Up Spain

¿Quieres ser más productiv@? ¡Practica el singletasking!

“Concentra todos tus pensamientos en lo que estás haciendo. Los rayos del sol no producen fuego si no los concentras en un foco”. Esta frase de Alexander Graham Bell ilustra a la perfección el gran problema de la multitarea. El inventor del teléfono explicaba así lo que el refranero español refleja de una manera muy clara, aunque quizá menos poética: “El que mucho abarca, poco aprieta”. Entonces, ¿por qué nos empeñamos en realizar varias tareas a la vez si concentrando nuestro foco en una somos más productivos?

Singletasking

La llegada de Internet, los emails y los smartphones trajo consigo la era del multitasking o, lo que es lo mismo, estar atendiendo una llamada por teléfono mientras envías un e-mail y redactas un informe. Hubo una época en la que ése era el tipo de trabajador productivo, el que era capaz de hacer diez cosas a la vez pero, ¿estaban bien hechas? He aquí los puntos débiles de la multitarea:

1. Es menos eficiente ya que comienzas varias tareas a la vez y continuamente.

2. Lidiar con muchas cosas a la vez no es fácil, provoca estrés y éste puede inducirnos a cometer errores. La probabilidad de cometer fallos es mucho mayor cuando se realizan varios trabajos a la vez.

3. El multitasking es caótico, esa sensación de desorden puede acabar provocándonos pánico y restando nuestra productividad.

¿Por qué deberías practicar el singletasking?

Realizar una sola tarea conlleva un gran número de ventajas:

1. Tus tareas estarán más focalizadas.

2. Serás más eficiente.

3. Tu trabajo será de mayor calidad.

4. Reducirás tu nivel de estrés.

5. Aumentarás tu productividad.

Suena muy bien pero, ¿somos capaces de hacerlo? Siempre encontramos una buena excusa para hacer veinte cosas a la vez. Parece fácil pero, en realidad, llevar a cabo una sola tarea única y exclusivamente conlleva concentración y práctica. Elimina de tu alrededor todo aquello que pueda distraerte, organiza bien tu agenda diaria y no pases a la siguiente tarea hasta no haber completado la que tienes entre manos. Chequear el e-mail puede parecer un gesto insignificante pero, sin embargo, es uno de los grandes enemigos del singletasking ya que nos distrae de la tarea actual y las probabilidades de saltar a otra tarea son muy altas.

Practica el singletasking para aumentar tu productividad y mejorar tu calidad de vida. No te limites a practicarlo sólo en el trabajo. Si haces deporte, haz deporte; si estás con tu familia, concéntrate en ellos y si paras a comer, come, sal de la oficina y disfruta de esa pausa, ¡no te quedes delante de la pantalla de tu ordenador!

Puede que también te interese...

Empresas

Pedidos online