9 Técnicas para estimular la creatividad

Tradicionalmente asociada al mundo del arte, la creatividad es necesaria en cualquier entorno de la vida. Ser creativo es saber gestionar los propios recursos para encontrar soluciones en las distintas pruebas a las que te enfrentas a diario.

 

Cómo desarrollar la creatividad

Aunque parezca un hecho caprichoso y arbitrario, la creatividad no suele darse por arte de magia: hay que entrenarla. Es más, incluso una persona creativa puede sentirse bloqueada tras un tiempo sin utilizarla.

Tal vez no lo creas, pero todos tenemos la capacidad de ser creativos. Aferrarse a la idea de que no lo eres terminará por convencerte de que es así. Elimina tus propias barreras y pon en práctica las siguientes ideas y técnicas para estimularla.

Haz listas

Las listas nos ayudan a extraer las ideas de nuestra cabeza y poder visualizarlas de tal manera que nos resulte más fácil organizar la información. Gracias a ellas los conceptos abstractos pasan a ser tangibles, logrando identificarlos y nombrarlos.

Además de la tradicional lista lineal abierta que permite añadir ideas según van surgiendo, existen otros tres tipos de listas:

  • Los cuadrantes (para tener una visión desde cuatro perspectivas –emoción, intelecto, físico y espiritual)
  • Los mapas (para desmenuzar una idea en conceptos más pequeños) 
  •  Diagrama de Venn (para visualizar la relación entre conceptos).

Arriésgate

Recordando el celebérrimo pensamiento de Albert Einstein, si quieres resultados distintos haz cosas distintas.

El miedo a los errores corta las alas a la creatividad y nos impide salir de la zona de confort. Las personas creativas saben gestionar el fracaso y crean oportunidades de aprendizaje a partir de esos errores.

Si no te arriesgas probablemente tu esfuerzo sea en vano, ya que aún trabajando en ello no obtendrás los resultados deseados. Creatividad y rutina suelen ser antónimos. Intenta trasladar esta idea a otros ámbitos de tu vida, por ejemplo cuando estés preparando la cena o lavándote los dientes.

Practica el brainstorming

La también llamada tormenta de ideas es una de las herramientas más eficaces para comenzar un proyecto.

Consiste en dejar salir las ideas tal cual brotan de la mente sin ningún tipo de filtro. Tras descartar las primeras, verás cómo van tomando forma hasta dar con aquello que estás buscando.

Di adiós a las distracciones

Ahorrar tiempo, asumir más responsabilidades y aumentar la productividad son algunas de las ventajas de la multitarea en el entorno laboral. Sin embargo, su eficacia disminuye cuando hablamos de creatividad.

Realizar tareas aparentemente automáticas o las omnipresentes redes sociales son algunas de las distracciones que impiden que la inspiración haga su trabajo. De hecho, hay quienes aseguran que estar aburrido favorece el pensamiento creativo.

Desconecta

El frenético ritmo de trabajo y el estrés al que estamos sometidos no son factores amigos de la creatividad. El síndrome de la hoja en blanco y el bloqueo mental hacen acto de presencia en los momentos más inoportunos.

Pasear, cambiar de tarea, charlar con un compañero, escuchar música o mirar por la ventana son algunas de las opciones para darle un descanso al cerebro. Una mente relajada divaga libremente y puede dar con la solución perfecta en cualquier momento. Por si acaso, ten siempre a mano algo donde anotar.

¿Sabías que existe un estrecho vínculo entre la creatividad y el sentido del humor? Esta cualidad contribuye a crear un ambiente más relajado, ideal para el nacimiento de nuevas ideas.  

Observa

Párate y observa tu entorno como una gran fuente de información. A veces pasamos por alto muchos detalles que pueden llegar a convertirse en el hilo del que tirar. Utiliza tus sentidos, abre tu mente y mantén una activa positiva. No rechaces ninguna posibilidad hasta no haber evaluado todas tus opciones.

Tómate tu tiempo, la creatividad no entiende de horarios ni rutinas. Aparca el reloj y no tengas prisa.

Cambia la perspectiva

El pensamiento lateral es una técnica que fomenta la resolución de problemas desde un punto de vista imaginativo, es decir, poniéndote en el lugar de un animal, un extraterrestre o un niño. Recuperar la infancia es una técnica muy recurrente que te ayuda a volver a disfrutar y discurrir con  la pensamiento creatividadilusión de antaño.

Romper el patrón establecido por el pensamiento lógico te ayudará a percibir de otra forma el problema, además de una visión más innovadora. Imagina y sueña, en definitiva, intenta ir siempre más allá de lo evidente.

Por su parte, el pensamiento divergente es más abierto y libre y puede facilitar el flujo de ideas. El uso de metáforas para expresar ideas conocidas de forma original es un recurso muy eficaz.

Las personas creativas tienen una naturaleza curiosa e inquieta. Siempre van más allá de lo meramente superficial, planteándose preguntas y buscando sus respuestas.

Pon en práctica la técnica de los cuatro pasos

Siguiendo un proceso de 4 sencillos pasos, verás cómo aumenta la cantidad y la calidad de tus ideas. ¿Cuáles son estos pasos? Recopila ideas ajenas a tu sector, déjalas reposar, realiza una actividad de alta intensidad para facilitar la función ejecutiva del cerebro y, por último, déjalo descansar.  La inspiración suele aflorar en esos momentos en los que el cerebro está más relajado.

Estimula la creatividad desde el estómago

Sí, efectivamente, la alimentación puede ser un factor favorable a la hora de aumentar tu creatividad así que tenlo en cuenta a la hora de comer.

El té, el chocolate, las almendras, la avena, los alimentos integrales y las moras contienen distintas propiedades que agilizan el funcionamiento del cerebro, combaten la fatiga intelectual y crean nuevas conexiones neuronales, favoreciendo así el proceso creativo.

¿A qué esperas?

Según la psicóloga estadounidense Diane F. Halpern en su obra Thought and knowledge:  an introduction to critical thinking (1984), la creatividad puede entenderse como “la habilidad de formar nuevas combinaciones de ideas para llenar una necesidad”.

En un mundo en el que estamos expuestos a tanta información y estímulos, es evidente que la creatividad es una cualidad casi imprescindible para destacar y lograr el éxito profesional. Si bien hay profesiones más vinculadas al diseño, la publicidad o el arte, en realidad en deseable en cualquier puesto de trabajo.


Comparte este artículo