Cómo potenciar la productividad en el trabajo

 

Si sientes que tu rendimiento está por debajo de lo esperado debes hacer algo para cambiar la situación. ¿Sabes dónde está el problema? ¿Te organizas bien? ¿Descansas lo suficiente? Te damos 5 consejos con los que poder incrementar productividad laboral.

  • Descansa, tómate un respiro

Trabajar sin parar durante muchas horas no es recomendable en ningún empleo. No solo el cuerpo necesita tregua, también la mente. Una parada para charlar con compañeros, estirar las piernas y tomar un café siempre reactiva la productividad.

Así mismo, mucho tiempo de descanso no es bueno. Hay que saber medir el número y duración de pausas diarias para que nuestra planificación no se vea adult-chill-computer-450271cortada.

  • Organización por encima de todo
Dedica tiempo y esfuerzo a la planificación. Ya te organices por semanas o por días, priorizar objetivos es una buena manera mejorar tu productividad laboral.

Empieza primero a trabajar en tareas más problemáticas o de menos agrado. A primera hora de la jornada estamos más concentrados, menos cansados y nuestro rendimiento es mayor.

Una vez acabados estos trabajos menos apetecibles únicamente te quedarán tareas agradables, de esta manera afrontarás el resto del día de una forma más animada.

  • Divide y vencerás

Si fraccionas un gran proyecto en pequeñas tareas mejorarás tu productividad al focalizar el trabajo en hitos concretos, y no un único objetivo final.

De este modo te sentirás menos presionado e incrementará tu motivación al ver la progresión semanal de las tareas divididas.

  • Delega, no siempre puedes hacerlo tú todo

Si trabajas en equipo y puedes confiar tareas al resto de tus compañeros, hazlo. Puede ser desde atender a un cliente hasta una tarea simple. Si va a repercutir en tu jornada y a perjudicar plazos y entregas, es mejor dejárselo a alguien que esté menos ocupado en ese momento.

  • Aprovéchate de las tecnologías

Hoy en día existen multitud de herramientas digitales que nos ayudan a organizar nuestro día a día. Hablamos por ejemplo de aplicaciones que sirven de agenda en las que puedes configurar avisos de reuniones, recordatorios, tareas conjuntas con el resto del equipo, plazos de vencimiento, etc.

El buen uso de las nuevas tecnologías aplicadas al trabajo es sinónimo de efectividad.

Y tú, ¿qué otros métodos para mejorar la productividad conoces?


Comparte este artículo