¿Sabes cuál es la afición que triunfa contra el estrés?

Aunque no las hayas practicado jamás en la vida, es evidente que las técnicas de relajación son útiles para combatir el estrés, en especial el laboral. Sin embargo, hay vida más allá del yoga, la respiración y la meditación.

¿Sabías que diversos estudios avalan el impacto positivo de las plantas en la salud mental de las personas? Uno de ellos, impulsado por la Royal Horticultural Society (RHS) en colaboración con las universidades de Sheffield, Westminster y Virginia, señaló que estar cerca de plantas puede reducir los niveles de estrés tanto como ocho sesiones semanales de mindfulness. De igual forma, los niveles de estrés percibido disminuyeron un 6% y el 40% se sentía más relajado. Y es que descubrir el maravilloso mundo de la jardinería, aunque sea a pequeña escala, conlleva muchos ejercicios.

 

¿Qué (más) pueden hacer las plantas por ti?

Tanto la presencia de plantas y flores como cuidar de ellas, nos entretiene, nos obliga a tener en mente sus cuidados y nos ayuda a reconectar con la naturaleza, recuerdan desde la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX). Día a día se pueden adoptar ciertas rutinas sencillas que ayuden a rebajar los niveles de estrés. Una de ellas es dedicar parte del tiempo a cuidar de las plantas, bien sea en exterior, interior o en la propia oficina.

Las plantas tienen propiedades purificadoras, favorecen un ambiente más saludable, mejoran el ánimo y reducen el estrés, lo que las convierten en candidatas perfectas para hacernos compañía en nuestra jornada laboral.

.En la búsqueda de aumentar la satisfacción y la productividad de los empleados, a través de un estudio realizado en Reino Unido y Paises Bajos, se ha demostrado que las plantas en la oficina elevan la concentración de las personas.  La concentración y capacidad cognitiva puede aumentar en un rango del 10 o 15% en aquellas oficinas o espacios de trabajo donde se han incluido plantas.  Más allá de mero elemento de decoración, las planta conllevan una implicación mayor, tanto física, cognitiva como emocional, con el trabajo.

Cuidar las plantas, todo ventajas

Asumir esa pequeña responsabilidad trae consigo una serie de ventajas, tanto para combatir el estrés como para mejorar nuestra calidad de vida y bienestar en otros aspectos.

  • Observar y esperar. La capacidad de observación y la paciencia son dos aspectos clave para mantener a raya la ansiedad. Cuando te haces cargo del mantenimiento de una planta, tienes la responsabilidad de cuidarlay propiciarle todo aquello que vaya necesitando.
  • Autoestima. Una vez comprueben como, gracias a sus cuidados, la planta comienza a crecer, se sentirán muy orgullosos y mucho más positivos. Estos niveles de optimismo evitan el estrés y la ansiedad.
  • Sentirse a gusto en el espacio de trabajo repercute en la predisposición positiva o negativaque se tiene a la hora de trabajar. Un estudio de un equipo de investigadores de la Universidad de Hyogo en Awaji (Japón) demostró que mirar una planta desde el puesto de trabajo beneficia el sosiego. Los efectos calmantes calculados durante el estudio mostraron que la ansiedad disminuyó significativamente desde antes hasta después de la intervención. Por ello, los investigadores han asegurado que colocar plantas pequeñas a la vista ayuda a reducir el estrés psicológico.
  • Cuentan con propiedades calmantes. Existen ciertas plantas con propiedades medicinales calmantes que no pueden faltar en tu despensa como la valeriana o la tila.
  • Desconexión. El rato dedicado a regar, podar, quitar las hojas secas o trasplantarlas, es un periodo de tiempo en el únicamente concentras tu atención en eso, permitiéndote olvidar durante unos minutos los problemas que tienes en mente. Son perfectas para evadirte y relajarte. De hecho, hay quienes asocian laafición de la jardinería con un modelo de meditación activa.

 

Algunas de las plantas más resistentes y fáciles de cuidar

  • Una planta de interior tan clásica como resistente. Para que mantenga todo su follaje en condiciones, necesita exposiciones muy luminosas, pero sin sol directo..
  • Tronco de Brasil. Es perfecto para cualquier rincón con luz natural pero sin sol directo ya que pueda quemar sus hojas. Su crecimiento vertical la hace perfecta para oficinas no muy grandes.
  • Monstera deliciosa. Esta planta conocida popularmente también conocida como Costilla de Adán se puede colocar en cualquier rincón de la oficina luminoso. Puede llegar a crecer bastante.
  • Kentia. Entre las palmeras que crecen muy bien en interior, la más típica suele ser la Howea Forsteriana. Esta palmera aguanta muy bien los ambientes secos de las oficinas y necesita bastante amplitud.
  • Suculentas. Son unas auténticas supervivientes, incluso en espacios con poca luz. Si lo tuyo no son las plantas, sin duda alguna que una variedad de suculenta es la idónea para ti.
  • Violeta africana. Es una planta pequeña perfecta para colocar en el escritorio y dar un toque de color a la oficina.

post blog bienestar

 


Comparte este artículo