Up Spain

Porque los mandos intermedios también existen

Siempre solemos hablar de los directivos y de incluso del empleado en general pero pocas veces hacemos mención a los mandos intermedios de las empresas. Estos días hemos conocido un estudio que nos habla de las competencias más deseadas en las personas que ocupan estos puestos.

Podríamos resumir el perfil de este tipo de trabajador como una persona organizada y eficaz, con grandes dotes de comunicación para poder guiar a su equipo pero también con la capacidad de delegar en él cuando sea necesario. Un buen gestor de equipos.

Son cada vez más frecuentes las empresas que realizan evaluaciones periódicas para conocer las necesidades y las competencias de sus directivos, mandos intermedios y empleados. Se trata de buscar el equilibrio entre las competencias de los líderes y las verdaderas necesidades que tienen las compañías y los equipos que en ella funcionan.

Pero cuál es la cualidad que podemos decir es más imprescindible. Realmente contestar a esta pregunta es complicado porque se trata de varias, pero si tuviésemos una sería la comunicación. Un tipo de comunicación clara, ordenada y precisa para ser más correctos. Así nuestro directivo debe manejar a la perfección presentaciones comprensivas, debe exponer argumentos de manera correcta y en los momentos adecuados, tener una buena gestión de reuniones y utilizar herramientas de comunicación.

Pero como es lógico, el líder no está solo. Su equipo es parte esencial del funcionamiento de la empresa. Un buen equipo puede llevar a alguien al éxito como hacer que fracase el proyecto. De ahí que un buen mando intermedio muestre confianza en las capacidades de sus compañeros, les ofrezca feedback y haga con todo ello que su rendimiento mejore. Debe darles autonomía y delegar responsabilidades.

Hemos hablado de comunicación y de liderar un equipo. No podemos olvidarnos de la parte de organizar el trabajo para aprovechar al máximo el tiempo. Se trata de establecer prioridades y objetivos de forma clara y concisa. Y hablando de objetivos. El buen líder debe establecer puntos a cumplir que supongan retos para sus trabajadores pero que sean factibles y realistas.

Fuente: equiposytalento.com

Foto: 274sanievas.blogspot.com

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online