Gestiona el talento con la herramienta Business Intelligence

En los últimos años, dentro del escenario y contexto empresarial se han ido añadiendo ciertos conceptos, ideas y nociones: Big Data, transformación digital, sostenibilidad y, entre otras, gestión del talento.

El concepto de gestión del talento está vinculado al área de recurso humanos y se ha establecido como un recurso clave para administrar de manera óptima y eficiente, esta importante área de una compañía.

business-intelligence-rrhh

A la gestión del talento se le ha sumado el término Business Intelligence como el instrumento fundamental para gestionar y administrar el talento de forma profesional.

Relacionados:

Pero vamos a comenzar por el principio, veamos lo que se entiende por gestión del talento.

¿Qué es la Gestión del Talento?

La gestión del talento es una de las principales inquietudes de los directores, gerentes y departamento de recursos humanos. Esto es fundamental siendo un mercado competitivo y globalizado, donde las empresas tienden a diferenciarse debido a su capital humano.

La gestión del talento es el compromiso de una empresa en reclutar, contratar, retener y desarrollar a los empleados más talentosos. También se entiende como un cambio de pensamiento en torno a la contratación, capacitación y fidelización de empleados.

La misión principal del área de recursos humanos es saber gestionar  a los empleados como “recurso” y dar respuesta eficiente a preguntas del tipo: ¿Quién trabaja mejor en determinado puesto? ¿Qué tipo de habilidades se necesitan? O ¿Cómo pueden mejorar los empleados?

La consecución de este objetivo se complementa perfectamente con la gestión del talento, maximizando la eficacia de las tareas de los departamentos de recursos humanos.

Llegados a este punto, podemos confirmar que las empresas actuales se valen de herramientas Business Intelligence para una gestión del talento potente ¿Cómo funciona el Business Intelligence para esta tarea?

Business Intelligence y Gestión del Talento

No hay duda que Business Intelligence y gestión del talento son dos conceptos condenados a entenderse y, de hecho, lo hacen muy bien.

Las herramientas, aplicaciones y tecnología de Business Intelligence están dirigidas a la recopilación, integración, análisis y presentación de datos e informes sobre determinadas áreas de una empresa, en este caso, estarán asociadas al área de Recursos Humanos.

De este modo, la tecnología Business Intelligence favorece la obtención de información clave sobre la fuerza laboral o de trabajo, facilitando una mejor toma de decisiones y procesos optimizados en favor del rendimiento de la empresa.

La idea principal del uso del Business Intelligence en el departamento de Recursos Humanos, es integrar un sistema completamente automatizado capaz de coleccionar y organizar datos tan valiosos como: información personal, las métricas de rendimiento de los empleados, sus logros, habilidades, estado de salud y/o metas personales.

Por lo general el uso de una herramienta Business Intelligence para la gestión del talento, se caracteriza por centrarse en unos puntos claves de estudio:

  • Organización de Talento. En primer lugar, gracias a los datos e información recopilados se obtiene de manera transparente el conjunto de habilidades y la experiencia de los empleados. Facilita la comprensión de la fuerza de trabajo, los roles específicos y cruciales, ayudando a conocer las áreas que puedan sufrir cierto desgaste.

  • Utilización eficaz de recursos. Gracias a las herramientas funcionales Business Intelligence, los profesionales del área de Recursos Humanos identifican fácilmente los requisitos necesarios para un conjunto de habilidades en un departamento en particular. Además puede proponer y sugerir empleados adecuados para ese departamento en función de su perfil.

  • Formación y seguimiento. Otro punto muy útil de gestión es aquel relacionado con la búsqueda de necesidades de formación y aprendizaje en los empleados. También permite desarrollar labores de seguimiento de las ofertas formativas ofrecidas, además de ayudar al empleado a aumentar su motivación.

  • Evaluación del Rendimiento. Una KPI muy valorada es la evaluación del rendimiento del empleado. Se utilizan métricas y medidas cuantificables para una óptima valoración. Conociendo el valor del rendimiento de cada empleado es posible afinar más en los beneficios o bonificaciones para cada uno de ellos. Además de poder guiar al empleado en el caso de que no rinda o cumpla con sus objetivos.

  • Valor del talento vinculado al rendimiento financiero. Se trata de un apartado emparejado con el punto anterior. Las herramientas Business Intelligence mediante cálculos analíticos ayudan a medir el rendimiento del empleado en base a los distintos procedimientos y protocolos tomados por la empresa, y su relación con el rendimiento final financiero.

A través de toda esta información la labor de los recursos humanos se vuelve más real y consciente, siendo sus decisiones más exactas y acertadas.

Por otro lado, la contratación, retención y organización de los empleados con el conjunto de habilidades adecuadas tiene implicaciones estratégicas para las empresas.

Así pues, no solo es un activo clave para el departamento de Recursos Humanos, gracias a los informes analíticos, la gerencia al más alto nivel puede desarrollar estrategias generales para posicionar competitivamente a la empresa.

El Business Intelligence en la gestión del talento, es uno de los factores más importantes y demandados que definen las nuevas estrategias de negocio de las compañías del futuro.

Adelántate al resto y comienza a utilizar la herramienta Business Intelligence, y gestiona el talento dentro de la empresa. Si quieres saber más sobre este tema ponte en contacto con nosotros.

Contáctanos!

 


Comparte este artículo