¿Quieres promocionar en tu trabajo?

Si la respuesta es sí, enhorabuena, todo es posible, pero no es fácil, como todo lo que merece la pena. Un ascenso en el trabajo conlleva mayor seguridad en la empresa, más oportunidades de futuro y por lógica, un sueldo más elevado, pero también el nuevo puesto tendrá más responsabilidades. Amy Rees Anderson una de las colaboradoras de la publicación Forbes, habla de cinco aspectos necesarios para conseguir esa promoción.


-El trabajo que se esta realizando ahora es el trampolín ya que los jefes buscaran y decidirán en base a cómo se es en las tareas que se desempeñe en la actualidad. De ahí que es aconsejable hacer lo que se haga de manera impecable y cuidar los pequeños detalles que marcarán la diferencia.

- Los superiores deben conocer los objetivos profesionales que tenemos porque quizá no sepan que tú eres un posible candidato a esa promoción. Habrá que repetirlo varias veces pero con cuidado de no parecer demasiado ansioso.

-Quizá tras el proceso de promoción sea otra persona quien lo consiga. Debes interesarte por los motivos que te han dejado a las puertas porque pueden ser motivo de mejora. Si te dan la información debes ponerla en práctica.

-El positivismo se valora mucho. Ser así e inspirarlo en los demás hace que se genere buen rollo y llama la atención. Actuar como un buen líder hará que tus superiores vean que estás capacitado para serlo realmente.

-Mostrarse como una persona en quien se puede confiar hace que se piense en uno como candidato perfecto ya que has dejado claro que no compartirás la información que se comparte contigo. No están de más los esfuerzos adicionales para aprender todo lo que se pueda sobre nuestro departamento y el resto.

Tras el verano y con el comienzo del nuevo curso, quizá este puede ser uno de los objetivos que marcarse.

 

Fuente: www.equiposytalento.com

Foto: www.revistasomos.cl


Comparte este artículo