 600 euros anuales.
  • Aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social.
  • Por pensiones compensatorias.

Entre las deducciones más comunes podemos nombrar:

  • Deducción por adquisición de vivienda.
  • Deducción por alquiler de vivienda.
  • Deducción por donativos.
  • Deducción por cuotas colegiales obligatorias.

Cabe la posibilidad de que el resultado de la base liquidable resulte negativo. En estos casos, se podrá compensar con los de las bases liquidables generales positivas que se obtengan en los cuatro años siguientes.

Cómo calcular la Base Liquidable

Una de las primeras cuestiones a tener muy en cuenta a la hora de calcular la base liquidable es tener en cuenta el orden para el cálculo de las reducciones, pues se trata de un proceso de cálculo progresivo.

En el caso de las facturas, su cálculo es muy sencillo, pues es el resultado de deducir el impuesto de la base imponible.

Por ejemplo, en una factura de 100€ cuyo IVA es del 21 % y 15% de retención, la base liquidable sería de:

Base imponible + 0,21*base imponible – 0,15 *base imponible = 100

A efectos de IRPF puede decirse que el cálculo es muy similar pero teniendo en cuenta a aquellos conceptos relacionados con la declaración de la Renta.

En el gravamen de la base liquidable general podemos diferenciar dos tipos:

  • Cuota íntegra estatal. A la base liquidable general se le aplicarán los tipos correspondientes a la escala general del impuesto. Después la base liquidable general correspondiente al mínimo personal y familiar. Finalmente se hará la diferencia de ambos conceptos.
  • Cuota integral autonómica. El mismo procedimiento pero basado en la escala autonómica establecida para el año.

Para más información es conveniente leer el siguiente enlace, sobre Declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

Diferencia con la base imponible

Llegados a este punto ya no debería haber ninguna duda sobre la diferencia entre la base imponible y la base liquidable.

Son dos conceptos muy diferentes, la principal diferencia es que el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas se calcula sobre la base liquidable, y no sobre la base imponible.

Para el cálculo de la base liquidable hace falta conocer la base imponible. En otras palabras:

  • La Base Imponible es todo aquello que ha generado o ingresado la persona física o jurídica.
  • La Base Liquidable es el resultado de la diferencia de esa Base Imponible y las deducciones y reducciones vinculadas a los procesos de cálculo de los impuestos.

El valor de la base liquidable sería aquel donde se aplicaría el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

Base liquidable y base imponible, dos términos muy diferentes pero que están vinculados a la ahora de generar el concepto para el futuro cálculo de impuestos.

Contáctanos!


Comparte este artículo