7 tips para darle a tus empleados un feedback efectivo

Dar un feedback efectivo a tus empleados puede ser difícil. Pero los mejores líderes son los que son capaces de ofrecer tanto elogios como críticas constructivas a sus empleados.

Imagen post 7 tips

 

El feedback es fundamental para el crecimiento de la productividad en las empresas y para el desarrollo personal y profesional de sus empleados, permitiéndoles mejorar y detectar fallos y puntos fuertes. Sin embargo, en algunos casos los líderes no dan suficiente feedback, y a la hora de transmitir el mensaje lo realizan de manera incorrecta, centrándose solo en las cuestiones negativas.

Un proceso de feedback permite fortalecer las relaciones de los líderes con sus equipos, ya que implica una interacción basada en una comunicación fluida y respetuosa que busca llegar a acuerdos para incidir de manera positiva en el desarrollo y la mejora continua tanto de la empresa como de sus empleados.

Relacionados

¿Cómo es de importante la comunicación dentro de tu empresa? ¿Cuando proporcionan feedback a un empleado notan un cambio en su trabajo? ¿Sus trabajadores tienen problemas a la hora de comprender las tareas?

Después de observar la importancia del feedback y las mejorías que proporciona tanto a la empresa como a sus empleados,  te ofrecemos 7 consejos sobre cómo dar feedback de una manera correcta que motive a los empleados a mejorar.

¿Cómo dar feedback efectivo?

1. Adopta un tono profesional 

Habrá momentos en que experimente una fuerte respuesta emocional ante un error de un empleado. Es totalmente comprensible sentir rabia y molestia si algunos de los empleados o encargados no cumpliera con los objetivos dados debido a la mala ejecución de la tareas o incluso perjudicara a la convivencia de la empresa. Cuidado con el temperamento, espera hasta que estés lo suficientemente calmado para emitir comentarios más adecuados. No puedes esperar que los empleados estén abiertos a las críticas cuando los ponen a la defensiva culpando o avergonzando. Y asegúrate de criticar en privado, y nunca señalar con el dedo en público.  

2. Céntrate en el problema , no en la persona.

Es uno de los puntos más importantes. El feedback no puede ser un ataque personal para remarcar los errores y desmotivarlo. Se trata de abordar con el empleado los comportamientos que afectan al desempeño laboral, ya que no se trata de lo que la persona es, si no de lo que la persona hace. Además, es aconsejable acompañar con casos reales y argumentados.

3. Menciona lo positivo primero.

Es importante resaltar tanto al principio como al final del feedback los aspectos positivos que el empleado realiza. Ya que obviamos aquello que hace bien y solo nos enfocamos en los aspectos a mejorar, provocando así, que el empleado se centre solo en aquello que debe mejorar y deje de lado fortalezas que ya tenía nominadas, pero no consolidadas. Lo que deseas es que el empleado mejore en aquello que no domina, pero manteniendo sus fortalezas actuales. De esta forma deberás planear muy bien el orden de lo que deseas comunicarle. Lo más aconsejable es comenzar despuntando los aciertos, las buenas decisiones que ha tomado, las ideas oportunas que ha tenido y felicitarle por su esfuerzo y dedicación. Tras este repaso positivo que le hará permanecer comprometido e involucrado en la empresa, se deberá repasar con el empleado las debilidades que está teniendo con el fin de transformarlas en una oportunidad de mejora para el empleado y para la empresa, convirtiéndose en un Win to Win.

4. Priorizar la transparencia y la comunicación constante

Tener metas específicas y expectativas claras hace que tus empleados tengan éxito. Es de gran importancia consultar con los empleados con frecuencia para asegurarse de que todos sepan cuál es su posición respecto a los objetivos de la empresa. La transparencia y la comunicación también son importantes a nivel de equipo, ya que ayuda a mantener una comunicación abierta en todo el equipo de trabajo, creando y manteniendo una cultura colaborativa.

Dar retroalimentación y administrar personas es una tarea continua. Capacitar a los empleados para resolver problemas y mejorarlos crea una cultura de crecimiento e innovación dentro de la empresa.

5. Se específico y no generalices

Cuanto más detalle puedas proporcionar, más sentido tendrá el mensaje. Es recomendable hacer referencia a comportamientos específicos en lugar de supuestos e imprecisiones. Las generalizaciones suelen dar lugar a interpretaciones personales y malentendidos, que se deben evitar en la medida de lo posible. Se recomienda usar verbos y evitar los adjetivos para que el feedback suene lo más constructivo posible.

6. Escucha lo que la otra persona tenga que decir

Se atento y comprensivo. Comienza preguntando a los empleados sobre sus funciones, píde que describan lo que creen que están haciendo bien y qué aspectos pueden mejorar para lograr un mejor desempeño de su puesto de trabajo.

Deja en todo momento claro al empleado que su intención es ser su aliado en la búsqueda de alternativas que incrementen su potencial. Por ello, no debe imponer de manera inflexible una serie de tareas con las que el empleado puede no estar de acuerdo. Recuérdale sus expectativas y pídele que se comprometa a definir una serie de acciones de mejora.

7. Busca el lugar y momento adecuado

Para mantener una buena conversación es esencial encontrar un espacio silencioso y tranquilo donde la persona que recibe el feedback esté concentrada. De esta forma la otra persona estará más receptiva y las críticas negativas se las tomará de mejor forma. Además, otro factor que hay que tener en cuenta es que si le comentas el feedback en la oficina, delante de todo el mundo, el empleado lo va a concebir como un ataque y se va a avergonzar, reaccionando de forma errónea y combativa.

Evita dar feedback a alguien en un momento difícil, ya sea por un problema familiar o si se enfrenta a una fecha de entrega importante. Pospón las veces que haga falta hasta lograr que el ambiente sea el apropiado.

Estos son algunos de los consejos que te ayudarán a la hora de dar feedback a tus empleados. Nunca dejes de lado la retroalimentación, ya que este te ayudará a motivar a tus empleados y mejorar la comunicación interna de tu empresa.

Si necesitas más información acerca del buen uso del feedback no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Contáctanos!


Comparte este artículo