5 consejos para cuidar la salud en el trabajo

En la mayoría de los casos, pasamos entre 7 a 10 horas al día en el trabajo. Demasiadas horas que pueden acabar perjudicando nuestra salud si no tenemos cuidado: dolores de cabeza, vista cansada, dolor de espalda, de estómago, fatiga generalizada, etc. Debemos ser conscientes de que es muy necesario que cuidemos nuestro cuerpo y nuestro cerebro a lo largo de la jornada laboral. Pero, ¿cómo hacerlo?

cuidar-salud-en-el-trabajo

He aquí 5 consejos que te ayudarán a cuidar la salud en el trabajo:

1. Beber agua. Beber es muy importante para que el cerebro y el cuerpo rindan al máximo. Sin hidratación, las toxinas no son eliminadas y quedan estancadas. Te aconsejamos que tengas una botella de agua en tu oficina para beber regularmente, preferiblemente fuera de las comidas. También puedes optar por infusiones de plantas.

2. Dormir bien. El sueño proporciona la energía necesaria para afrontar cada nueva jornada laboral. Dormir bien es indispensable para el bienestar físico e intelectual. Si quieres conseguir un sueño reparador, te aconsejamos que sigas estas pautas:

- Ventilar la habitación cada día y mantener una temperatura de entre 18°C y 20°C.

- Dejar la habitación en total oscuridad.

- No tener cerca aparatos electrónicos.

- No practicar ejercicio después de las 18:00.

- Apagar el ordenador a partir de las 21:00. La luminosidad de las pantallas perturba la secreción de melatonina, la hormona del sueño.

- Cenar ligero.

3. Cuidar los ojos. Nuestros ojos soportan las tensiones de nuestro ritmo de trabajo y tenemos que aprender a calmarlos porque el trabajo frente a una pantalla disminuye la frecuencia de parpadeo, provocando sequedad. Los síntomas de la fatiga ocular aparecen al cabo de 4 horas delante de una pantalla.

Te recomendamos que no trabajes frente a una fuente de luz directa como una ventana y que pestañees de forma constante para favorecer la lubricación natural de los ojos. Pero lo más importante es que hagas pausas. Cada 45 minutos, para tu trabajo frente a la pantalla durante 5 minutos.

4. Moverse.  Es necesario moverse todo lo posible porque el trabajo sedentario entraña numerosos problemas y enfermedades: obesidad, riesgo cardiovascular, problemas musculares… Trabajar sentado reduce la esperanza de vida. Los síntomas del sedentarismo son irreversibles, aun practicando deporte. Por eso, es muy necesario que te levantes regularmente para desentumecer el cuerpo.

5. Comer bien. Cuidar la dieta es esencial para tener una buena salud. Muchas veces descuidamos la alimentación por falta de tiempo y por nuestro acelerado ritmo diario. No comas en tu puesto de trabajo frente al ordenador. Respeta la pausa de la comida, sal de la oficina, cambia de aires y, si tienes que comer fuera de casa, escoge un restaurante con una dieta variada y saludable.


Comparte este artículo