Balance de situación ¿Qué es y cómo hacerlo en tu empresa?

La buena gestión de una empresa pasa por tener claro en todo momento la realidad económica de la misma. La monitorización de determinados indicadores y el análisis económico de una compañía son tareas indiscutibles para mantener una administración progresiva y positiva de la empresa.

Desarrollar un balance de situación es uno de los conceptos clave, uno de los documentos fundamentales que componen los estados financieros de una empresa.

RELACIONADOS:

Veamos qué es un balance de situación y qué ventajas ofrece para la gestión de una empresa.

Qué es un balance de situación

El balance es más bien una instantánea de la situación financiera de una empresa en un momento determinado.

Es posible definir el balance de situación como el estado financiero de una empresa que incluye el activo, el pasivo, los fondos propios, la deuda total, etc.

La propia estructura de un balance de situación ofrece de una forma ordenada y separada la situación de conceptos tan importantes como el Activo, Pasivo y Patrimonio:

  • Activo. Los activos son aquellos recursos o cosas que la empresa posee. Pueden dividirse en activos corrientes y no corrientes o a largo plazo. Los activos que se espera liquidar o agotar dentro de un año se clasifican como activos circulantes. Los activos que no se espera liquidar o agotar dentro de un año se clasifican como activos no corrientes.

  • Pasivo. Son las deudas u obligaciones de una empresa. Es la cantidad que la empresa debe a sus acreedores. El pasivo puede dividirse en pasivo corriente y pasivo a largo plazo. Los pasivos que se espera liquidar o pagar dentro de un se clasifican como pasivos circulantes. Los pasivos que no se espera liquidar dentro de un año se clasifican como pasivos no corrientes.

  • Patrimonio Neto. Es el capital que posee la empresa en el momento de realizar el balance de situación.

El balance de situación debe de ser lo más equilibrado posible. Así pues, la idea es cumplir con la siguiente fórmula:

Activo= Pasivos + Patrimonio Neto

Dado que resume las finanzas de una empresa, el balance también se denomina a veces estado de situación financiera. Las empresas suelen preparar uno al final de un periodo de información, como un mes, un trimestre o un año.

Cuál es la finalidad de crear un balance de situación en las empresas

El balance de situación es uno de los estados financieros clave para tener claro la contabilidad y finanzas de una empresa.

Ayuda a entender de un modo ordenado la información financiera de la empresa, proporcionando métricas y datos tan importantes como los siguientes:

  • Liquidez. Representa la cantidad de efectivo que posee la empresa en un momento determinado. De este modo, es posible prever si la compañía podrá hacer frente a los próximos pagos.

  • Eficiencia. Es posible, gracias al balance de situación, calcular el ratio de eficiencia. Este da como resultado un porcentaje entre el cociente entre los gastos de operación y los ingresos brutos.

  • Apalancamiento. Término que define el nivel de endeudamiento de la empresa y permite tener presente el riesgo financiero al que se pueda enfrentar.

Por lo tanto, el balance de situación refleja cada transacción desde que comenzó la empresa, revela la salud financiera general del negocio. De un vistazo, se sabrá exactamente cuánto dinero se ha invertido o cuánta deuda se ha acumulado.

balance-situacion-economica-empresa

Cómo hacer un balance de situación

Los balances de situación forman parte de los procesos de cálculo de la contabilidad de una empresa.

Es en el Plan General de la Contabilidad donde se establece la estructura y forma que debe de llevar el Balance de Situación,

Estructura del balance de situación

El contenido y estructura de un balance de situación se debe ajustar a los modelos oficiales establecidos.

En el PGC se definen dos modelos de cuentas que pueden ser utilizados: Abreviado y Normal

Para poder utilizar el Modelo Abreviado, la empresa debe cumplir ciertos requisitos:

  • Activos que no superen los 2.850.000€.
  • Importe neto de negocio no mayor a 5.700.000€.
  • Número medio de trabajadores contratados en el ejercicio no       mayor de 50.

En un balance de situación se debe de apuntar de un modo ordenado, las siguientes columnas:

  • Número de Cuentas.
  • Activos.
  • Patrimonio Neto y Pasivos

Interpretación del balance de situación

El balance de situación nos ofrece una gran información y datos que nos permite desarrollar diferentes interpretaciones muy importantes para la gestión de la empresa. Ente otras, podemos destacar, las siguientes:

  • El activo corriente debe ser mayor que el pasivo corriente, de este modo se sabrá que la empresa no tendrá problemas de liquidez a corto plazo.

  • El patrimonio neto debe ser una parte importante de la estructura financiera de una empresa. Dependiendo de la empresa, debería ser un 35% y un 50%. Teniendo en cuenta la fórmula: Activo= Pasivo + Patrimonio Neto, controlar el patrimonio neto ofrecerá mucho más equilibrio al estado financiero de la empresa.

  • También permite controlar el Fondo de Maniobra. El Fondo de Maniobra permite medir la capacidad que tiene una empresa para continuar con el desarrollo de sus actividades en el corto plazo.

 

Por qué es importante hacerlo en tu empresa

Visto lo anteriormente comentado, realizar el balance de situación es una necesidad real para conocer el estado financiero de la empresa cada cierto periodo de tiempo.

Permite no solo tener una referencia financiera, además ofrece información para poder modificar y mejorar las estrategias de negocio a corto, medio y a largo plazo.

Desarrollar el balance de situación en una tarea indispensable para una óptima gestión de las empresas.

Contáctanos!


Comparte este artículo